remedios caseros

Usa cinta adhesiva para remover los callos

Los callos son capas de piel engrosadas que se forman por la constante fricción en esa zona con otras superficies. Cuando aparecen en los pies muchas son las mujeres que emprenden una batalla para remover los callos en los pies que es tan poco estética, en especial si quieren usar calzado abierto.

soluciones para remover los callos naturalmente

De allí que hayan aparecido un amplio abanico de opciones para remover los callos, muchos de los cuales se pueden hacer desde la comodidad del hogar.

Aunque esta condición en nada afecta la salud de quien la tiene, nunca está de más recibir un tratamiento apropiado para eliminarlos, puesto que los callos pueden derivar en complicaciones a la larga, sobre todo en las personas diabéticas o con alguna otra dolencia que les hace propenso a sufrir infecciones o ulceras.

No dejes de leer:
Remedios caseros para los callos

Remover los callos usando cinta adhesiva

Uno de los remedios caseros más comunes de estos tratamientos implica cinta adhesiva y algo de pan, con ello lograrás remover las callosidades de cualquier zona:

Lo único que debes hacer es sumergir una rodaja de pan viejo en un recipiente con vinagre de manzana, para luego envolver la rodaba en el pie en el que desea remover los callos con cinta adhesiva. A continuación te vendas con papel film y se coloca una media de algodón. Para la mañana siguiente ya el callo debería haber desaparecido.

Cómo prevenir los callos

cómo remover los callos de manera natural

Si bien es cierto que hay muchos tratamientos diferentes para poder tratar y eliminar los callos, la verdad es que muchas mujeres estarán de acuerdo que ellas preferirían no tener que someterse a los mismos.

Es por ello que la prevención resulta a veces una alternativa más atractiva que solo remover los callos. De tal manera que a continuación te presentaremos una serie de consejos con los cuales podrás evitar que tus pies se llenen de callosidades:

No dejes de leer:
Cómo eliminar los callos de forma efectiva

Remoja tus pies

Cada dos o tres días deberías colocar tus pies en remojo en un recipiente con agua caliente y sal, esto ayudará a que las zonas endurecidas de la piel se ablanden. Una vez hecho esto, utiliza una piedra pómez para quitar la piel sobrante, enfóquese en los talones y las plantas de los pies.

Mantén tus pies hidratados

Aplica cremas hidratantes en los pies. Debido a que las plantas de los pies cuentan con pocas glándulas sebáceas, la piel puede resecarse con facilidad. De tal manera que es recomendable, luego de lavarlos, hidratarlos con una crema o loción corporal. Eso sí, busca marcas que tengan ingredientes como el aceite de hierbabuena.

No uses calzados que aprieten

La mejor forma de evitar sufrir de callos es evitando que los pies se vean sometidos a mucho estrés. Para ello, aunque a más de una le cueste un poco, deberás considerar usar zapatos más cómodos, evitando en lo particular aquellos con puntas demasiado finas o tacones muy altos.

De igual forma trata de usar medias lisas, sin que tengan rugosidades o costuras finas. Y cada noche no olvides masajear los pies antes de ir a dormir.

Si ninguno de estos tratamientos para remover los callos no tiene el efecto deseado no dudes en consultar en un especialista en la materia.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida