Cáncer Enfermedades Salud

7 señales de cáncer de pulmón que no debes ignorar

cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es uno de los tipos más comunes de cáncer en hombres y mujeres en todo el mundo. Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, aproximadamente uno de cada 14 hombres y mujeres en los EE.UU. serán diagnosticadas con cáncer de pulmón en algún momento de su vida.

Señales iniciales de cáncer de pulmón

En los EE.UU., el cáncer de pulmón ha superado el cáncer de mama que es la causa más común de muerte por cáncer en las mujeres. Pero ser consciente de los factores de riesgo y prestando atención a las señales de advertencia y los síntomas, se puede salvar la vida.

Fumar

Existe una fuerte relación entre el cáncer de pulmón y el tabaquismo, y cerca del 90% de los casos de cáncer de pulmón son consecuencia del consumo de tabaco. El riesgo de cáncer de pulmón aumenta cuanto más cigarrillos se fuman y el tiempo que se fume. Se cree que, entre los fumadores de dos o más paquetes de cigarrillos por día, uno de cada siete morirán de cáncer de pulmón.

El tabaquismo pasivo

No tienes que ser un fumador  para poner tu salud en riesgo. El humo del tabaco contiene muchas sustancias químicas que se han demostrado son cancerígenos. El riesgo aumenta cuanto más se expone a los cigarrillos fumados por otras personas.

La contaminación del aire

Se cree que la exposición prolongada al aire altamente contaminado puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón similar a la de los fumadores pasivos.

Las fibras de asbesto y otras sustancias químicas

el uso de amianto está limitado o prohibido en muchos países, pero se utilizaron ampliamente en el pasado. Esto incluye también la exposición a ciertos productos químicos y sustancias que se utilizan en varias ocupaciones e industrias tales como arsénico, berilio, cadmio, carbón, sílice y níquel.

El gas radón

Este es un gas radiactivo natural que es un producto del uranio. Es invisible e inodoro y se puede llegar a través del suelo y entrar en la casa.

Herencia

la susceptibilidad genética individual puede desempeñar un papel en el cáncer del pulmón. Asimismo, las personas con un familiar con cáncer de pulmón tienen un mayor riesgo de enfermedad.

No dejes de leer:
Cómo prevenir las infecciones del tracto urinario

Las enfermedades pulmonares

Ciertas enfermedades pulmonares se asocian con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, como la EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y la cicatrización de los pulmones.

Más de 65 años de edad

Casi el 70% de las personas diagnosticadas con cáncer de pulmón tienen más de 65 años de edad, mientras que menos del 3% de los cánceres de pulmón ocurren en personas menores de 45 años de edad.

Los signos y síntomas del cáncer de pulmón

Las señales de advertencia de cáncer de pulmón no siempre están presentes o fáciles de identificar. En muchos casos, el cáncer de pulmón puede no mostrar ningún síntoma perceptible en las primeras etapas. Pero si sospechas que algunos de los factores de riesgos aplican en ti, a continuación, la detección temprana puede ayudar a las personas en alto riesgo de contraer la enfermedad.

Una persona con cáncer de pulmón puede tener los siguientes síntomas

cáncer de pulmón

1. Tos persistente o cambios en la tos

Si tienes un resfriado, la tos debe desaparecer después de una semana o dos, pero si persiste durante un largo tiempo, debes ver a tu médico. Si eres  fumador o sufres de tos crónica, observa si hay algún cambio en la tos crónica, por ejemplo: más frecuencia de la tos, más profunda con un sonido más profundo y ronco, tos con sangre o tener más mucosidad de lo normal.

2. Dificultad para respirar

Si te falta el aliento mientras realizas una tarea que podrías haber hecho fácilmente en el pasado, puede ser un síntoma de cáncer de pulmón. Este síntoma puede ocurrir si los bloques tumorales del pulmón o una vía respiratoria se estrecha, o si líquido se acumula en el pecho.

3. Dolor de huesos y pecho

Uno de los síntomas pueden ser dolor en el pecho, el hombro o zona de la espalda. El cáncer de pulmón que se ha diseminado a los huesos, puede causar dolor en los sitios del hueso afectado. Si se ha diseminado al cerebro puede causar una serie de síntomas neurológicos y dolores de cabeza. Así que escucha a tu cuerpo y si el dolor persiste y no desaparece, ve a ver a tu médico.

No dejes de leer:
Remedios naturales para la retención de líquidos

4. Sibilancias

Mientras que un silbido al respirar puede ser resultado de asma o alergias, también puede estar asociado con el cáncer de pulmón. Si las sibilancias persisten, visita a tu médico para encontrar la causa de la misma.

5. Cambios en la voz

Tu voz se vuelve ronca y profunda, o notas cualquier otro cambio significativo en tu voz. Mientras que la ronquera puede ser resultado de un simple resfriado, si persiste luego, ir a ver a tu médico.

6. Infecciones respiratorias persistentes

Infecciones como la bronquitis y la neumonía que no desaparece o que vuelven.

7. Pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga y debilidad

Estos son síntomas no específicos que se pueden ver con muchos otros tipos de cáncer u otras enfermedades, pero si los cambios son inexplicables y persisten, ir a tu médico para encontrar la causa de la misma.

Cómo reducir el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón

  1. Deja de fumar si no lo has hecho aún.  Si eres es un fumador pasivo, eliminar tu exposición al humo de tabaco.
  2. Haz una prueba para determinar si hay gas radón en tu hogar – Si sospechas que tienes gas radón en tu casa, compra un kit para prueba de radón en casa que pueden identificar aumentos en los niveles de radón en el hogar.
  3. Evita los carcinógenos en el trabajo – Toma precauciones para protegerte de la exposición a sustancias químicas tóxicas en el trabajo.
  4. Cambia a otro estilo de vida – Existe una fuerte evidencia que sugiere que el ejercicio regular puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer. También comer una dieta alta en fibra, con muchas frutas y verduras. También hay evidencia de que el ajo puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón.
  5. La exploración temprana – Las radiografías de tórax no son eficaces en la detección de cáncer de pulmón en etapa temprana. Sin embargo, las TC (Tomografía computarizada) de baja dosis han demostrado reducir la mortalidad por cáncer de pulmón en un 20%.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida