Cáncer Salud

12 señales de cáncer cervical que toda mujer necesita saber

Hace unos 50 años, el cáncer de cuello uterino o cáncer cervical, fue uno de los principales riesgos de muerte que enfrentaron muchas mujeres. Desde el desarrollo de pruebas de Papanicolau y el reconocimiento de algunas señales de advertencia comunes, el número de mujeres que mueren de este asesino silencioso, ha disminuido significativamente. Esto no significa, sin embargo, que las mujeres necesitan ser menos vigilantes. Sabemos mucho más acerca de los riesgos y las causas del cáncer de cuello uterino que nunca antes, y cuando se detecta temprano, la mayoría de las mujeres tienen recuperaciones completas. Sin embargo, la frase clave aquí es “cogerlo temprano”.

cáncer cervical gráfico

Conocer las 12 señales de advertencia más comunes y aprender lo que puedes hacer para reducir tu riesgo, puede darte una gran ventaja sobreesta enfermedad. Sigu leyendo para saber qué cambios puede hacer para reducir tu riesgo y familiarizarte con las señales de advertencia más comunes para que puedas vivir una vida larga y saludable.

En primer lugar, echemos un vistazo a los factores de riesgo que pueden aumentar tus posibilidades de desarrollar cáncer cervical. Aunque no puedes cambiar algunos de ellos, hay opciones de estilo de vida que puedes hacer que te ayudarán enormemente.

Factores de riesgo de cáncer cervical

Peso – Las mujeres que tienen sobrepeso o que comen una dieta baja en frutas y verduras, se sabe que tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar cáncer de cuello uterino. Aunque las razones exactas de esto no se entienden completamente, los científicos creen que los malos hábitos alimenticios roban al cuerpo de los nutrientes que combaten el cáncer.

VIH – Las mujeres con VIH han comprometido el sistema inmunológico, lo que las hace más vulnerables al cáncer cervical.

Píldoras anticonceptivas – Las hormonas que se utilizan en los anticonceptivos orales, dan a ciertos tipos de cáncer un tipo de “terreno fértil” que les permite florecer. Cuanto más tiempo tomes anticonceptivos orales, mayor será tu riesgo. Los estudios muestran que las mujeres que toman píldoras anticonceptivas duplican su riesgo cada 5 años.

Virus del Papiloma – Hay cientos de diferentes tipos de virus del papiloma humano, pero independientemente del tipo, los científicos creen que este virus es un tipo de escalón para el desarrollo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de cuello uterino.

Múltiples Embarazos – Los científicos no entienden por qué, pero las mujeres que han tenido 3 o más embarazos a término tienen un mayor riesgo de desarrollar este cáncer.

Genética – Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer cervical tienen un riesgo 3 veces mayor que las mujeres que no tienen esta enfermedad en su historia.

Clamidia – Las mujeres que han tenido una infección por clamidia, también tienen un mayor riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Fumar – Si fumas, duplicas tus probabilidades de contraer cáncer cervical. El tabaco y los aditivos en los cigarrillos dañan el ADN del cuello uterino. Fumar también afecta al sistema inmunológico.

Primer embarazo en una edad joven – Las mujeres que tuvieron su primer embarazo completo antes de que tuvieran 17 años, tienen el doble de probabilidades de desarrollar cáncer cervical más adelante en la vida, que las mujeres que esperaron hasta tener por lo menos 25 para quedar embarazadas.

No dejes de leer:
Riquísimo y súper nutritivo batido Verde con Espinaca.

cáncer de cuello uterino

Cómo reducir el riesgo de cáncer de cuello uterino

Cuando el cáncer cervical se detecta temprano, es fácilmente tratable, pero se pueden reducir sus riesgos, haciendo lo siguiente:

Obtén pruebas de Papanicolao regulares – Las mujeres entre las edades de 20-30 deben ser examinadas cada 3 años. Las mujeres entre las edades de 30 y 65 años deben ser examinadas cada 3 a 5 años. Las mujeres mayores de 65 años no necesitan ser examinadas si no tienen factores de alto riesgo (como la genética) y han tenido 3 pruebas seguidas con resultados normales.

Revisa tu peso – Las mujeres obesas tienen un riesgo más alto, así que mantener el peso abajo, ayudará a reducir el riesgo.

Come una dieta saludable – Los estudios muestran que las mujeres que consumen una dieta basada principalmente en plantas tienen tasas más bajas de todos los tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de cuello uterino.

No fumes – Si fumas, para. Si no fumas, no empieces.

Prevenir las enfermedades de transmisión sexual – Muchas personas portan el virus del VPH y no tienen síntomas. Limita tus parejas sexuales, conoce su historia y, en caso de duda, usa condones.

12 señales de cáncer cervical que toda mujer necesita saber

Dolor pélvico

Muchas mujeres se acostumbran a varios tipos de dolor pélvico, incluyendo calambres y dolores durante la menstruación, razón por la cual muchas mujeres ignoran este síntoma en particular. Sin embargo, debes ser consciente cuando el dolor en la pelvis ocurre durante otras épocas, si sucede más con frecuencia o llega a ser más severo que lo que es normalmente para ti. No dejes que un médico te diga que “es normal” o que “todo está en tu cabeza” sin un examen completo. Si sientes que este dolor es anormal, probablemente lo sea. Si tu médico se niega a examinarte o a escuchar tus quejas de dolor, busca otro médico.

2. Sexo incómodo

Si empiezas a tener dolor durante el coito (el término técnico es dispareunia) esto a veces es un signo de cáncer cervical. Hay otras causas de un sexo doloroso, pero debes tener a tu doctor descartando el cáncer de cuello uterino antes de mirar otras causas posibles.

cáncer cervical y cervix

3. Dolor de espalda

Este es otro síntoma que muchas mujeres ignoran porque a menudo acompaña el inicio del ciclo menstrual y aunque el dolor de espalda puede ocurrir por una amplia variedad de razones (llevar a un niño pequeño, por ejemplo), si experimentas dolor de espalda que no puedes explicar, o si acompaña a otros síntomas en esta lista, o si estás en un grupo de alto riesgo, consulta a tu médico.

4. Pérdida de peso y fatiga

Estos síntomas pueden deberse a muchas otras razones, pero de nuevo, en combinación con otros síntomas, o si tu médico ha examinado otras razones y no puede encontrar una razón para la pérdida de peso inexplicable y la fatiga extrema, asegúrate de que se examinó el cáncer de cuello uterino.

5. Anemia

La anemia es una disminución significativa en el número de glóbulos rojos en el plasma de la sangre. Los glóbulos rojos son reemplazados por glóbulos blancos del sistema inmunológico. Esto priva al cuerpo de oxígeno y es generalmente un signo de algún tipo de enfermedad en el cuerpo. Se sabe que el cáncer cervical causa anemia. Si tienes falta de apetito, sensación de cansancio y otros síntomas, consulta a tu médico. Si tu médico indica que estás anémico (una simple prueba de sangre te revelará esto), pídele a tu médico que verifique si hay cáncer cervical, ya que la anemia suele ser una señal de advertencia de que el cáncer progresa a una etapa más avanzada.

No dejes de leer:
3 licuados para mantenerse con energía toda la mañana

6. Dolor de piernas

Cuando el cuello uterino comienza a hincharse, puede obstruir el flujo de sangre a las piernas, lo que provoca que las piernas se hinchen y tengan sensación de dolor o sensibilidad a cualquier sentido del tacto. Este síntoma es común en las primeras etapas del cáncer cervical.

7. Sangrado inusual

De todos los síntomas que vamos a enumerar, este es quizás el más común. Si tienes sangrado entre los ciclos menstruales o si experimentas sangrado después de tener relaciones sexuales, esto podría ser un signo de cáncer cervical. Las mujeres que son posmenopáusicas y ya no tienen períodos, realmente deben prestar atención a este signo y ver al médico de inmediato.

8. Dolor al orinar

Si sientes dolor o una sensación de escozor, o tensión al orinar, esto podría ser un signo de cáncer de cuello uterino. Las mujeres que han tenido este tipo de cáncer lo describen en diferentes palabras, pero en términos generales, todos describen algún tipo de malestar anormal al orinar. Esto generalmente significa que el cáncer se ha diseminado a los tejidos cercanos y esto requiere atención inmediata.

cáncer cervical ilustración

9. Ciclos menstruales irregulares o inusuales

Las mujeres deben tener cierto nivel de consistencia cuando se trata de su ciclo menstrual. Si la duración de su período, frecuencia o intensidad de su período cambia, podría ser un signo de las primeras etapas del cáncer de cuello uterino. Si estas inconsistencias persisten durante varios meses, comunícate con su médico.

10. Irradiación Urinaria

Si no estás experimentando dolor, pero el aspecto de tu orina o tus hábitos de orinar cambian (de repente tienes dificultad para orinar o empiezas a experimentar incontinencia), debes consultar a un médico. Aunque algunos cambios se deben a otras causas (las infecciones del tracto urinario pueden causar decoloración, orina sangrienta) también son otro signo de cáncer cervical.

11. Descarga vaginal inusual

La mayoría de las mujeres experimentan una pequeña cantidad de secreción vaginal, pero si tu descarga cambia drásticamente: huele mal o parece de color sangriento o verde, o de repente aumenta un poco, esto también podría ser una de las primeras señales de cáncer de cuello uterino y debe ser revisado por tu médico.

12. Sin síntomas

Este es el peor de los síntomas de todos porque para muchas mujeres, en las primeras etapas, no experimentan ningún síntoma en absoluto. Si estás en un mayor riesgo de este tipo de cáncer, sería prudente hacerse chequeos regulares y tomar medidas para reducir tu riesgo tanto como sea posible. Incluso si no tienes síntomas, sacar una prueba de Papanicolau cada tanto de acuerdo a tu edad es una buena decisión que podría salvar tu vida.

Si eres una mujer adulta y notas cualquier tipo de cambios en tu ciclo reproductivo o hábitos de micción, o si sientes dolor inusual, consulta a tu médico para estar segura de que puedes descartar este asesino silencioso.

Comparte esto: