Salud Yoga

Yoga en casa, 4 posturas que debes probar hoy mismo

Realizar yoga en casa puede tener muchos beneficios para quien lo practica, ademas de ser una actividad que se puede realizar en un lugar pequeño, también se puede practicar a cualquier hora del día, con lo cual hacerlo en el hogar tiene muchas más ventajas para no dejar ni un sólo día la práctica del yoga.

Mujer practicando yoga en casa durante la mañana

¿Por qué deberías practicar yoga en casa cuando hay una gran cantidad de centros e instructores con todo el conocimiento y listos para guiarte ? La ventaja de una práctica en casa es que siempre lo tendrás disponible para cuando lo necesites. Sin horario , sin que te rechacen porque llegar con 15 minutos de retraso, además evitas el estrés de las prisas por llegar allí. Eso en sí mismo es una razón suficiente para considerar en practicar en casa esta disciplina.

Para realizar yoga en casa se deben tener en cuenta algunas recomendaciones importantes como concentración total, no distraerte con tareas pendientes; tiempo exclusivo, por lo menos 20 minutos durante tres días a la semana; tener mucha constancia, escoger un rincón agradable donde nadie moleste y puedes utilizar velas para un ambiente que propicie mayor relajación.

 Cómo practicar yoga en casa

Entre las posturas a realizar en casa durante la práctica de yoga destacan las siguientes, muy sencillas y de fácil ejecución, aunque puedes añadir la que tu consideres de mayor o menos dificultad, según sea tu condición física y experiencia.

No dejes de leer:
12 Beneficios del Limón

1- Posición del perro

Una joven mujer practicando la posición de yoga conocida como "el perro"

Perro boca abajo otorga flexibilidad. Colócate en cuatro patas y ve estirando los brazos hacia adelante, poco a poco, levantando las caderas hacia arriba, estira las piernas lo más que puedas. Respira cinco veces. Si sientes mucho peso o molestia en las muñecas, dobla ligeramente las piernas levantando los glúteos. Con la práctica irás estirando las piernas al máximo.

2- El puente

chica joven practicando yoga en su casa a la mañana

El puente también te ayuda a fomentar flexibilidad en el cuerpo. Acuéstate en forma recta, mirando hacia arriba. En este punto puedes realizar un ejercicio de respiración inspirando durante cinco segundos, aguantando diez segundos y expirando en diez segundos.

Repite varias veces. Luego eleva las caderas todo lo que puedas apoyándote en los hombros y brazos bien estirados, debajo del cuerpo y con las manos entrelazadas. Mantén fijo desde el hombro hasta el codo mientras realizas un nuevo ciclo de respiración o aguantas diez segundos. Descansas y repites.

 3- Upavishtha Konasana o estiramiento

Una joven muchacha haciendo un estiramiento del yoga llamado Upavishtha Konasana

Flexión sentada hacia adelante, esta posición puede costar un poco al principio; pero con práctica te saldrá perfecta en poco tiempo. Siéntate con la espalda recta y las piernas juntas y estiradas. Realiza un poco de respiración. Luego abre las piernas unos 90° o hasta donde puedas, de manera que queden completamente en contacto con tu colchoneta.

No dejes de leer:
Las 7 fuentes principales de proteína basadas en vegetales.

La espalda debes mantenerla estirada y lo más recta posible, hasta llevar las palmas de la mano frente a ti y entre el espacio libre dejado por las piernas de modo que toquen el suelo, estírate hasta no poder y realiza un ciclo de respiración de inhalación, aguante y exhalación.

 4- La cobra

Mujer morena practicando la pose "la cobra" en su casa

La Cobra elimina tensión en la parte baja de la espalda y equilibra el flujo de energía sexual con la energía umbilical. Acuéstate boca abajo con las piernas estiradas, colocando las palmas de la mano hacia abajo, tocando el suelo y a la altura de los hombros, ve levantando la parte superior del cuerpo, empujando con los brazos y echando la cabeza y espalda hacia atrás. Aguanta unos segundos y repite.

Recuerda al finalizar cada sesión debes culminar con una posición de descanso.