8 síntomas que presenta un niño con ansiedad por la escuela

La ansiedad por la escuela que sienten los niños no siempre será comunicada de forma explícita, algunas señales de ansiedad se manifiestan en síntomas físicos o problemas de conducta. Aprender a escuchar a nuestros hijos es fundamental para poder ayudarlos a tiempo.

Niños estudiando en casa, y la ansiedad escolar

Todos queremos que nuestros hijos regresen a casa de la escuela charlando felices sobre su día, pero eso no sucede con demasiada frecuencia. La separación puede parecer muy diferente y muy real para los niños, especialmente al comienzo del año escolar y cuando asumen tantos desafíos nuevos. 

Cosas que causan presión mental sobre los niños en la escuela

Entre la lista de cosas a las que los niños deben adaptarse, las que se señalan a continuación son las principales para acumular presión:

  • Puede ser muy difícil para el niño seguir o adaptarse a las reglas del aula.
  • Conocer una habitación llena de niños puede ser desalentador e intimidante.
  • Los días pueden parecer largos y tediosos.
  • Incluso el mejor maestro no puede ofrecer una conexión emocional constante.
  • Pueden tener ansiedad por separación.
  • Es posible que a algunos niños no les gusten las transiciones o les resulte difícil de manejar

Ir a la escuela puede parecer una gran separación, incluso cuando un niño está entusiasmado. Esa distancia puede ser difícil de describir para un niño. «Los niños pequeños bajo estrés no podrán articular lo que sienten, pero podrán darle señales con su comportamiento cuando las cosas no van bien«, dice Heidi Russell de Hand in Hand.

Seguramente tu hijo felizmente hablaría sobre el comienzo de la escuela en los días previos, pero también se podría volver más «pegado» a nosotros a la hora de acostarse. Esta podría ser su forma de decir que necesita un poco más de atención de lo habitual para sentirse seguro y protegido.

¿cómo se desarrolla el estrés escolar?

Debido a que los niños tienen más dificultades para acceder a dar explicaciones mediante el lenguaje oral, es posible que necesiten decirte que algo está mal, pero mediante los signos del estrés. ¿Qué signos tempranos pueden esperar los padres? Durante las primeras semanas, puedes notar algunas de estas señales:

  1. No pueden mantener el contacto visual.
  2. No quieren ser tocados.
  3. Muestran un comportamiento inflexible y poco cooperativo.
  4. No están abiertos al cambio. Los niños quieren que las cosas se hagan de manera específica, incluso cuando se les da la opción.
  5. Atención pegada a los juguetes, y es posible que no quieran interactuar con otros niños o integrantes de la familia.
  6. Es posible que no incluyan a otros niños en el juego, o pueden elegir jugar solo con un niño o niños determinados.
  7. Es posible que te quieran más cerca de lo normal o que se vuelvan pegajosos.
  8. Pueden presentar apatía o desenfocarse en tareas y juegos, aunque también puede presentarse el caso opuesto.

Por qué afecta la distancia

La escuela significa distanciarse de las personas que un niño ama más, y esto puede ser difícil para nuestros pequeños. Su conexión con nosotros se siente rota. La región de nuestro cerebro que detecta la seguridad y la conexión, el sistema límbico, detecta esta ruptura y pasa al modo de protección. 

Es como si se disparara una gran alarma interna, las emociones y los miedos pueden inundar su cerebro en ese momento y cerrar temporalmente la capacidad de razonar y cooperar.

Esto da paso primero a las primeras señales de ansiedad por la escuela, que a menudo son seguidas por lágrimas y berrinches.

Cómo ayudarlos a superar la ansiedad por la escuela

Por nuestra parte podemos hacer muchas cosas para que los niños puedan superar esta ansiedad.

Jugar con ellos aumenta su confianza

Durante los tiempos de transición, realmente ayuda conocer a nuestro hijo y pasar tiempo de calidad con ellos. Una sesión diaria de tiempo que pasen juntos jugando es una excelente manera de hacerlo

Prueba durante 5 o 10 minutos y dile a tu hijo que puedes hacer lo que quieran durante este tiempo especial. Simplemente sigue su ejemplo y deja que ellos tomen la iniciativa y te guíen. 

Controla cualquier crítica que puedas intentar hacer hacia la elección que tome tu hijo y lucha contra el impulso de querer dirigir las cosas. La sección límbica del cerebro del niño puede calmarse a medida que avanza en estas sesiones regulares de juego seguro. Y, dado que el juego es el lenguaje de un niño, en realidad pueden expresar a través de lo que eligen jugar, o cómo juegan, más sobre lo que les sucede que si le hubieran preguntado ¿qué te sucede?

Aprende a escucharlos

Si hay algún momento en el que puedas contar con algún llanto adicional o berrinches, es alrededor del comienzo de la escuela. Debido a que las lágrimas son una excelente manera de aliviar el estrés que siente tu hijo, darse tiempo adicional para escuchar a medida que estos problemas surgen en lágrimas le da al niño suficiente tiempo y apoyo para dejar ir estos sentimientos. 

Si tu hijo pelea en cada paso del camino por las mañanas, intenta levantarte 10 minutos antes. Si necesitan historias adicionales y acurrucarse en la noche, ten en cuenta una rutina anterior para acostarse hasta que se sientan más seguros. 

Agrega más diversión a su vida

La risa contribuye en gran medida a ayudar a un niño a superar el estrés, ayudándolo a sentirse seguro y protegido. Haz las cosas lo más divertidas posible desde el principio. 

Si necesita ayuda para vestirse, intenta poner algunos artículos de la manera incorrecta para obtener algunas risas, dale variedad y saca risas al niño. Después de la escuela, las peleas de almohadas, los juegos de persecución o el escondite pueden ser una forma divertida y lúdica de reconectarse entre padres e hijos. Y pueden funcionar como un complemento para ayudarlos a superar la ansiedad por la escuela.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.