Psicología Relaciones de pareja

7 señales inequívocas de que estás en una relación forzada

Una “relación forzada” es cuando dos personas simplemente están cansadas la una de la otra, pero aún así no quieren romper la relación, esto podría deberse a diversas razones. Esta es una relación que generalmente se arrastra por largo tiempo y comienza a proyectar mucha energía negativa.

pareja con problemas de comunicación

Cómo entender que vives una relación forzada y no te das cuenta

Cualquier relación feliz y fuerte puede terminar siendo una relación forzada si se cumplen todos los factores desencadenantes. Ahora vamos a mencionar los signos que pueden advertirte si estás cayendo lentamente en una relación forzada. Vamos a empezar.

1. No piensan en un futuro juntos

Cuando hablas en serio con alguien, tiendes a dar todos los pasos positivos hacia un futuro brillante y feliz juntos. Tiendes a hacer planes y establecer metas para el futuro con el fin de lograr el futuro que deseas con tu pareja. Pero cuando alguien está en una relación forzada, realmente no piensan en un futuro con su pareja, por lo que simplemente no planean ni se preocupan por ello. En sus mentes, la verdadera felicidad es cuando están solos.

2. Las mentiras son normales en estas relaciones

Las mentiras no se pueden justificar ni se deben permitir en una relación, simplemente no puedes hacerlo con alguien que amas porque es una forma de traicionar su confianza. Pero cuando las personas están en una relación forzada, ya no se siente mal mentir. Esto se debe a que en realidad no te preocupa que descubran la verdad más tarde porque realmente no temes a una ruptura y estás mucho más allá de ese punto.

También puedes leer:  10 señales de que la culpa no te deja ser feliz

3. Cuando imaginas una ruptura, no parece tan difícil

Las rupturas son difíciles para las personas que por diversas razones no pueden seguir juntas pero que tienen mucha estima y cosas en común. Pero en el momento en que una ruptura parece fácil, es probable que sea una relación muy dañada ya. Cuando estás en una relación forzada, la idea de separarte realmente no te da tanta angustia. Esto sucede cuando dos personas están tan hartas de sí mismas, que prefieren enfrentar las penas temporales de separarse en lugar de crear una tristeza permanente estando juntos.

4. Las peleas son constantes y no hay respeto

Cuando dos personas se preocupan el uno por el otro, son muy cuidadosas con sus palabras y acciones porque no quieren herirse entre sí. Pero cuando dos personas están en una relación forzada, tienden a elegir las peleas más extrañas casi a diario. Las peleas se vuelven parte de la relación, porque incluso eso es lo que más tienen en común: las ganas de discutir sin importar llegar a ningún acuerdo. Casi a diario se pueden dar discusiones sobre la más insignificante de las cosas.

5. Pueden pasar tiempo sin verse sin ningún problema

Esto sucede en las relaciones forzadas, las personas quieren pasar el mayor tiempo posible alejados, aunque no del todo, claro está. Solo quieren evitar cualquier negatividad y quieren estar en paz por un tiempo. Para las personas que están realmente enamoradas, pasar tiempo alejados puede convertirse en un desafío, pero lo mismo no se aplica a las personas en relaciones forzadas. El nivel de interés también comienza a disminuir, lo que lleva a la falta de esfuerzo por parte de las personas involucradas, y terminan pasando menos tiempo juntas, y curiosamente, se sienten mejor solos que en compañía de su pareja.

También puedes leer:  9 maneras en que los terapeutas pueden decir si tu relación no funciona

6. Te encuentras pensando en otras personas

Cuando una persona está descontenta con la pareja que tiene, comienza a buscar otras fuentes de amor y felicidad, por lo que comienza a pensar en otras personas más que en su pareja. En la mayoría de las infidelidades es la falta de amor y de compromiso lo que ha llevado a la persona a ser infiel, y no el hecho de ser algo fortuito que sucede sin previo aviso, ya que la persona que comete la infidelidad de antemano ya está preparada para ser infiel o tiene serias dudas sobre su relación, como para poder estar atento a otras personas y “aventuras casuales”.

7. Ya no hablas de tus sentimientos

Cuando estás en una relación forzada, evitarías hablar de tus sentimientos cada vez más. La idea de “hablar” o “hablar desde el corazón” en realidad te asustará porque sabes que no serás escuchado y tus emociones serán ignoradas.

Esto también lleva a otra brecha, una brecha de incomunicación. Siempre es recomendado mantener un nivel de comunicación muy abierto, es vital para la salud y el bienestar de cada relación, pero esto se pierde en una relación forzada y es por eso que las relaciones forzadas son las más débiles de todas.