Salud Salud mental

Infusiones para reducir el estrés y calmar la ansiedad

El estrés, según los Institutos Nacionales de la Salud en Estados Unidos, es una manifestación relacionada al cansancio mental, emocional y tensión física. Misma que es provocada por un rendimiento superior al normal. Por su parte, la ansiedad (muy relacionada a la fatiga crónica) es parecida al estrés pero en menor grado y es normal que aparezca con más frecuencia en la vida de todo ser humano.

Infusiones para reducir el estrés y calmar la ansiedad

¿Qué provoca ansiedad?

  • Puede ser causada por herencia biológica, la predisposición ocasiona mayores episodios de la crisis.
  • Ambiente familiar, según haya sido la manera de crianza así puede repercutir en la persona.
  • Desbalances en los retransmisores por falta de sueño.
  • No comer a la hora indicada o no ingerir los alimentos adecuadamente.
  • Eventos traumáticos que aún no se hayan podido olvidar o superar.

¿Qué provoca estrés?

  • Negatividad exagerada, una persona que a todo le encuentre problemas en lugar de soluciones está predispuesta a sufrir estrés.
  • Por emociones fuertes, rupturas amorosas, por ejemplo, son una de las principales causas del estrés posmoderno.
  • Estrés acústico, evidenciado por la creciente contaminación audiovisual en el medio. La persona que se expone a ruidos innecesarios o indeseados puede padecer lapsos de estrés.
  • Vivir en soledad por temor, las personas que suelen vivir alejadas de todo y todos pueden padecer estrés y con ello mantener un entorno de soledad que no contribuye a bien para su salud mental y emocional.
  • Problemas económicos, familiares, religiosos, entre otros similares.

¿Infusiones para reducir el estrés y calmar la ansiedad?

Existen diversas maneras de combatir ambas alteraciones psicofísicas, una de las mejores opciones viene de la mano de procesos naturales que son efectivos y sencillos de administrar. Bajo este contexto, a continuación se presentan las mejores infusiones para reducir el estrés y calmar la ansiedad.

Manzanilla en infusión

Es uno de los relajantes naturales más efectivos. Según la University of Meryland Medical Center, la manzanilla efectúa la misma actividad en los neurotransmisores alterados que cualquier calmante sintetizando. Su efectividad se debe a que contiene una cantidad elevada de sesquiterpenos, una sustancia que llega al cerebro límbico (lugar donde se encuentra la memoria y las emociones) y a todo el sistema nervioso. Esta capacidad le ayuda a reducir ciertas reacciones que provocan la ansiedad y el estrés.

No dejes de leer:
Aguas frescas cítricas naturales con betabel /remolacha y col rizada

Para aprovechar sus beneficios basta con preparar una taza de agua caliente y agregar 4g de flores de manzanilla. Dejar que éstas reposen por unos diez minutos y beber. Si la tensión es elevada se recomienda tomar dos tazas al día. Si se desea endulzar se puede agregar miel.

Ginseng

Es una sustancia natural que ayuda al cuerpo humano a mejorar sus condiciones físicas y mentales durante el día. Sus nutrientes actúan directamente sobre el rendimiento sobre el sistema inmunológico y parte del sistema nervioso central. No se recomienda en mujeres embarazadas ya que en ocasiones puede alterar la glándula pituitaria.

Para su efectividad se recomienda beber dos tazas al día. Se recomienda no prepararlo en recipientes de aluminio o hierro ya que estos materiales lo despojan de sus nutrientes. Basta con agregar una o dos raíces cortadas en trocitos de ginseng y agregar agua, dejar que hierva a fuego lento y esperar que repose por 45 minutos para luego ingerirla.

Infusión de valeriana

Sus efectos terapéuticos para reducir el estrés y calmar la ansiedad la han hecho una de las hierbas más utilizadas. Actúa como antidepresivo, anticonvulsivo, sedante, ansiolítico, entre otros similares. Además es utilizada como tranquilizante y analgésica en el cerebro y sistema nervioso central.

Su efecto es positivo cuando se ingiere dos tazas por periodos de 28 días. No se recomienda beber en mujeres embarazas o en lactancia. Preparar infusiones es sencillo. Solo se debe dejar reposar una cucharada de valeriana en una taza de agua caliente, dejar reposar dos minutos como máximo y beber.

infusión para reducir el estrés

Lavanda

La infusión de lavanda ayuda a reducir el estrés. Su efecto calmante se debe a que contiene sustancias que se adhieren al mecanismo de transmisión de señales del sistema nervioso periférico y reducen el lactato que de manera general provoca que la persona se estrese demasiado. Para preparar una bebida de lavanda solo es necesario verter 70 g de esta flor en dos litros de agua y dejar reposar por unos quince minutos antes de beber. Dos tazas al día serán suficiente para notar la mejoría.

No dejes de leer:
Curación con ajo y té de jengibre para eliminar enfermedades

Flor de pasión

También conocida como pasiflora, la flor de pasión ayuda a reducir la ansiedad y el estrés. Su efectividad se debe a sus efectos ansiolíticos que calma estos problemas. Básicamente estimula los neurotransmisores y relaja el sistema nervioso. Para preparar una infusión basta con agregar 100 g de esta flor en un litro y medio de agua caliente y dejar que repose por unos 30 minutos. Después estará lista para beber. Se recomienda no más de dos tazas al día.

Tips para estar relajados

Las infusiones para reducir el estrés y calmar la ansiedad que se han presentado son efectivas. Pero entre menos sean utilizadas mejor será para la salud de cada persona. Para lograr este equilibrio emocional y físico se pueden seguirlos siguientes consejos.

  • Respirar profundo ante situaciones que puedan alterar el carácter.
  • Evitar consumo exagerado –o total- de bebidas energizantes.
  • Practicar rutinas de ejercicio en al menos dos veces por semana o sesiones de yoga.
  • Detectar el origen que desenlaza los episodios de ansiedad y empezar un tratamiento natural.
  • Combatir la ansiedad comprendiendo lo que estás sucediendo y no huir.
  • Interpretar correctamente cada situación de la vida para evitar alteraciones innecesarias.
  • Comunicar los sentimientos, el no hacerlo provoca una bomba de tiempo que tarde o temprano explotará.
  • Aprender a ser tolerante con el resto, cada cual con sus virtudes y defectos pueden ser de beneficio o viceversa.
  • Descansar correctamente, que incluye dormir entre 5 y 8 horas y si es posible una siesta en las tardes.

Encuentra más información en salud180

Redacción: Equipo de Vida Lúcida