Alergia al sol y sus consecuencias sobre el cuerpo

Cuando hablamos de “alergia al sol” hacemos mención de un término colectivo coloquial para destacar las reacciones de la piel al exceso de sol, a menudo en combinación con ingredientes químicos de los cosméticos, su nombre médico es fotodermatosis polimorfa y se trata de una serie de desórdenes cutáneos que se ven agravados por la luz ultravioleta. En los casos más raros, las diferentes lesiones de la piel son una verdadera alergia en el sentido médico, también denominada urticaria solar.

Manifestación de la alergia al sol

La luz del Sol es una luz ultravioleta que lo tiene todo

La luz solar consiste en luz ultravioleta en diferentes longitudes de onda. La radiación UV estimula la liberación de la propia histamina mensajera del cuerpo, lo que hace que los vasos dérmicos se expandan.

Si el cuerpo recibe una dosis demasiado grande de radiación solar, la piel reacciona después de unas pocas horas con un enrojecimiento, pequeños nódulos o pústulas con picazón. A largo plazo, la exposición prolongada al sol daña la piel. Demasiada luz UV conduce a un envejecimiento prematuro de la piel y puede causar cáncer de piel.

 la alergia al sol se considera una fotodermatosis idiopática primaria. Típico es la limitación local de la alergia al sol: los síntomas se presentan principalmente en el cuello, escote, brazos, dorso de la mano, piernas y sobre el rostro.

Fotodermatosis polimorfa y la sensibilidad al sol

Lo que a menudo se le conoce como alergia al sol, también es llamado fotodermatosis polimorfa o eczema solar. Los síntomas de alergia en la piel: enrojecimiento de la piel, ampollas con picazón o ronchas después de una larga exposición al sol, son manifestaciones que en el sentido médico no son consideradas alergia real, como la fiebre del heno.

Especialmente áreas de la piel como el escote, hombros, parte superior de los brazos o abdomen, que están cubiertas la mayor parte del año de ropa, son muy sensibles a la radiación ultravioleta del sol.

Causas de la alergia al sol

Las causas de alergia al sol se basan siempre en la alta radiación UV, por lo que puede verse afectada con mayor frecuencia la piel sensible y fácilmente irritada, especialmente durante las vacaciones en los países del sur o en el mar, y sobre todo las mujeres son las que más lo padecen.

No pocas veces, las cremas o lociones, perfumes u otros cosméticos pueden contribuir con el desarrollo de la irritación de la piel. Para evitar la alergia al sol y para reducir el riesgo de irritación de la piel, no es recomendable aplicar cremas perfumadas o cremas solares de calidad inferior y de dudosa eficacia cuando tomes el sol.

Si la alergia al sol es muy grave y no mejoran las áreas afectadas de la piel, incluso si evitas los rayos UV, debes consultar al médico para ue pueda realizar un diagnóstico confiable.

Es fácil diagnosticar la alergia al sol mediante la consulta con un especialista que irradie un área sensible de la piel con luz UV y, al poco tiempo, se pueda evaluar el efecto de la radiación.

Si la piel se pone roja y el área irradiada comienza a picar o arder, incluso si se forman burbujas, se puede hacer el diagnóstico y se puede iniciar un tratamiento.

Tipos de alergia al sol

Las lesiones de tipo alérgico se ven producidas siempre en las partes del cuerpo expuestas al sol. Los síntomas de la alergia al sol generalmente desaparecen en unos pocos días, siempre que las áreas afectadas del cuerpo estén protegidas del sol.

El acné de Mallorca una forma de alergia al sol

Recibe su nombre por la isla española de Mallorca, y es otra enfermedad en la que el sol juega un papel crucial.

El acné de Mallorca afecta a los viajeros en los centros turísticos del sur de Europa que desean broncearse la piel y los hace sufrir de picazón en las lesiones de la piel después de tomar baños de sol intensos.

Esta forma de acné se asocia a menudo con cosméticos que no son tolerados por la piel. La combinación de radiación UV, protector solar graso, grasa endógena o emulsionantes provoca las pústulas y el enrojecimiento típicos. Un buen consejo aquí sería recurrir a productos sin grasa y sin emulsionantes.

Reacción fotoalérgica: varias sustancias causan esta forma de alergia al sol

En contraste con las enfermedades mencionadas anteriormente, la reacción fotoalérgica es una verdadera alergia que afecta al sistema inmunológico, que forma anticuerpos contra la sustancia alergénica.

La piel de algunas personas desarrolla piel húmeda, enrojecimiento o picazón cuando ciertas sustancias químicas o fragancias en productos para el cuidado reaccionan a la luz solar.

También medicamentos y el contacto con ciertas plantas son el desencadenante de estos síntomas de la piel.

Dado que los síntomas son muy similares a los de la fotodermatosis polimorfa, solo el dermatólogo puede decidir si la persona afectada tiene o no una predisposición alérgica hereditaria. Sin embargo, la reacción fotoalérgica ocurre con menos frecuencia.

Reacción fototóxica: sustancias extrañas que interactúan con el sol pueden ser tóxicas

Algunas sustancias en medicamentos o plantas pueden ser completamente venenosas (tóxicas) en interacción con la luz solar. Aquí es donde el dermatólogo habla de reacciones fototóxicas.

Las sustancias extrañas, por ejemplo, de perfumes, medicamentos o plantas, se depositan en la superficie de la piel y aumentan la fotosensibilidad. La piel está cada vez más irritada, por lo que se trata de reacciones como enrojecimiento, ampollas, ardor, cambios de color y picazón.

Las personas que toman antibióticos o medicamentos para la presión arterial alta, el reumatismo o la diabetes pueden encontrar pistas en las indicaciones del medicamento sobre posibles interacciones. También puedes obtener asesoramiento de tu médico.

Te puede interesar:
Lo que necesitas saber sobre la intolerancia a la histamina

Cómo podemos prevenir la alergia al sol

La mejor protección contra la alergia al sol, es evitar tomar el sol a a determinadas horas del día y la exposición directa, al igual que el uso de protectores solares también son una forma de prevención, sobre todo ante el posible daños que puede producir el sol como el cáncer de piel.

Reacción alérgica en el rostro por alergia al sol

Protegerte con un sombrero y ropa ligera

Incluso la ropa ligera de algodón protege contra los rayos agresivos del sol y las alergias solares. Un sombrero para el sol, camisas largas o pantalones sueltos retendrán al menos parte de la radiación UV.

Mientras tanto, también hay ropa de protección solar UV con técnica de tejido especial o material repelente a los rayos UV. Cuanto más cerrada se teje la ropa especial, mayor es la protección.

Sin embargo, es difícil decir si las prendas tejidas de diferentes materiales realmente proporcionan una protección solar segura. Vale la pena prestar atención al sello de calidad “UV Standard 801”.

Variedad de opciones de protectores solares

Una necesidad para los amantes del sol es el protector solar con un alto factor de protección solar, que están disponibles en forma de cremas, aerosoles o lociones. Recomendamos productos que protejan contra la radiación tanto UV-A como UV-B.

Las más compatibles con la piel son las preparaciones sin fragancias ni conservantes. Todas las áreas expuestas al sol deben ser protegidas a fondo con un protector solar. Es mejor aplicarlo durante al menos media hora antes de tomar el sol. Y no olvides esto: pónte crema una y otra vez. De esta manera se puede evitar una alergia al sol.

Una alergia aguda al sol es fácil de tratar. Sin embargo, lo más complejo es saber tomar las medidas preventivas efectivas contra la fotodermatosis polimórfica.

Aumenta gradualmente la dosis de sol

Poco a poco, acostumbra tu piel a la radiación UV, esto también es una protección eficaz contra las quemaduras solares o las alergias solares. Cualquier persona que prolongue sus baños de sol unos minutos cada día en unas largas vacaciones en la playa ayuda a la piel a desarrollar sus mecanismos naturales de protección.

Produce cada vez más el pigmento melanina, que broncea la piel y la protege de la radiación UV.

Antihistamínicos y agentes de cortisona

Cualquier persona que con frecuencia tenga síntomas graves, como reacciones cutáneas graves y una picazón atormentadora, puede tomar antihistamínicos. Estas sustancias bloquean la liberación de histamina del cuerpo, que es el principal mensajero para la picazón. Los antihistamínicos están disponibles, por ejemplo, en tabletas, jugo o gotas. Deben tomarse unos tres días antes del comienzo de tus vacaciones. Los agentes que contienen cortisona ayudan contra la inflamación. Habla con tu médico acerca de esto.

Películas protectoras en caso de alergias solares

La luz ultravioleta también penetra a través de las ventanas. Los vendedores a menudo ofrecen películas o mallas para automóviles o ventanas, a través de las cuales no puede penetrar la radiación UV.

Las películas de protección solar consisten en diferentes capas, en parte extremadamente delgadas, que se juntan al vapor con el metal. Como resultado, reflejan una gran parte de la radiación solar. Sin embargo, no a todos les gustan los efectos de espejo de estas. Desde el exterior, evitan la penetración del sol casi por completo.

Fototerapia

Las personas que son extremadamente sensibles a la radiación solar pueden realizar fototerapia antes de un viaje planeado a los países del sur después de consultar con su médico. Aquí, la piel se irradia con luz UV artificial dosificada unas semanas antes del inicio de las vacaciones y es reforzada en sus mecanismos protectores.

Los geles y las compresas húmedos ayudan a prevenir la picazón

Los geles refrescantes con cortisona o compresas húmedas ayudan a aliviar la picazón y la inflamación en caso de alergia al sol. Bajo ninguna circunstancia debe rascarse la picazón. Como resultado de esto, los síntomas solo se agravarán u ocurrirán infecciones causadas por gérmenes, ya que las bacterias, virus u hongos pueden penetrar fácilmente en la piel.

Mezcla hierbas y haz tus propias cremas

La madre naturaleza también ayuda con las alergias al sol: las plantas medicinales como la caléndula o la corteza de roble alivian los síntomas. Así es como se hace: prepara un caldo con las plantas que utilizarás y, después de enfriarse, empapa un paño de algodón limpio y colócalo sobre las áreas afectadas de la piel.

O haz tu propio ungüento de caléndula. Para esto, vierte 20 g de hojas de caléndula con 200 ml de aceite de oliva y deja reposar la mezcla en un lugar cálido. Derrite 5 g de cera de abeja y manteca de cacao y revuélvela junto con la mezcla de aceite.

Las envolturas Quark alivian el malestar y refrescan

Las envolturas de quark también han demostrado su eficiencia en caso de una molesta alergia al sol. Simplemente coloca el quark frío en un paño de algodón limpio y ponlo sobre las áreas de la piel afectadas. La envoltura debe permanecer en el área hasta que el quark se haya calentado y se haya secado. Si es necesario, esta aplicación también se puede repetir varias veces al día.

Evitar demasiado sol es la mejor protección contra una alergia al sol. Si los problemas de la piel causados ​​por la radiación UV son una alergia real en el sentido médico o no, solo un médico puede determinarlo, y recomendar el mejor tratamiento.

Bibliografía:
  1. Roelandts R. Diagnosis and treatment of solar urticaria. Dermatol Therapy 2003; 16:52-6.
  2. Lehmann P, Schwarz T. Photodermatoses: diagnosis and treatment. Dtsch Arztebl Int 2011; 108(9):135-41.
  3. Gruber-Wackernagel A, Byrne SN, Wolf P. Polymorphous light eruption: clinic aspects and pathogenesis. Dermatol Clin. 2014;32(3):315-334. PMID: 24891054 [Link]

Acerca del autor

Avatar

Julieta Sofía Medina

Julieta es nutrióloga clínica, especialista en: Dietética, Obesidad, Sobrepeso, Enfermedades Gastrointestinales, Enfermedades Cardiovasculares y Nutrición Geriátrica.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar