Psicología Relaciones de pareja

4 conductas que pueden estar prediciendo el divorcio

Con una tasa de divorcio a la alza hoy en día, tener un papel activo en tu matrimonio es vital para mantenerlo fuerte. Muchas parejas terminan preguntándose “¿Cómo llegué hasta aquí?” Ser capaz de reconocer los signos de problemas en tu matrimonio cuando surgen por primera vez, puede permitirte remediar el problema antes de que se convierta en un problema más grande que derive al divorcio.

divorcio

4 conductas que pueden estar prediciendo el divorcio

Los psicólogos dicen que estos cuatro comportamientos en particular, son algunos de los mayores factores que pueden estar prediciendo la llegada de un divorcio. En otras palabras, esto es lo que hay que tener en cuenta:

1. Falta de comunicación

Parece trillado decirlo, pero es una gran verdad: la falta de comunicación es uno de los primeros indicadores de que las cosas no van tan bien. La comunicación abierta, honesta y respetuosa es vital para cualquier relación, si se quiere llevar una relación matrimonial plena y fructífera.

Hacer caso omiso de la comunicación con tu cónyuge para ponerte a ver T.V. o revisar tu teléfono, hará que tu pareja no se sienta apreciada o escuchada. Si hay hijos de por medio, debe haber momentos exclusivos para los dos, donde los chicos no interfieran, ni sean para nada, la prioridad de alguno de los conyugues en sus momentos de intercambio comunicativo de cualquier especie.

Si han pasado algunas pocas semanas o incluso días sin sentarse a tener una conversación real, cuidado, puede ser una señal de que, una de las cosas más importantes en una relación, como lo es la comunicación, (a veces no se necesita hablar mucho para tener un buen intercambio), está decayendo y por lo tanto tambaleando uno de los cimientos más importantes en una relación. Cuando la comunicación sufre, la relación sufre.

No dejes de leer:
10 señales de que mentimos por problemas de autoestima

2. Expresar sentimientos negativos

Compartir tus emociones con tu cónyuge es grandioso, pero no todos deben ser negativos. Si alguno de ustedes está constantemente compartiendo sentimientos negativos o dirigiendo esos sentimientos uno al otro, comenzará a desgarrarlos.

Estar “picándose” el uno al otro, llevará a la ira y la animosidad que puede comenzar por un camino largo y lleno de baches hacia el divorcio. Si te encuentras lleno de energía negativa, encuentra una manera de desestresarte de tal manera que, esa energía, la canalices de una manera que no haga daño a nadie, y mucho menos a tu pareja.

divorcio-falta-de-comunicacion

3. Disminución en el afecto

La disminución en el afecto es un factor principal que predice el divorcio. La etapa de recién casados rara vez dura para siempre, y muchas parejas entran en una rutina y se olvidan de hacer tiempo para el verdadero afecto o romance.

Nadie quiere sentirse despreciado. ¿Tus palabras y acciones a tu conyugue muestran que lo amas diariamente? Si sientes que estás atrapado en una rutina, podría ser el momento de mezclar las cosas.

Planeen una salida por la noche una vez a la semana y háganlo seguido. Hagan algo diferente cada semana. Traten de ir a cenar, ir a ver una película, una clase de baile, un taller de lo que más les guste. Hagan algo que ambos disfruten, incluso hagan algo por separado que les cause mucha alegría y bienestar hacerlo a cada uno por su lado, para luego traerla a casa.

No dejes de leer:
Educación y el aprendizaje afectivo

4. Falta de atención

El cuarto principal factor que predice el divorcio, es la falta de capacidad de atención con tu pareja. Escuchar es una gran parte de tener un matrimonio exitoso.

Actuar sin interés cuando tu pareja está compartiendo sus pensamientos, opiniones o emociones contigo, hará que se sienta sin importancia para ti. Practica la escucha activa guardando las distracciones y haciendo contacto visual. Hazle saber que lo que tiene que decir es importante para ti.

Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Washington, en estudios y experimentaciones, predijeron con precisión el divorcio en un 83%, y la unión matrimonial un 80% basado en varios factores.

Estos factores incluyeron los cuatro puntos mencionados arriba. Un matrimonio lleno de negatividad es seguro para traer a ambos compañeros completamente consumidos.

Un matrimonio sin comunicación, afecto y capacidad de atención hacia el otro, anuncia un divorcio desde el horizonte. Si has estado casado por un año, cinco años, diez años o veinte años, es importante asegurarte de que no hay espacio para estos comportamientos en tu matrimonio.