Psicología Relaciones de pareja

La verdadera razón de porqué tienes miedo al amor

Tu corazón y alma tienen un profundo deseo de intimidad y amor con alguien, pero si tienes miedo, es probable que hagas todo lo posible para dejarlo de lado a pesar de tus mejores esfuerzos. Una y otra vez, te encuentras atascado en el juego de estira y afloja: “Acércate, desaparece.” ¿Por qué? ¿Por qué tener miedo al amor, a acercarte a algo que deseas y anhelas tan profundamente?

pareja miedo al amor

Quieres ser profundamente visto, comprendido y conocido. Anhelas el delicioso placer de conexión por el exquisito flujo de amor que se produce entre dos corazones abiertos que profundamente se juntan entre sí. No hay nada más feliz e iluminador que la intimidad, el amor. Por otro lado, puede que no haya nada de que temer.

Los dos principales miedos al amor

Toma un momento para recordar, cuando estabas creciendo, las veces que te sentía muy cerca de alguien – un padre, un hermano, un amigo.

¿Hicieron algo que te hizo daño? ¿La persona que amabas te rechaza con rabia, juicios, críticas, o rechazo? ¿La persona te abandonó o murió? El miedo al amor no es, en tu corazón, miedo al amor. Es el temor a una pérdida insuperable.

¿La persona que amabas era controlador, envolvente, o sofocante? ¿Has tenido que renunciar a ti para mantenerlos?

¿Es tu miedo el miedo a perder a otra persona que amas, o de perderte a ti mismo en una relación cercana?

Estos temores son lo suficientemente sustanciales para que te paralicen potencialmente tan pronto como experimentas conexión romántica.

Curación del miedo al amor

Cuando estabas creciendo, es posible que no hayas recibido de tus padres o cuidadores, el modelo de roles sobre la forma de gestionar el rechazo y entrampamiento de forma saludable y amorosa. Pero nunca es demasiado tarde para aprender.

Si tú supieras que puedes mostrarte a ti mismo, ahora, como un adulto fuerte, capaz, ¿le temerías menos al amor? Si te reconoces a ti mismo como una persona emocionalmente sana que pudiera recuperarse del rechazo potencial y la pérdida, y establecer límites para evitar el atrapamiento, ¿aún temerías al amor? ¿Si supieras que eras lo suficientemente fuerte como para elegir la pérdida de un compañero en lugar de perderte con él, le temerías al amor?

La idea clave aquí es que, el miedo al amor no es, dentro de tu corazón, miedo al amor. Es el temor a una pérdida insuperable. Si no crees que eres capaz de recuperarte después de la pérdida de un ser querido, te haces muy vulnerable en perderte a ti mismo. Y eso, en sí mismo, es aterrador. Evitar el amor puede parecer el camino más inteligente para minimizar el riesgo de hacerse daño.

No dejes de leer:
Rasgos psicológicos del maltratador y espiral de abuso.

Pero cuando haces eso, un dolor de cabeza más profundo resulta. El amor es una de las más bellas experiencias en la vida.

Ser lo suficientemente fuerte como para amar, significa llegar a ser lo suficientemente fuerte como para perder el amor, y saber que va a estar bien.

6 pasos para sanar el miedo al amor

Así que, ¿cómo desarrollas ese ser fuerte? ¿Cómo desarrollas esa versión de ti que sabe, sin lugar a dudas, que eres capaz de sobrevivir a la pérdida y el rechazo? Esto sucede, por supuesto, a medida que tomes las medidas necesarias para aprender a amarte a ti mismo. Aquí tienes 6 pasos que te pueden guiar a través de ese proceso.

1. Estar dispuesto a sentir dolor y asumir la responsabilidad de tus sentimientos

Todos los sentimientos son informativos, nos dejan saber si estamos amándonos o abandonándonos a nosotros mismos, o si otras personas están siendo amorosos o controladores.

El primer paso es conscientemente seguir la respiración para conseguir estar presente en tu cuerpo, y compasivamente abarcar todos los sentimientos.

Se trata de avanzar hacia tus sentimientos en lugar de alejarte de ellos con diversas formas de abandono de ti mismo, como tener mucho bullicio mental, juzgarte a ti mismo, entrar en alguna adicción para fugarte, o responsabilizando a alguien más de tus sentimientos.

miedo al amor reflexiones

2. Muévete a la intención de aprender para perder miedo al amor

En una unión interna, sólo hay dos posibles intenciones en un momento dado:

  • Protegerse contra el dolor, evitando la responsabilizarse de ello a través de diversas formas de conducta adictiva y controladora.
  • Obtener información sobre lo que estás haciendo o pensando que podría estar causando tu dolor – o lo que puede estar sucediendo entre tú y otra persona o situación – para que puedas pasar a tomar la acción amorosa en tu propio nombre.

3. Obtener información acerca de tus creencias falsas

El tercer paso es un proceso profundo y compasivo de exploración – de aprender acerca de tus creencias y comportamientos, y de lo que sucede con una persona o situación que puede ser la causa de tu dolor.

Pregúntate a ti mismo en momentos verdaderamente reflexivos: “¿Qué estoy pensando o haciendo que está causando esos dolorosos sentimientos de ansiedad, depresión, culpa, vergüenza, celos, ira, soledad o vacío?” Deja que la respuesta venga desde el interior de tus sentimientos.

Una vez que entiendas lo que estás pensando o haciendo que está causando estos sentimientos, a continuación, explora con esos sentimientos heridos, los miedos y creencias falsas que conducen a los pensamientos y acciones de auto-abandono.

No dejes de leer:
10 consejos para mantener viva la llama del amor

Si te sientes solo, con el corazón roto, o indefenso sobre alguien, pregúntate qué está pasando entre tú y otra persona que está causando estos sentimientos dolorosos.

4. Iniciar un diálogo profundo con ese ser grandioso dentro de ti

No es tan difícil de conectar con ese ser grandioso dentro de ti como se puede pensar. La clave es estar abierto a aprender sobre el amor a ti mismo. Las respuestas pueden venir de inmediato o con el tiempo. Pueden venir en palabras o imágenes o incluso en sueños. Cuando tu corazón está abierto al aprendizaje, las respuestas vendrán.

5. Toma la acción afectiva aprendida en el paso cuatro

Te has abierto a tu dolor, movido en el aprendizaje, iniciado un diálogo con tus sentimientos, y conectado con el ser grandioso dentro de ti. En el quinto paso, se toma la acción afectiva que con el tiempo, cura la vergüenza, ansiedad y depresión que han sido el resultado del abandono de ti mismo.

A veces la gente piensa que “amarse a sí mismo” es como un sentimiento que se tiene que evocar. Una buena manera de mirar el amarse a sí mismo, es haciendo hincapié en la acción, “¿Qué puedo hacer para amarme a mí mismo?” en lugar de “¿Cómo puedo sentir amor por mí mismo?”

miedo al amor superación

6. Evalúa tu acción

Una vez que se toma la acción amorosa, comprueba ver si el dolor, la ira y la vergüenza se están sanando. Si no es así, retroceder pasos hasta que descubras la verdad y actos de amor que te traen la paz, la alegría y un profundo sentido de valor intrínseco.

Con el tiempo, descubrirás que amarte a ti mismo mejora todo en tu vida – tus relaciones, tu salud y tu bienestar, tu capacidad para manifestar tus sueños y tu autoestima. Amar y conectar con uno mismo es la clave para ser capaces de amar y conectarse con otros y crear relaciones de amor sin miedo a la intimidad.

Amarse a sí mismo es lo que le permite aumentar tu frecuencia y co-crear con lo grandioso. Amarse a sí mismo es la clave para crear una vida apasionada, cumplida, y alegre.

Una vez que hayas completado este proceso, ya no estarás paralizado por el miedo al rechazo. El amor crea la red de seguridad emocional que necesitas para mantener tu corazón abierto al amor y la intimidad – incluso cuando da miedo.

Cuando sanas la relación contigo mismo y te has hecho lo suficientemente fuerte como para dar y recibir amor, experimentarás la increíble alegría del amor sin miedos.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock