Consejos Salud

5 síntomas de que padeces hipertiroidismo

El hipertiroidismo puede imitar otros problemas de salud, que pueden hacer que sea difícil para tu médico el diagnóstico. También pueden causar una amplia variedad de signos y síntomas, lo que le hace más difícil de identificar. Por ello en este artículo te mostramos 5 síntomas comunes del hipertiroidismo.

Conoce las causas del hipertiroidismo

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo se define como el aumento excesivo de las hormonas producidas por la tiroides. La tiroides es una glándula en forma de mariposa en la base del cuello. A pesar de que pesa menos de una onza, la glándula tiroides tiene un enorme impacto en tu salud. Todos los aspectos de tu metabolismo están regulados por las hormonas tiroideas.

La glándula tiroides produce dos hormonas principales, la Tiroxina (T-4) y Triyodotironina (T-3) que influyen en cada célula de tu cuerpo. Estas mantienen la velocidad a la que tu cuerpo utiliza las grasas y los hidratos de carbono, ayudan a controlar la temperatura corporal, influyen en el ritmo cardíaco, y regulan la producción de proteínas. La tiroides también produce una hormona llamada calcitonina, la cual te ayuda a regular la cantidad de calcio en la sangre.

¿Por qué falla la tiroides?

El hipotálamo indica a la glándula pituitaria que produzca una hormona llamada “hormona estimulante de la tiroides” (TSH). La glándula pituitaria libera TSH (la proporción depende de la cantidad de T-4 y T-3 en tu sangre). Si no tienes suficiente T-4 y T-3 en la sangre, el TSH se levantará; por el contrario si tienes demasiado, el nivel de TSH caerá.

Por último, la glándula tiroides regula la producción de hormonas en base a la cantidad de TSH que recibe. Pueden suceder dos escenarios, a saber: Si la glándula tiroides está enferma y en la liberación presenta un exceso de hormona tiroidea, el nivel de TSH en la sangre seguirá siendo inferior a lo normal; pero si la glándula tiroides enferma no puede producir suficiente hormona tiroidea, el nivel de TSH en la sangre seguirá siendo alto.

No dejes de leer:
Las vitaminas y los minerales que cuidan la piel.

Síntomas del hipertiroidismo

Mujer con el cuello inflamado por padecer hipertiroidismo

La pérdida repentina de peso y la falta de apetito, suelen ser uno de los síntomas más comunes. Pero veamos a continuación 5 síntomas indicativos de que pudieras estar padeciendo hipertiroidismo.

1. Oftalmopatía de Graves

A veces, un problema poco común llamado oftalmopatía de Graves puede afectar tus ojos, especialmente si fumas. En este trastorno, tus ojos sobresalen más allá de sus órbitas normales de protección cuando los tejidos y los músculos detrás de tus ojos se hinchan. Esto empuja los globos oculares hacia afuera hasta el punto en que, efectivamente, sobresalen de sus órbitas. Esto puede hacer que la superficie frontal de los globos oculares se mantenga seca. Los problemas oculares a menudo mejoran sin tratamiento.

Los signos y síntomas de la oftalmopatía de Graves incluyen:

  • Globos oculares sobresalientes.
  • Los ojos rojos o hinchados.
  • Lagrimeo excesivo o molestia en uno o ambos ojos.
  • Sensibilidad a la luz

La enfermedad de Graves está relacionada directamente a los síntomas del hipertiroidismo. Si otro miembro de tu familia tiene problemas de tiroides, habla con tu médico acerca de lo que esto puede significar para tu salud y si tienen alguna recomendación para el seguimiento de tu función tiroidea. Si este es tu caso, consulta pronto a un especialista, es probable que padezcas de hipertiroidismo.

2. Tiroides inflamada

Tener la tiroides inflamada ocurre cuando uno o más adenomas de la tiroides producen demasiado T-4. Un adenoma es una parte de la glándula que ha recrecido del resto de la glándula, formando nódulos no cancerosos (benignos) que pueden causar un agrandamiento de la tiroides. No todos los adenomas producen un exceso de T-4, y los médicos no están seguros de las causas que influyen en la producción excesiva de dicha hormona. Estos síntomas se perciben en la parte baja del cuello o garganta.

3. Dolor y fatiga muscular

Sudoración excesiva por el hipertiroidismo

La sudoración excesiva también puede ser causada por el hipertiroidismo

Normalmente, la tiroides libera la cantidad correcta de hormonas, pero a veces se produce un exceso de T-4. Esto puede ocurrir por varias razones, incluyendo la tiroiditis. A veces, la glándula tiroides puede inflamarse por razones desconocidas. La inflamación puede causar un exceso de hormona tiroidea almacenada en la glándula y filtrarse en el torrente sanguíneo. Un tipo raro de tiroiditis, conocido como tiroiditis subaguda granulomatosa, causa dolor en la glándula tiroides. Otros tipos son sin dolor y en ocasiones pueden ocurrir después del embarazo (tiroiditis postparto). Este descontrol de T-4 crea en el organismo una fatiga y malestar general de manera constante parecido al resfriado.

No dejes de leer:
Alimentos que disminuyen mucosidad y un smoothie antiflemas

4. Aumento de la sensibilidad al calor

La velocidad a la que el T-4 y T-3 son liberados es controlada por la glándula pituitaria y el hipotálamo, un área en la base del cerebro que actúa como un regulador térmico para todo el sistema. Debido a la liberación descontrolada del T-4 y T-3, el cuerpo no puede controlar con exactitud si precisa de un aumento en la sudoración. Esto genera altibajos que pueden llevarte a sentir choques de calor.

5. Cabello fino y quebradizo

Al haber descontrol hormonal el cuerpo humano ve afectada la producción y buen funcionamiento de los mecanismos de defensa exteriores tales como: el cabello quebradizo y las uñas débiles.

Los adultos mayores son más propensos a tener hipertiroidismo, y no presentan signos ni síntomas, pero se perciben algunos malestares adjudicados a la edad tales como, aumento del ritmo cardíaco, tendencia a cansarse más rápido durante actividades comunes, y falta de tolerancia al calor.

Una vez analizadas las consecuencias de padecer esta enfermedad, tan pronto percibas algunos de los síntomas de hipertiroidismo ya mencionados, acude de inmediato a médico. Un tratamiento a tiempo sin duda hará la diferencia.

Comparte esto: