La terapia de tejido: 5 beneficios de tejer para la salud

Si bien el tejido de punto ha estado reservado durante mucho tiempo para nuestras abuelas, está regresando con las generaciones más jóvenes en los últimos años. Y esto realmente es algo muy bueno, porque tejer tiene 5 beneficios para la salud que nunca sospechamos. Y mejor aún: estos han sido validados por la ciencia. ¡Tanto que incluso hablamos sobre la terapia de tejer!

Pero, ¿por qué tejer es bueno para la salud? Aquí está la respuesta en 5 puntos.

1. Tejer te hace feliz

¡Sí, es tan simple como eso! Este es el resultado de un estudio científico realizado en 3545 tejedores en 2013. Publicado en el Journal of Occupational Therapy, muestra que el 81% de los tejedores encuestados dijeron que se sentían más felices y menos estresados ​​después de pasar tiempo tejiendo.

Por su parte, Carrie Barron, profesora de psiquiatría en la Universidad de Columbia, explica que los beneficios de tejer son similares a los de la meditación . Los dos son de hecho similares en varios aspectos: el tejido de punto requiere enfocarse en un movimiento que repetimos una y otra vez, y así nos ofrece un momento perfecto de relajación.

Pero, si tejer solo es una buena manera de despejar la mente y desestresarse, algunas personas también ven el tejido como un buen momento para estar en presencia de otros tejedores.

De todas formas, ¡siempre es un buen momento para tejer!

2. El tejido reduce el estrés

Esto está directamente relacionado con el punto anterior.

Un estudio ha demostrado el efecto beneficioso de tejer en la reducción del estrés. Ann Futterman-Collier, psicóloga de la Universidad de Arizona, demostró esto. Pidió a 60 mujeres con diferentes niveles de estrés que realizaran una actividad manual relacionada con textiles durante varias sesiones. Además de tejer, también tenían la opción de otras actividades como coser y crochet.

En cada sesión, tenían que describir su estado de ánimo en un cuaderno. Su nivel de estrés también se calculó utilizando su frecuencia cardíaca. ¡Al final, todas estaban menos estresadas ​​y de mejor humor después de participar en estas actividades!

Te puede interesar:
Beneficios para la salud de practicar tejido de punto y crochet

Esto puede explicarse por el hecho de que tejer requiere concentración, lo que nos impide pensar en nuestros problemas. Como muchas otras actividades creativas, esto nos permite relajarnos.

3. Tejer es bueno para el cerebro

Tejer ayudaría a reducir la pérdida de memoria en los ancianos. Esto fue demostrado por un estudio realizado por la famosa Clínica Mayo, que realiza muchas investigaciones en la comunidad médica. Este estudio se realizó con más de 1300 personas mayores, a quienes se les pidió que participaran en actividades manuales como el tejido de punto. ¡Se observó que estas actividades podrían reducir la pérdida de memoria en un 30 a 50%!

Tejer incluso ayudaría a combatir enfermedades como el Alzheimer.

¿Por qué? Porque, al tejer realizamos movimientos rápidos y ordenados, por lo que se estimulan las conexiones neuronales de nuestro cerebro. Estas conexiones deben permanecer intactas. Si mueren, dejan la puerta abierta a enfermedades importantes, como la demencia y el Alzheimer.

4. Tejer mejora la autoestima

Al igual que otras actividades manuales y creativas, tejer puede ser una gran fuente de orgullo y logro.

Crear algo con tus propias manos siempre es gratificante, especialmente cuando te toma horas de trabajo. Tejer un suéter requiere mucha concentración y agilidad. ¡Solo podemos sentirnos orgullosos cuando vemos el resultado final o cuando la gente nos pregunta dónde lo conseguimos!

5. El tejido de punto mejora nuestra agilidad y retrasa la aparición de artritis

Como bien sabemos, cuando tejemos, nuestras manos se movilizan constantemente. Nos volvemos cada vez más ágiles. Pero, sobre todo, hacemos bien a nuestras articulaciones. De hecho, al mover constantemente nuestros dedos y manos, forzamos a que los fluidos circulen alrededor de nuestro cartílago, lo que ayuda a hidratar nuestras articulaciones. Resultado: reduce el riesgo de aparición de artritis.

También se ha comprobado que las personas que ya tienen artritis pueden aliviar el dolor tejiendo al menos una hora al día. Si este es tu caso, es aconsejable remojar tus manos en agua caliente antes de empezar esta actividad. Esto hidratará tus articulaciones y las hará menos rígidas.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.