Dietas

Los beneficios de las dietas vegetarianas

Las dietas vegetarianas son un estilo de dieta que se ha hecho muy popular en los últimos años debido a la multitudinaria aceptación que ha tenido en la población. Existen múltiples opiniones sobre esta manera de alimentación, sin embargo ya se han comprobado sus beneficios.

Platillo delicioso de aguacate relleno que se incpora a las dietas vegetarianas

Qué alimentos se incorporan a esta dieta

Las dietas vegetarianas se enfocan en el consumo de alimentos de origen vegetal, tales como las legumbres, verduras, semillas, granos, frutas y hortalizas. Es decir que es una dieta excluyente, pues deja de lado los productos, materiales y alimentos de origen animal, como las carnes, los lácteos y algunos embutidos.

Los vegetarianos definen esta forma de alimentación como un estilo de vida porque, más allá de preocuparse solo por definir el tipo de alimentos que consumirán, relacionan este estilo de nutrición con aspectos y creencias personales. La ética, la economía de los productos, creencias religiosas, el hambre en el mundo y la preservación de la especie animal son solo algunos ideales que muchos de ellos defienden.

Pero, más allá de esos temas que poco tienen que ver directamente con el cuerpo, es importante dejar claro que esta es una alternativa realmente sana porque, sin dudas, garantiza el bienestar y una salud estable.

Por eso, es recomendable que los vegetarianos se aseguren de incluir en su dieta todos los nutrientes necesarios para el organismo, como las proteínas, vitaminas y minerales. El hierro, proteínas, zinc, calcio y la vitamina B12 nunca pueden faltar en el consumo diario de alimentos.

Beneficios de las dietas vegetarianas

Los principales alimentos que debe tener la dieta vegetariana

Los vegetarianos gozan de muchos beneficios al elegir este tipo de dietas. Específicamente porque previenen y sirven como tratamiento para diferentes enfermedades, como las relacionadas a la obesidad, hipertensión, el cáncer, entre otras.

Esto sucede porque existe una baja ingesta en alimentos perjudiciales que contienen grasas saturadas y colesterol. Además, porque promueven el consumo de verduras, granos, frutos secos y vegetales verdes, alimentos ricos en fibra y antioxidantes que contribuyen especialmente a la disminución en las posibilidades de padecer alguna enfermedad crónica.

No dejes de leer:
Guía para 1 día de desintoxicación mental y física

Por ejemplo, estudios científicos demuestran que los vegetarianos tienen un riesgo cincuenta por ciento menor de morir de cáncer. Las dietas que se basan en el consumo de vegetales disminuyen la posibilidad de padecer cáncer de mama y de colon, este último asociado directamente con la ingesta de alimentos de origen animal.

Las enfermedades cardiovasculares también se ven paliadas, porque los productos y alimentos de origen animal contienen grasas saturadas y colesterol. De la misma manera sucede con la prevención de la diabetes tipo 2, la cual puede ser más controlada con una dieta rica en fibras y carbohidratos complejos.

Fuentes de proteínas para vegetarianos

Un desayuno con frutos secos ideal para dietas vegetarianas y veganas

Las funciones que cumplen las proteínas en el cuerpo son de suma importancia, ya que son esenciales para el desarrollo y mantener la salud en óptimas condiciones.

Uno de los principales factores a tener en cuenta en una dieta vegetariana es como incorporar las proteínas que no sean de origen animal, y esto no tiene porqué ser un inconveniente, ya que la variedad de alimentos que poseen las dietas vegetarianas proporcionarán estos nutrientes esenciales, pero deberás saber cómo incorporarlas correctamente.

Los veganos y vegetarianos, incluyen principalmente alimentos tales como: frijoles, mantequilla de nueces, , hamburguesas vegetarianas de soya, el tofu, el tempeh. También los lácteos y los huevos son fuentes de proteínas para los lacto-ovo vegetarianos.

Hierro

Los principales alimentos ricos en hierro que deben incorporar a la dieta los veganos y vegetarianos, son:  las espinacas, judías verdes, lentejas, nabos, melaza, panes integrales, los guisantes, y los frutos secos como las ciruelas y uvas pasas, y los orejones.

Calcio

Es bien sabido que el calcio nos ayuda en la formación de dientes y huesos sanos, además de ayudarnos a tener más resistencia ósea.

Los principales alimentos que aportan calcio para un vegetariano, son el tofu con sulfato de calcio, el jugo de naranja, la col rizada, col china, hojas de nabo, , hojas de mostaza, en sí los alimentos de hoja verde.

No dejes de leer:
Los grandes beneficios de tomar jugo de ajo

Zinc

El zinc es necesario para muchas reacciones bioquímicas y también ayuda a que funcione correctamente el sistema inmunológico. Las principales fuentes de zinc para vegetarianos y veganos incluyen muchos tipos de frijoles (judías blancas, rojas y garbanzos), también se puede incoporar cereales para el desayuno fortificados con zinc, germen de trigo y semillas de calabaza. También algunos productos lácteos son una fuente de zinc para los lacto vegetarianos.

La vitamina B12

La vitamina B12 se encuentra en productos de origen animal y algunos alimentos fortificados, sin embargo los vegetarianos pueden tambien adquirirlas. Las fuentes de vitamina B12 para los vegetarianos incluyen productos lácteos, huevos y alimentos que han sido fortificados con vitamina B12, pero si buscamos algo más natural, podemos incluir la leche de almendras, las hamburguesas vegetarianas, la levadura nutricional (que no es igual a la levadura de cerveza).

Tipos de dietas vegetarianas

Platillos diferentes para las dietas vegetarianas

Existen muchas versiones de estas dietas, principalmente porque existe una variación en el tipo de vegetariano que se puede elegir ser. Están los veganos o vegetarianos puros, que son aquellos que no consumen ningún tipo de alimentos de origen animal y están los “ovo-lacto-vegetarianos”, quienes incluyen huevo y leche en su dieta. A partir de ahí, algunas dietas vegetarianas que se pueden mencionar son:

  • La dieta semivegetariana.
  • La dieta pescovegetariana.
  • La dieta vegetariana estricta.
  • La dieta ovovegetariana.
  • La dieta lactovegetariana.
  • Y la dieta ovo-lacto-vegetariana.

Aunque para muchísimas personas la dieta vegetariana podría resultar difícil o extrema, numerosos testimonios de vegetarianos varios y veganos, confirman un incremento considerable en la salud, disminución de la obesidad y mejoramiento de la calidad de vida, beneficios derivados del cambio en la dieta, a una dieta libre de productos animales.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: Shutterstock