Cáncer Consejos Salud

Descubre el poder anticancerígeno de las semillas de uvas

Recientes estudios señalan aquellas poblaciones que consumen dietas ricas en frutas y verduras tienen una incidencia de cáncer en general inferior al resto. En el caso de las semillas de uvas, se ha encontrado que tienen poder anticancerígeno ya que poseen fitoquímios que inhiben la formación de células cancerosas.

poder-anticancerigeno-de-las-semillas-de-uvas

Las uvas son frutas pequeñas en tamaño, pero grandes por su poder anticancerígeno. Este pequeño fruto de la vid posee también otras propiedades medicinales y por ello son recomendadas como un tratamiento natural para aliviar los síntomas del tabaquismo, facilitar la pérdida de peso, depurar la sangre y  mantenernos más jóvenes.

Son muchos los beneficios curativos que posee la uva como fruta, sin embargo, no podemos dejar de lado sus semillas y los beneficios que trae a nuestra salud.

Toda la vida hemos desechados las semillas de las uvas, pues las creíamos carentes de utilidad, pero según diversos estudios científicos, las semillas de las uvas resultan contener grandes beneficios con poder anticancerígeno. ¡Sí! ¡Como lo lees!

Las semillas de la salud

Uvas rojas sobre un plato

En lo últimos años las semillas de las uvas, han sido estudiadas por la industria farmacéutica, con el fin de aplicarlas en el tratamiento de diversas dolencias. Este interés se debe a que las uvas son un alimento con alto valor nutritivo, vitaminas A, B, C y una azúcar natural que no atenta contra los que son diabéticos o padecen problemas con la insulina.

No dejes de leer:
Nauseas, causas y cómo tratarlo naturalmente

Los estudios antes mencionados arrojaron que las semillas de las uvas poseen una importante cantidad de resveratrol. Este elemento está presente en alimentos y vegetales, pero en las semillas de las uvas se ubica en mayor proporción, siendo el ingrediente crucial para tratamientos anticancerígenos.

Otros estudios han revelado que parte de las propiedades anticancerígenas de las semillas de uvas se producen porque al consumirlas, nuestro organismo las procesa como un tipo de combustible especial, que oxigena las células del cuerpo y previene la muerte de las células y por ende la formación de tumores.

Los expertos han apostado por el consumo de la uva en todas sus presentaciones, pues este pequeño fruto producto de la naturaleza es capaz de proporcionarle a nuestro cuerpo un gran bienestar y luchar contra enfermedades y afecciones que normalmente nos restan calidad de vida.

Algo de verdad ha de haber en todo este entramado de beneficiosas propiedades curativas. Recordemos que nuestros abuelos decían que una copita de vino tinto a diario, era beneficioso para nuestro organismo. Quizás sin hacer referencia directa, esto se basa en el poder de las uvas para mejorar la salud.

Otros beneficios de las uvas

Un plato con uvas rojas que se ven deliciosas

Una de las más recientes utilidades que se le dan a las semillas de uvas, se centra en tratamientos para desacelerar el temido envejecimiento. Además, las uvas contienen  hierro y otros minerales de gran importancia para la producción de hemoglobina.

No dejes de leer:
Cómo tratar los codos ásperos y resecos

Por otra parte se ha demostrado científicamente que las uvas poseen diversas propiedades que ayudan a prevenir la esclerosis; pero sumado a esto el consumo regular de la uva en su totalidad, incluyendo las semillas permite desintoxicar el cuerpo, pues se produce un efecto diurético y laxante. No obstante, el efecto laxante causado por la uva está orientado a depurar el organismo, pero sin causar trastornos mayores.

Cómo se usan las semillas de uvas

Hay diversos tipos de semillas de uvas y en especial, las semillas presentes en las uvas verdes son las más consumidas, mientras que las variedades de las rojas, thompson y las rubis, suelen ser menos empleadas. Su manera de consumo puede ser mediante el extracto de las semillas, el aceite de uvas o el consumo directo de las mismas, mientras más fresca y orgánicas sean los alimentos, su poder anticancerígeno será mayor.

Atrévete a consumir las semillas de las uvas, ten en cuenta que tienes al alcance de las manos un anticancerígeno natural y una fruta con grandes propiedades depurativas y reconstituyentes, que a largo plazo traer la salud y bienestar a tu cuerpo.

Imágenes: Shutterstock