Psicología Reflexiones

Las 12 leyes del karma que pueden cambiar tu vida

Karma es el principio universal de causa y efecto. Dice que nuestras acciones, buenas y malas, volverían a nosotros en el futuro ayudándonos a aprender de las lecciones de la vida y a convertirnos en mejores personas. ¿Crees en el karma? Más allá de la relación que se le puede adjudicar a este concepto con la religión, si lo estudias bien, es un excelente principio de actitud y comportamiento que, actuando bajo sus leyes podría traer orden y equilibrio en nuestra sociedad.

karma

Con frecuencia, el karma es malentendido como una especie de “Dios” que castiga o premia las acciones en la vida. Esto es completamente falso. Karma no es tan personal. Es como un estado de naturaleza, como el magnetismo.

Nuestras intenciones y acciones no son insignificantes, pero cada una de ellas influye en el mundo de alguna manera. Esto es importante porque cambia la forma en que hacemos las cosas. Por ejemplo, si queremos traer la paz al mundo, podemos pensar que necesitamos discutir nuestro punto y hacer que otros estén de acuerdo con nosotros o incluso luchar por lo que creemos. Las leyes del karma sugieren que en realidad si queremos ver más paz en el mundo, la mejor manera de lograrlo es actuando pacíficamente nosotros mismos.

12 leyes del karma que son una excelente guía de vida

karma

1. La ley de causa y efecto

Esta es probablemente la ley principal y la más conocida de las leyes del karma. En esencia, dice que todo lo que damos vuelve a nosotros de alguna u otra manera. Entonces, si queremos paz, alegría y amor, necesitamos dar paz, alegría y amor.

También puedes leer:
Conoce las 7 causas de la ansiedad intensa

2. La ley de la creación

La vida requiere nuestra participación activa. Para obtener la vida que queremos, tenemos que crearla activamente en lugar de esperar a que suceda. Empieza a tomar medidas en pequeñas formas para lograr la vida que deseas y estas acciones volverán aumentadas.

3. La ley de la humildad

Para crecer, debemos aceptar lo que es, en lugar de argumentar que no debería ser. Cuando juzgamos a los demás, nos juzgamos a nosotros mismos. Para alcanzar un estado superior, debemos dejar de juzgar y aceptar la vida, mientras seguimos tomando medidas para hacer del mundo un lugar mejor.

4. La ley del crecimiento

La única forma de cambiar el mundo es cambiarnos a nosotros mismos. No debemos intentar controlar el comportamiento de los demás. Cuando cambiamos quién y qué somos dentro de nuestro corazón, nuestra vida también comienza a cambiar.

5. La ley de la responsabilidad

Debemos aceptar la responsabilidad de nuestras acciones. Cuando algo anda mal, deberíamos mirarnos a nosotros mismos en lugar de tratar de culpar a los demás. Lo que nos rodea es solo un espejo de nosotros mismos. Para cambiar el mundo exterior, debemos aceptar la responsabilidad de lo que hemos creado y cambiarnos para mejorar, a fin de ver ese cambio reflejado en el mundo que nos rodea.

6. La ley de la conexión

Cada acción que tomamos contribuye al conjunto. Por lo tanto, las acciones no son ni grandes ni pequeñas ya que todas las acciones influyen en el todo.

También puedes leer:
Cómo transformar tus miedos en desafíos reconfortantes

7. La ley del enfoque

No puedes pensar en dos cosas al mismo tiempo. Cuando nos enfocamos en valores más elevados, nos es imposible tener pensamientos más bajos como la codicia o la ira.

ley del karma

8. La ley de dar

Debes vivir según los valores que aprecias. No es suficiente hablar de paciencia, amor y armonía mientras se actúa desde la impaciencia, el odio o el miedo.

9. La ley de aquí y ahora

Si vivimos en el pasado o en el futuro, no podemos actuar en el único momento en que se puede tomar acción, que es ahora.

10. La ley del cambio

La historia se repite hasta que aprendemos las lecciones que necesitamos para cambiar nuestro camino en la vida. Para avanzar, debemos aceptar el pasado y aprender sus lecciones. Solo entonces podemos avanzar.

11. La ley de la paciencia y la recompensa

Debemos actuar constantemente para crear la vida que queremos y el mundo que esperamos. Las recompensas pueden no llegar al instante, pero no debemos rendirnos. Al final, hacer un trabajo que sea significativo para nosotros y que amemos es su propia recompensa.

12. La ley de significado e inspiración

Recuperas algo de lo que sea que haya puesto en él. El verdadero valor de algo es un resultado directo de la energía y la intención que se le pone.

Si seguimos estas leyes del karma, podemos estar seguros de que nuestra contribución al mundo será positiva. También cosecharemos las recompensas de la paz, el amor y la felicidad en nuestras propias vidas.

Comparte esto:
Suscribirte al Boletín
Recibe en tu correo las últimas publicaciones de Vida Lúcida Totalmente gratis!
También podrás recibir novedades y noticias sobre salud y los temas de interés que tratamos.
2016 (C) Derechos reservados
   
* No olvides revisar tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
Vida Lúcida Social!
Forma parte de Vida Lúcida Social. Crea tu cuenta gratis y comienza a conectar con más personas que buscan el bienestar y mejorar su calidad de vida.
2018 (C) Vida Lúcida