Alimentación sana Dietas

5 Consejos para evitar tentaciones de alimentos prohibidos

Downtown Healdsburg.

Independientemente de la sensibilidad que puedas tener en los alimentos, no hay duda de que puede ser increíblemente difícil decir “NO” a los dulces y golosinas tentadoras que nos vemos obligados a rechazar día tras día. Al estar en una dieta libre de gluten, o una dieta vegana, o cualquier otra dieta restringida, puede significar que estamos frente a ofertas de comida que no podemos comer de forma muy regular. Mientras que resistir la tentación nunca es fácil, sí se puede hacer si te acercas a cada una preparado. Aquí hay 5 consejos para evitar las tentaciones de alimentos prohibidos.
El primer consejo puede sonar simple, pero como cualquier persona con una sensibilidad a los alimentos o en dieta rigurosa, te hará constar que es sin duda el más difícil:

5 Consejos para evitar tentaciones de alimentos prohibidos:

1. Manténte comprometido

El primer paso para mantenerse preparado, es recordar por qué te estás comprometiendo a tu dieta especializada. Tal vez estás siguiendo esta dieta porque alivia problemas digestivos, o vence el cansancio, alivia los dolores de cabeza, alivia la depresión, o ayuda a traer claridad cognitiva. Cualquiera que sea la razón, recuérdate lo terrible que se siente cuando consumes estos alimentos tentadores y productos alimenticios, y pronto te darás cuenta que no vale la pena.

No dejes de leer:
Cómo limpiar y desinfectar tu tabla de madera para cortar

2. Nunca llegues hambriento

Llegar con hambre a un evento es sólo multiplicar por diez esa tentación. Entre más hambriento llegues a un lugar, más que tu sentido común y lógica fallará y cederás a esos ataques de hambre y antojos. Esto se aplica especialmente para la compra de alimentos. Si alguna vez vas con temor de que puedas llegar a un lugar con hambre y sin preparación, asegúrate de empacar algunos bocadillos para matar el antojo, como barritas energéticas, frutos secos y frutas secas en tu bolso, maletín o en su coche.

3. Educa a los que te rodean

Dile a la gente acerca de tus sensibilidades a los alimentos y qué alimentos debes evitar. Incluso si no puedes protegerte a tí mismo, amigos y miembros de la familia que pueden verte persistente alrededor alimentos que se supone no tienes que comer, ciertamente intervendrán para detenerte. Deja que los demás sepan también que pueden ayudarte a no tentarte con alimentos que no puedes comer.

4. Recuérdate lo que puedes comer

Puede ser muy fácil sentirse excluido de la diversión cuando estás en una dieta restrictiva, es por eso que es importante para cualquier persona en una dieta especializada, recordarse a sí mismo de lo que pueden comer en lugar de lamentarse de lo que no pueden. Y si estás realmente luchando para ver el lado positivo de tu dieta, recuerda que ser tan consciente de lo que estás comiendo significa que que es muy probable que ingieras alimentos más sanos que te están haciendo más fuerte y sentirte mejor.

No dejes de leer:
Cómo desintoxicar el Hígado - Una Introducción.

5. Céntrate en cualquier cosa que no sean alimentos

Fiestas, celebraciones de días festivos, y una serie de otras ocasiones especiales pueden ser un “centro de alimentos”, pero puedes optar por cambiar ese enfoque en la comida y dirigirlo hacia algo más positivo sobre el evento, como la alegría de la temporada de vacaciones o lo bueno que es para conectar con viejos amigos.

Redacción: equipo de Vida lúcida