Psicología Salud emocional

13 Preguntas que te pueden indicar si eres dependiente emocional

¿Con qué frecuencia pensaste que verdaderamente estabas enamorada sólo para perder ese sentimiento después de unos meses? ¿Has pensado que estabas enamorada pero descubriste que estabas ‘necesitada’ en su lugar? Esta es una lista de preguntas que te pueden arrojar una idea si estás en el grupo de personas que tiene conductas de dependiente emocional, y que puede ser aplicadas tanto en mujeres como en hombres, aunque en mujeres suele ser más vista esta conducta.

13 Preguntas que te pueden indicar si eres dependiente emocional

El amor que viene del miedo no es amor – es necesidad. La dependencia emocional proviene del vacío interior que se crea cuando te abandonas y, a continuación, esperas que tu pareja llene tu vacío y haga que te sientas querida y segura.

Una vez que haces a tu pareja responsable de tu felicidad, seguridad y valor, entonces necesitas tratar de tener control sobre él o ella para que llegue a amarte de la manera que quieres ser amado.

Estas son 15 preguntas que te ayudarán a saber si eres dependiente emocional. Quizás esa sea la razón de tu problematica actual y aún no lo sabes.

1.- ¿Estás tratando de moldear a la persona de la que crees estár enamorada?

2.- ¿Has descubierto en relaciones pasadas que tienes una tendencia a idealizar a las personas?

3.- ¿Te proyectas en ellos en cómo quieres que sean en lugar de cómo son?

4.- ¿Tu enfoque está principalmente en cómo tu pareja te trata, en vez de cómo él o ella es realmente en su interior?

5.- ¿Estás demasiado impresionada por la forma en que esta persona te hace sentir especial?

6.- ¿Haces responsable a tu pareja de tu felicidad, pena y seguridad?

7.- ¿Te sientes ansiosa o en pánico cuando no estás con tu pareja, o cuando él o ella no te llama cuando lo esperas?

8.- ¿Tienes una lista de expectativas que tu pareja tiene que cumplir para sentirte querida y segura?

9.- ¿Sientes que no puedes vivir sin esta persona?

10.- ¿Está aterrorizada de perder a esta persona?

11.- ¿Te sientes sola y vacía interiormente a menos que tu pareja esté contigo, dándote la atención y la aprobación que no te estás dando a ti misma?

12.- ¿Eres celosa y posesiva con tu pareja?

13.- ¿Tratas de tener el control de conseguir que tu pareja haga lo que tu quieras que haga?

pareja-abrazandose

El amor es dar y compartir, no sólo de quitar

No hay nada que controla al amor. El amor es lo que soporta tu propio supremo bien y el de tu pareja – lo que significa que nunca trata de controlar o poseer a la otra persona.

El amor es dar y compartir – no se trata de conseguir. El amor no es necesitado. Cuando amas a alguien, valoras profundamente sus cualidades esenciales – las cualidades que no desaparecen con el tiempo.

No se trata de las cualidades más superficiales de apariencia, dinero y poder, sino de las cualidades perdurables, más profundas del corazón y el alma.

El desafío del amor real es que no puedes buscar ser amado y ser amoroso al mismo tiempo. Tu enfoque en conseguir el amor siempre dará lugar a un corazón cerrado y comportamiento de control, lo que deja fuera el amor.

No dejes de leer:
20 Maravillosos efectos de practicar el amor propio

Tu enfoque en ser amoroso, y en el aprendizaje de amarse a tí mismo ya tu pareja en un momento dado, es lo que abre el corazón. Cuando eliges  ser cariñosa contigo misma y con los demás, eso hará que experimentares amor a una escala más respetable.

Si no te amas a ti misma – tu esencia – entonces no puedes ver ni amar la esencia del otro. Cuando no te valoras a ti misma, te vuelves dependiente emocional en tu deseo de conseguir el amor.

Cuando te amas a ti misma, serás mucho menos vulnerable con alguien viniendo fuerte con su atención y aprobación. Cuando te das la atención y la aprobación que necesitas, entonces es mucho más fácil de discernir cuando alguien está tratando de recibir tu aprobación, o cuando son verdaderamente atentos acerca de quién eres en tu esencia.

Existen múltiples maneras de sanar una relación codependiente. Una vez que te das cuenta de que estás en una, puedes fácilmente tomar los pasos para superarla. Tomará tiempo y tal vez incluso necesitarás terapia, pero el primer paso es reconocer que eres una dependiente emocional, y desde allí puedes tratar de mejorar y a tu relación.

Redacción de equipo de Vida Lúcida