hazlo tu mismo Independencia y Autosuficiencia

5 Pasos simples para crecer semillas de manzana

árbol de manzana

Beneficios del autocultivo

Los beneficios del autocultivo y todo lo que conlleva: sembrar, cultivar y plantar dentro del hogar, dependiendo del tamaño del mismo y de las necesidades de sus integrantes, es muy grande. Los beneficios que se pueden destacar en primer lugar es el hecho de tener comida saludable, sin químicos ni conservantes, y sobre todo, al alcance de la mano. Los beneficios de comer una fruta o verdura recién salida de la huerta aporta muchísimos nutrientes y aporta las vitaminas esenciales que necesita nuestro organismo, y si es orgánica, evitarás el consumo de tóxicos y contaminantes que abundan hoy en día.

Creciendo un árbol de manzana desde su semilla

Cuando muerdes una jugosa manzana crujiente, ¿alguna vez has considerado el potencial de esas pequeñas semillas en su interior? ¿Alguna vez has soñado con crecer tu propio huerto de manzanas? Ya sea que simplemente tienes curiosidad o que buscas un desafío, el cultivo de árboles de manzana desde la semilla puede ser un experimento divertido. Con el tiempo, la paciencia y cuidado especial, puede hacer crecer tu propio árbol de manzanas. Hemos esbozado cómo hacerlo y lo que necesitas saber.

Cómo crecer semillas de manzana

crecer semillas de manzana

Instrucciones

  1. Recoge las semillas de los corazones de manzana fresca. Tendrás que recoger muchas semillas de manzana ya que tienen sólo un porcentaje de germinación del 30%.
  2. Seca las semillas de manzana en un lugar fresco hasta que estén completamente libre de humedad.
  3. Coloca las semillas de manzana secas con un paño húmedo o toalla de papel y mételas en un recipiente sellado.
  4. Coloca el recipiente en un refrigerador durante un mínimo de 7 semanas. Esto se llama “post-maduración”, que simula el invierno. Durante este tiempo las semillas empiezan a crecer raíces y brotar.
  5. Una vez broten, plantar suavemente las  semillas de manzana en plántulas o pequeñas macetas, cubriéndolas con cerca de la mitad de una pulgada de tierra para macetas.
  6. Riega las semillas suficientemente para saturar el suelo dejando que las semillas se depositen.
  7. Cuida tus plantas de semillero a temperatura ambiente (entre 20 y 26 grados Celsius) a medida que crecen. Cuando se vean lo suficientemente resistentes puedes trasplantarlas fuera. Espera para moverlas afuera hasta que todo el riesgo de las heladas pase.
  8. Elige una zona soleada con suelo bien drenado para tus plántulas de árbol de manzana. Considera el espacio que se necesita para hacer crecer un árbol de tamaño completo de manzana (6 a 9 metros) y no más cerca de 5 metros hasta el siguiente árbol – sobre todo si se trata de otro manzano.
  9. Rodea los manzanos jóvenes con vallas de jardín para protegerlos y mantener el suelo húmedo alrededor de ellos, riégalos por lo menos cada 10 a 12 días. Presta especial atención a regarlos durante días secos muy calientes.
  10. Más adelante se necesitará podar y formar tu árbol de manzana.
  11. Después de unos años, debes estar recogiendo manzanas. Incluso si no son las más bellas, deben ser las más deliciosas para muchas cosas, como el pastel de manzana fresca o incluso sidra.

Manzana-web-eng

Cosas a considerar antes de crecer semillas de manzana

Las manzanas son impredecibles. Debido a su incapacidad de auto-polinización, no esperes que crezca el mismo tipo de manzana de la que extrajiste la semilla.
Corres el riesgo de producir manzanas silvestres. Es común que los manzanos sean polinizados por manzanas silvestres – una pequeña y no comestible variedad.
Se paciente. Los árboles de semilla pueden tomar de 7 a 10 años para producir frutos.
Si te desanimas por los riesgos y el tiempo de crecimiento de semillas de manzana, trata de comenzar con una planta de semillero o injerto. Esto comienza con un corte especial del árbol portainjerto. Una rama de la variedad de manzana deseada se coloca en el corte. El árbol crecerá para producir el tipo seleccionado de manzana.

ärbol de manzana

Acepta el reto. Crecer un manzano desde la semilla no puede ser para aquellos con poco tiempo, pero cuando ese experimento a largo plazo tiene éxito el resultado promete ser fructífero. Podrás disfrutar de una gran cantidad de manzanas procedentes de tu propio árbol de manzanas en los años venideros. El próximo reto será decidir qué hacer con todas ellas.

Una investigación y redacción de equipo de Vida Lúcida

Comentarios