Alimentación Nutrición Salud

5 Consejos para un desayuno energético

desayuno energético

La forma de empezar el día tiene un enorme impacto en cómo se desarrollará. Por esta razón el desayuno energético es realmente la comida más importante del día. Es el combustible con el que te propones hacer tu día excepcional.

Porqué es necesario un desayuno energético

El desayuno energético es importante ya que estás dando a tu cuerpo los nutrientes que requiere después de las largas horas de ayuno durante la noche. No ha comido o bebido durante 8 horas o más. Tu cuerpo tiene necesidad de nutrientes y es vital que le proporciones los adecuados para que funcione en su mejor momento.

5 Consejos para un desayuno energético y de gran alcance para un día lleno de vitalidad

desayuno energético recomendado

¿Cómo crear un desayuno energético? Aquí hay 5 consejos a seguir:

HidratarseDespués de la noche en la que no has bebido una gota, tu cuerpo necesita estar hidratado. Por lo tanto, comenzar cada desayuno con dos vasos grandes de agua es fundamental. No esperes hasta después de comer, ya que puedes estar lleno y menos inclinado a beber. Se necesitas agua, incluso si no siente sed. También agua con limón es muy recomendado por ser ésta una bebida que prepara para una mejor digestión y equilibra el pH, refresca el aliento y ayuda a dejar el hábito del café, estos son pilares fundamental de un desayuno energético. Conoce las razones por las que deberías beber agua de limón.

No dejes de leer:
10 Razones de Salud para que empieces a andar en Bicicleta

Además, beber a primera hora de la mañana te ayudará a cumplir con su cuota mínima de 8 vasos de agua, por lo menos, cada día.

Consumir verduras en el desayuno

La dieta Mediterránea por un gran número de razones es recomendable. Una de ellas es que incluye una gran cantidad de verduras en todas las comidas del día. Simplemente no hay razón para no comer verduras para el desayuno. ¿Por qué no empezar el día con una buena dosis de vitaminas y fibra?

Menos azúcar en un desayuno energético ejemplar

Hay una cosa que no se debes incluir en tu desayuno, que es el azúcar, especialmente azúcar blanca refinada. Un montón de gente come cereales ricos en azúcar por la mañana o toma un café o té con mucha azúcar en su taza. Simplemente te llenas de calorías inútiles a tu cuerpo que hacen muy poco para tu salud y también preparas así tu cuerpo para sentir más hambre debido a la cánula de azúcar en la sangre que va a experimentar.

Obtener una porción completa de proteína mediante el desayuno energético

Un buen desayuno debe incluir una porción de proteína de calidad. Esto tiene una serie de beneficios: la proteína ayuda a sentirse satisfecho por lo que estarás menos inclinado a comer bocadillos poco saludables antes del almuerzo.

No dejes de leer:
Cómo hacer jugo de Aloe Vera para tratamientos medicinales

Además, la proteína es esencial para la formación del tejido muscular, que es en gran parte responsable de su metabolismo, por lo que cualquier persona que quiere bajar de peso probablemente se beneficiará de la mayor cantidad de proteínas en el desayuno.

Algunas fuentes de proteínas para el desayuno son, las nueces, cacahuates, las almendras (en todas sus presentaciones, puede ser entera o en leche), espinaca, brócoli, quinoa, la avena. Puedes preparar en cereales o en batidos combinando estos alimentos con tus frutas y vegetales. Ver este enlace para un riquísimo batido que incluye proteína:  Riquísimo y súper nutritivo batido con espinaca.

El desayuno se debe comer con calma

No te apresures a comer el desayuno o comer de pie o mientras ves la televisión. Tómate el tiempo para realmente disfrutar de tu comida y para reflexionar con calma sobre el día que viene. Este es también un momento para disfrutar estar en casa antes de que necesites salir hacia el trabajo o comenzar a moverte. Disfrútalo!

Sigue estos 5 consejos, y el desayuno será mucho más eficaz y agradable. Pruébalo y verás cómo tu día mejora como resultado.

También ver este intersante artículo:   11 formas de tener un desayuno saludable.