Ejercicios Físicos Salud

7 razones para saltar la cuerda todos los días

Mantener una rutina de ejercicios constante y una alimentación balanceada son hábitos necesarios para poder gozar de una buena salud. Un excelente ejercicio, por más sencillo y simple que parezca, es saltar la cuerda todos los días, ese juego infantil que todos suelen jugar de pequeños. No solo es una actividad que divierte, sino que además tiene muchos beneficios si se desea mantener un cuerpo tonificado y en forma sin mucho esfuerzo.

Mujer saltando la cuerda

7 razones para saltar la cuerda todos los días

Las razones por las cuales puedes sustituir casi cualquier rutina de ejercicios por este pequeño juego son muchas, aunque la mayoría pueda pensar que es infantil y que solo lo hacen los niños durante sus recreos, lo cierto es que puede resultar muy beneficioso.

1. Es divertido

No hay nada mejor que pasarla bien mientras se entrena, este ejercicio entretiene lo suficiente como para pasar un buen rato practicándolo, por tanto quemando muchas más calorías.

2. Mejora la condición física

Es una de las mejores actividades cardiovasculares, y se puede ir aumentando la resistencia física conforme se vaya incrementando la intensidad de los ejercicios con la práctica. También es un ejercicio que puede ayudar a regular los niveles de glucosa en sangre, ideal para las personas que padecen diabetes.

3. Se queman muchas calorías

Mujer quemando calorías al saltar la cuerda

Si se salta la cuerda durante una media hora a una velocidad bastante moderada, lo menos que se pueden perder son unas 280 calorías. Una cantidad mucho mayor a las que se pierde corriendo a una velocidad moderada durante el mismo lapso de tiempo. Por lo tanto, si no estabas decidida a saltar la cuerda, ¿qué otro estimulante necesitas para empezar hoy mismo?.

No dejes de leer:
Usos y beneficios de la moringa para mejorar tu salud

4. Tonifica todos los músculos del cuerpo

Cuando se salta la cuerda, se utilizan y ejercitan la gran mayoría de los músculos del cuerpo, esto permite que el cuerpo se mantenga firme y tonificado en su totalidad. Además, es un ejercicio que ayuda a mantener en forma y puede ser practicado por personas de diversas edades, incluidas las personas de la tercera edad, que tengan buena coordinación y  no padezcan enfermedades agravadas en las articulaciones.

5. Se quema mucha grasa

Como bien se sabe, si se queman las calorías sobrantes del cuerpo, y se mantienen los músculos firmes y activos, será muy difícil que el cuerpo acumule grasa, por tanto se comenzará a quemar toda la grasa extra del cuerpo.  Un ejercicio para complementar el plank o la bicicleta, ayudando a mejorar la condición física en general.

6. Mejora la coordinación

Saltar la cuerda es un ejercicio que requiere cierto nivel de coordinación para poder ser ejecutado, esta se ve ejercitada y así puede mejorar de forma general al realizar todo tipo de actividades. Podría considerarse al ejercicio del salto de cuerda como una entrenamiento para perfeccionarte en varias disciplinas, incluso es muy conocido que los boxeadores lo utilizan como parte de su entrenamiento.

7. Es barato y se puede realizar en cualquier parte

Para mantener un entrenamiento saltando la cuerda no se necesita más que un par de zapatos deportivos, una cuerda de saltar y el espacio suficiente en la sala de la casa para practicarlo sin romper nada.

Beneficios de saltar la cuerda todos los días

  • Fortalece el sistema cardiovascular, óseo y respiratorio
  • Eleva las pulsaciones con facilidad
  • Acelera el metabolismo
  • Involucra prácticamente todos los músculos del cuerpo
  • Ayuda a perder la grasa corporal
  • Permite variar el ritmo del entrenamiento de forma versátil
  • Mejora la coordinación y el equilibrio
  • Ayuda a quemar muchas calorías en poco tiempo y con poco esfuerzo
  • Se puede realizar en cualquier sitio
  • Pueden practicarlo personas de avanzada edad
No dejes de leer:
Nutrientes esenciales para hacerte ver más atractivo.

Una rutina sencilla para saltar la cuerda

La siguiente rutina está enfocada para que puedas aprovechar al máximo el ejercicio de saltar la cuerda, y lleves un orden que te permita tener una rutina de entrenamiento diario.

Paso 1

  • Se debe saltar sobre la cuerda con los pies muy juntos y a un ritmo moderado.
  • Los tobillos y las rodillas deben mantenerse relajadas para que el impacto de la caída no cause lesiones.
  • Tratar de realizar movimientos fluidos en lugar de usar dos posiciones distintas.
  • Aumentar poco a poco la velocidad de la cuerda y el ritmo con el que se salta.

Paso 2

  • Cuando ya se tenga suficiente confianza con la cuerda, lo mejor es aumentar la dificultad de la técnica utilizada.
  • En lugar de saltar con ambos pies, se puede hacer alternando entre uno y otro.
  • Se debe coordinar que la cuerda paso debajo de cada pie al hacer el cambio, igual que cuando se trota.

Paso 3

  • Cuando ya se tenga una coordinación bastante controlada entre los pies y la cuerda, se debe tratar de aumentar la elevación de los talones durante cada salto.
  • Se deben ir subiendo los talones lo más cerca posible de los glúteos, para así exigirle más al cuerpo y sentir mucha más intensidad durante los entrenamientos.
  • Aumentar poco a poco el ritmo de la rutina, hasta que se sienta una plenitud física, sin embargo se puede seguir aumentando cuanto se desee.