Beneficios de alimentos Dietas Nutrición Salud

Los peores consejos para bajar de peso

Según publica el diario online Huffington Post, existen muchos mitos a la hora de hablar sobre un plan estratégico para bajar de peso o adelgazar. Ellos han reunido cuáles son los 10 peores consejos que se pueden dar cuando se quiere bajar de peso.

Los peores consejos para bajar de peso

peores consejos para bajar de peso

Sobre el tema de la pérdida de peso se dice mucho, se entiende un poco pero se confunde demasiado a todos los lectores, especialmente porque no hay una verdad absoluta como tampoco existe una salud única y cada cuerpo requiere diferentes atenciones. Esta es una de las principales razones por las cuales el tema de bajar de peso puede ser tan complejo de abordar.

1. No debes comer a cada rato

Sin embargo y en contraposición a lo que se cree, el hecho de comer pequeñas raciones de manera más frecuente, puede ser una opción para controlar el hambre, pero es esencial saber elegir los alimentos adecuados. Por ejemplo las frutas 8no todas) los frutos secos y el yogur griego (entre muchos otros buenos alimentos para adelgazar) pueden ayudarte a mantener los niveles adecuados de energía el resto del día.

2. La grasa engorda

Es necesario entender que no todos los tipos de grasa son iguales ni tienen el mismo valor nutricional. Por citar un ejemplo, las galletitas son una gran fuente de grasas y junto a las comidas grasosas todo esto puede aumentar el colesterol y aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades, sin embargo si hay buenas tales como la grasa que se encuentra en el aguacate, las nueces y el salmón, que ayudan a promover la salud en general y proteger nuestro corazón. Tal es así que cuando son combinadas con una dieta saludable, las grasas son capaces de evitar la subida de peso y no como se cree.

3. Cuidar las calorías

Algo más que es necesario entender de raíz es que no todas las calorías son lo mismo. Vamos a ir a un ejemplo más común, las calorías presentes en la manzana causarán una reacción interna distinta a la misma cantidad de calorías consumidas en un pastel de queso. Las calorías con mejor calidad están presentes en la espinaca, por ejemplo, ya que son ricas en nutrientes. Las calorías que no contienen ningún nutriente – también conocidas como calorías “vacías” – son como las que se encuentran en las patatas fritas.

4. Aumenta las proteínas

proteinas

El consumo de demasiada proteína no es ideal para conseguir para bajar de peso saludablemente. El cuerpo necesita tres macronutrientes para poder trabajar en óptimas condiciones, estas son las grasas, proteínas y los carbohidratos. Cuando ingerimos solamente proteínas estás haciendo que tu cuerpo pierda la posibilidad de obtener fibras junto a otros antioxidantes que se encuentran en los carbohidratos sanos como las frutas, los granos enteros y las verduras.

No dejes de leer:
Remedios caseros para las arrugas debajo de los ojos

Además también es una práctica no recomendada porque puedes terminar comiendo grasa de más, los que puede ser perjudicial para la salud del corazón.  conduciendo a aumentar los niveles de colesterol y de los triglicéridos.

5. Fuera los carbohidratos

La investigación sobre la ingesta de carbohidratos es a menudo malinterpretada, según afirman algunos expertos. No hay investigaciones que sugieren que los carbohidratos saludables, como granos integrales, frutas, verduras, o legumbres, pueden afectar negativamente al aumento de peso. Por el contrario, muchos estudios sugieren una dieta rica en estos alimentos de origen vegetal se asocia con una mejor salud en general.

6. Los alimentos sin gluten adelgazan

No existe evidencia científica de que el gluten es un ingrediente que engorde. El problema es que comemos demasiados granos refinados – alimentos hechos de harina blanca y otros granos refinados. Y cortar el gluten sin consultar primero con su médico puede llevar a deficiencias de nutrientes importantes, como la fibra, hierro, vitamina B12 y magnesio.

7. Sobre la quema de calorías

Calorias

Contenido de calorías en diferentes tipos de alimentos

Realizar deporte o practicar ejercicios con o sin comida en el estómago no afecta la quema de calorías, pero saltarse las comidas antes de la gimnasia podría resultar en la pérdida de músculos, según un estudio publicado en el Strength and Conditioning Journal. Antes de entrenarte, en lugar de una bebida deportiva, opta por consumir frutas naturales, como plátanos, duraznos y mangos.

8. Es recomendable comer cada dos horas

Pasar cuatro o cinco (o incluso ocho) horas sin comer entre las comidas diarias no hará que su metabolismo sea más lento, dice Monica Reinagel, especialista en nutrición de Baltimore (EE.UU.). “Comer con más frecuencia puede ayudar a evitar el hambre, pero si deseas hacer esto, tienes que mantener las comidas en porciones bien pequeñas”, avisa Reinagel. “De lo contrario, comer cada dos horas podría conducir a consumir demasiadas calorías a lo largo del día.”

9. Los fines de semana no deben afectar tu dieta

Relajarse los fines de semana podría comprometer el éxito de toda la semana. Si pierdes medio kilo entre el lunes y el viernes, podrías volver a ganarlo entre sábado y domingo. Si estás tratando de bajar de peso, los fines de semana también hacen parte de la dieta. Algunas sugerencias: evita ingerir panes y limita el consumo de alcohol a un cóctel.

10. Alejarse de los alimentos chatarra

Es de sentido común entender que no es bueno para tu plan de pérdida de peso comerte una pizza junto a unas papas fritas y luego rematar con un pastel de chocolate, sin embargo es posible disfrutar de estos alimentos si se los planea muy bien (y si tus condiciones de salud te lo permiten). Según una investigación se encontró que el consumo moderado de ciertos alimentos prohibidos puede mantenerte alejado de los atracones de comida. Debes llevar estos planes con sentido común, pero sin vivir estresado con las prohibiciones.

No dejes de leer:
Remedios naturales para la retención de líquidos

Otros mitos a la hora de adelgazar

mitos para adelgazar

Los mitos al adelgazar son muy comunes entre las personas que están emprendiendo esta tarea o aquellos que en realidad no están preparados al respecto pero afirman que sí lo están. Es importante tener en cuenta este tipo de información para que nuestra salud no se vea afectada a causa de uno de estos mitos sobre bajar de peso.

  • Una dieta que sea alta en proteínas y baja en hidratos es mejor para bajar de peso. Es una afirmación falsa pues siempre se debe abogar por las dietas equilibradas en las que participen todos los nutrientes.
  • Comer pocas veces al día ayuda a adelgazar. Esto es falso, en realidad lo que se debe buscar es mantener el metabolismo activo, así que entre más se coma, respetando el ritmo del metabolismo y en pequeñas cantidades, mejor será.
  • Lo que se come en la noche se va a convertir en grasa. Cuando se deja para la cena algo más de comida es probable que todo termine siendo grasa. Ahora bien, si se come en pequeñas cantidades durante el día no hay razones para que sea así.
  • Entre más ejercicio se haga, más se adelgaza. Con el deporte se acelera el metabolismo, quemando más calorías. Si no se cumple con una dieta saludable no se bajará de peso sólo por ir al gimnasio.
  • El té verde y el rojo quema grasas. Es correcto pues ambas son dos infusiones útiles para adelgazar, no dudes en acudir a ellas.
  • La edad no se debe tener en cuenta para una dieta. Es incorrecto pues de acuerdo a la edad que se tenga habrá que considerar el tipo de dieta y rutina diaria.
  • El efecto rebote en las dietas express. Aquellas dietas en las que no se come bien porque se buscan resultados rápidos es normal que después de terminar con ellas se suba unos cuantos kilos. Ten en cuenta que estas dietas sólo desordenan el metabolismo.
  • Los alimentos light adelgazan. Es falso pues en realidad este tipo de productos reducen la cantidad de azúcar o de calorías, pero pese a esto mantendrán una buena cantidad de ellos.
  • Pasar hambre es necesario para adelgazar. No es correcto pues lo más apropiado es acudir a una dieta balanceada, una rutina de ejercicio adecuada para nosotros y saber llevar hábitos saludables. Pasar hambre es contraproducente.
  • Beber líquidos con las comidas engorda. Es cierto, lo ideal es que no se beba nada durante la cena o el almuerzo para que el estómago se concentre nada más en los alimentos.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida