Hogar

Cómo blanquear las almohadas amarillas

Algunos artículos del hogar necesitan ciertos cuidados de mantenimiento especiales para ayudarlos a seguir conservando su función, pero sobre todo para evitar que acumulen mucha suciedad. Las almohadas son unos de ellos. Siempre serán parte de las cosas en nuestro hogar que necesitas mantener limpias, sobre todo por ser susceptibles a las manchas y suciedad, siendo esta última, ocasión para incluso atrapar ácaros y malos olores. Las almohadas amarillentas no son bienvenidas en un hogar limpio, así es que aquí encontrarás una manera de blanquear las almohadas amarillas.

almohadas amarillas

Porqué las almohadas se ponen amarillas

Una de las razones más comunes por las que las almohadas pueden hacerse amarillas, es el sudor. Incluso cuando estás durmiendo tu cuerpo sigue sudando para mantener tu cuerpo a una temperatura confortable. Dependiendo del tipo de tela de la que está hecha la funda de la almohada, es que el sudor va a filtrarse o no a través de la tela. Al secarse el sudor, puede dejar una mancha amarilla en la almohada. El sudor y la saliva también son causantes de los famosos “mapas” en la almohada. Incluso, aún y si utilizas fundas debajo de las fundas de almohada, todavía se puede producir la coloración amarillenta y no sólo eso, pueden acumular ácaros debido a que ese sudor que produce mucha humedad es el perfecto ambiente para la proliferación de ácaros que pueden ser causa de alergias respiratorias o de la piel. Revisa cómo están tus almohadas porque estas pueden ser el motivo de ello.

Otra forma en que tus almohadas pueden hacerse amarillas es al exponerlas mucho al sol. Las capas que poseen con agentes blanqueadores y/o abrillantadores ópticos para hacerlas ver más blancas, al ser expuestas mucho al sol, empiezan a descomponerse y esto es lo que hará que el verdadero color de la tela empiece a mostrar su color real que suele ser amarillento, pero en esos casos, tendrás que estar seguro de lo que estás adquiriendo antes de comprarlo para evitar que tus almohadas amarillas no logren blanquearse de manera manual en casa.

No dejes de leer:
Ahorrar dinero con bolas de lana para secar la ropa

Cómo blanquear las almohadas amarillas

Algunas personas suelen arreglar el asunto de las almohadas amarillentas comprando nuevas, aunque estén en perfecto estado, pero a las almohadas no necesitas lavarlas cada semana, con tan sólo 3 veces al año que las metas a la lavadora pueden seguir funcionando perfectamente si utilizas los ingredientes adecuados para eso. Tienes que verificar antes de hacer este procedimiento, que tus almohadas tiene solución ante este método de blanqueamiento por las anteriores causas que mencionamos por las que una almohada puede ponerse amarilla, debido a que si tu almohada ya posee una tela en su esencia amarilla, no podrás conseguir los resultados deseados.

Este método para lavar y blanquear las almohadas amarillas, es muy eficaz para las almohadas que su tela ha sido manchada de amarillo por sudor u otros fluidos corporales y/o otras sustancias que haya caído en la misma, y que hayan hecho que se formara esa mancha amarilla indeseada.

Ingredientes

  • Agua muy caliente o hirviendo
  • 1 taza de detergente para la ropa
  • 1 taza de detergente en polvo para lavavajillas (si el anterior y éste detergente son biodegradables, mucho mejor)
  • 1 taza de este blanqueador: (12 tazas de agua, 1/4 taza jugo de limón, 1 taza de agua oxigenada)
  • 1/2 taza de bórax

Instrucciones

No dejes de leer:
La decoración del baño estilo feng shui
  1. Revisa la etiqueta para confirmar que tu almohada (natural o sintética) puede lavarse a máquina – la mayoría puede.
  2. Retira la funda de almohada o de cualquier protector de almohada.
  3. Llena la lavadora a cerca de 1/3 con agua caliente (incluso añade un par de ollas llenas de agua hirviendo) y programa 2 enjuagues si te es posible.
  4. Añade todos los ingredientes en la lavadora.
  5. A continuación, inicia la máquina y deja que se agite durante algunos minutos hasta asegurar que todo el detergente esté disuelto antes de meter las almohadas (pueden caber dos almohadas a la vez) . Verifica eso si tienes lavadora donde al abrir no caiga el agua, de otra manera hazlo de la mejor manera para evitar que el detergente no quede bien disuelto así no se pega en las almohadas.

almohadas amarillas

Sigue estos pasos y tendrás unas almohadas blancas otra vez y con aspecto a limpio. Haz esto dos a tres veces al año y será suficiente. Como ves es fácil, práctico y económico hacerlo, no necesitas estar comprando almohadas nuevas todo el tiempo. Para el secado, si usas máquina secadora, procura usar el método de las bolas de lana o estambre para secar las almohadas para que te resulte más rápido el secado, o bien, puedes usar el tradicional que es simplemente secarlas al sol.

Redacción de Vida Lúcida