Enfermedades remedios caseros Salud

8 remedios caseros eficaces para la tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa la cual no debe ser tomada a la ligera y requiere de un cuidado especial, pero puede ser tratada en conjunto con la recomendación médica y los remedios naturales para revertir la infección.

tuberculosis

Los remedios caseros han demostrado ser eficaces en la curación de una multitud de cuestiones de salud; sin embargo, cuando se trata de la tuberculosis, no hay remedios caseros conocidos que ofrezcan una cura al 100%. Cuando se utilizan junto con las medicinas prescritas, estos remedios naturales mantienen la infección bajo control y evitan su propagación.

Remedios caseros naturales para la tuberculosis

Los remedios caseros descritos aquí ayudan a aliviar los síntomas y mejorar tu poder de inmunidad, allanando el camino para que las medicinas trabajen más eficientemente.

1. Jugo de naranja:

Las naranjas están llenas de vitamina C y los precursores de la vitamina A. El potencial antioxidante del zumo de naranja mejora la potencia de la inmunidad y mejora tu cuerpo para dar una batalla más fuerte contra la tuberculosis. Protege el cuerpo contra los daños provocados por agentes extraños.

Preparación del jugo natural:

Jugo de 2 naranjas. Mezcla un poco de sal y dale sabor con aproximadamente 1 cucharada de miel. Bebe dos vasos de este jugo y te ayudará a aliviar los síntomas de esta infección contagiosa llamada tuberculosis.

2. Grosella espinosa de la india:

Popularmente llamada Amla, este fruto amargo de piel verde tiene el potencial para combatir la tuberculosis. Junto con la reposición de tus niveles de energía, la vitamina C rica en esta fruta también mejora los niveles de inmunidad. Posee propiedades anti-inflamatorias y antibacterianas. El Amla suaviza la inflamación de los pulmones y ayuda en la eliminación de las bacterias, lo que garantiza la cura de la tuberculosis (en conjunto con otros medicamentos).

Para consumirlas, aplasta 3 grosellas, después de desechar las semillas, y haz una pasta fina y extrae el jugo utilizando un colador. Se tiene que comer con el estómago vacío. También puedes agregar aproximadamente 1 cucharadita de miel ya que el Amla tiene un sabor amargo. Otra manera sería comprar jugo de Amla en el mercado. Mezcla 30 ml de este jugo junto con un vaso de agua y 1 cucharadita de miel, bébelo con el estómago vacío, y te beneficiará en tu lucha contra la tuberculosis.

No dejes de leer:
10 remedios caseros para la artritis en manos y muñecas

3. Nueces:

Las nueces son potenciadores de energía. Estos frutos secos son maravillosas fuentes de varias vitaminas y minerales, incluyendo la vitamina B6, la vitamina E, hierro, fósforo y magnesio. Todos estos elementos pueden mejorar el sistema inmunológico del cuerpo humano, aumentando el potencial para luchar contra la tuberculosis. Toma 2 nueces, desecha las conchas y aplástalas en un fino polvo. Mezcla 2 cucharaditas de polvo de nuez triturada con 1 cucharadita de pasta de ajo recién preparada y 1 cucharadita de mantequilla clarificada. Come esto durante la hora del desayuno para combatir la tuberculosis alternativamente.

4. Pimienta negra:

hombre con tuberculosis y tos

La tuberculosis se acompaña de congestión del pecho, inflamación y dolor. La pimienta negra es rica en propiedades anti-inflamatorias y analgésicas y son remedios caseros maravillosos para la tuberculosis. Alivia las inflamaciones, descongestiona y alivia el dolor que acompaña a la tuberculosis.

Cómo consumirla

Añade 1 cucharadita de mantequilla clarificada a una sartén y asa 12 granos de pimienta negra en ella junto con una cucharadita de asafétida. Deja enfriar y luego mezcla bien. Consume esta mezcla con tres dosis diarias hasta que te recuperes por completo.

5. Plátano:

Los plátanos son depósitos de nutrientes, especialmente de calcio. Estas frutas poseen el potencial para aliviar la fiebre y la tos experimentada debido a la tuberculosis. Los plátanos trabajan contra la tuberculosis mediante la mejora del potencial de la inmunidad.

Cómo consumir le plátano

Tritura una banana madura y prepara una bebida mezclando con 1 taza de agua de coco, ½ taza de yogur natural y 1 cucharadita de miel. Bebe esta mezcla dos veces al día. También puedes recibir ayuda gracias al tallo de esta planta para eliminar la flema recogida en los pulmones. Bebe 2 tazas de jugo de tallo de banano, cada dos horas, esto podría ayudar en el alivio de los síntomas.

6. Chirimoya:

La chirimoya es otro remedio casero eficaz para la tuberculosis. Sus propiedades de rejuvenecimiento y revitalizantes permiten al cuerpo combatir esta condición de una manera muy eficiente. Las chirimoyas son ricas en antioxidantes como la vitamina C, que limpian los radicales libres y frustran el daño oxidativo.

El potasio presente en la chirimoya, ayuda a fortalecer los músculos pulmonares. Para consumirlas, saca las semillas de dos chirimoyas, aplasta la pulpa, y cocina a fuego lento junto con pasas negras con aproximadamente 2 tazas de agua. Deja enfriar y filtra la mezcla. Añade ¼ cucharadita de cardamomo en polvo, ¼ cucharadita de canela en polvo, da sabor con un toque de miel pura (opcional) y bebe esto a diario para una curación más rápida.

No dejes de leer:
¿Cuál es la manera correcta de evacuar?

7. Ajo:

Un agente anti-inflamatorio y analgésico innato, el ajo posee el potencial para inhibir la tuberculosis y prevenir su repetición. Beber decocción de leche y ajo es beneficioso para curar la tuberculosis. Machaca 4 dientes de ajo y cocina a fuego lento en un litro de leche de cabra (orgánica) junto con un coco rallado hasta que la leche se reduzca a la mitad. Añade un poco de miel y consume esto con el estómago vacío durante seis semanas en la mañana para asegurar la ausencia de la tuberculosis, en conjunto con un tratamiento claro está.

8. Menta:

Las propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y analgésicas de la menta la convierten en un remedio casero potente para la tuberculosis. Junto con la limpieza de las vías respiratorias y su alivio para la flema, la menta calma el dolor y la inflamación en las personas que sufren de tuberculosis.

También mejora la resistencia del cuerpo y ayuda en la lucha contra la tuberculosis. Bebe una mezcla de jugo de menta con vinagre de miel y de malta o mezcla la menta con zanahorias para mejorar su poder. Una bebida de zanahoria y menta es un tónico puro y potente para el pulmón.

Las normas para mantenerte alejado de la Tuberculosis:

  1. Mantente alejado de los alérgenos que podrían empeorar los síntomas.
  2. Incluye gran cantidad de vitamina B, vitamina C, vitamina D, y alimentos ricos en hierro en tu dieta.
  3. Mantente hidratado con agua y zumos naturales.
  4. Evita los alimentos procesados, bebidas gaseosas, harina blanca y azúcar blanco.
  5. Di sí a los cereales integrales, verduras de hoja verde y frutas.
  6. Elije fuentes de proteínas fuera de las carnes pesadas.
  7. Di no al café y el té.
  8. Evita fumar y el alcoholismo.
  9. Descansa mucho.
  10. Por último, pero no menos importante. Mantén tu estrés a raya.

La tuberculosis, si es diagnosticada en las etapas preliminares, se puede curar. Sin embargo, la mayor precaución se ejerce cuando se trata del tratamiento. No renuncies a tus medicamentos. Recuerda, los remedios caseros para la tuberculosis sólo son eficaces cuando se usan junto con las medicinas. Mantente activo, y podrás reforzar tu sistema inmune.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida