Cáncer Salud

Los síntomas del cáncer de próstata

El cáncer de próstata es una enfermedad que se desarrolla únicamente en los hombres mayores de 40 años y se localiza justo debajo de la vejiga, por delante del recto. Esta afección se origina cuando algunas células prostáticas cambian y comienzan a reproducirse descontroladamente, además tiende a propagarse desde la próstata a otras zonas del cuerpo especialmente en los huesos y los ganglios linfáticos provocando una metástasis (multiplicación).

cáncer de próstata

Este tipo de cáncer suele ser el más común además del cáncer en la piel, sin embargo, es la segunda causa principal de muerte en hombres en Estados Unidos y en otros países de Latinoamérica. La mayoría de personas que padece cáncer de próstata nunca presenta señales de alerta, por lo que no son sometidos a terapias ni a ningún otro tratamiento. Sin embargo en otros casos, los síntomas del cáncer de próstata son notorios, lo que conllevan a un tratamiento especial y a revisiones médicas constantes.

Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata

A continuación puedes conocer los principales signos que se presentan con la presencia del cáncer de próstata, sin embargo también, algunos de ellos, pueden ser causados por otros padecimientos.

Necesidad de orinar con frecuencia

Cuando una persona se levanta varias veces por las  noches a orinar, es señal que algo no anda bien o que padece de alguna enfermedad. Este problema surge porque existe una sustancia que se origina en mayor cantidad en el organismo y el riñón por tanto aumenta la producción de orina para desecharla. Esto se debe a que el riñón no tiene la capacidad de elaborar una orina concentrada.

No dejes de leer:
10 Combinaciones de alimentos para mejorar la digestión

Micción dolorosa

Este suele ser uno de los síntomas más frecuentes del cáncer de próstata. El dolor o ardor se puede sentir justamente donde la orina sale del organismo, es decir, detrás del pubis o de la próstata. El dolor al orinal es un problema que aparece, generalmente, en hombres mayores de 40 años, quienes pueden llegar a experimentar ganas de ir al baño con más frecuencia durante el día.

Sangre en la orina o semen

Cuando aparece sangrado en la orina o en el semen se le conoce como hematospermia, puede producirse en cantidades pequeñas para ser visibles. En la mayoría de los casos, la sangre en el semen es provocado por infección de la próstata, inflamación de la misma o las vesículas seminales. Este síntoma puede ocurrir también tras una biopsia de la próstata.

Eyaculación dolorosa

Entre los síntomas del cáncer de próstata más comunes se encuentra la eyaculación dolorosa. Esta se refiera  a la exclusión del semen en respuesta de un espasmo de las vesículas seminales supletorias a la excitación. En la mayoría de casos la eyaculación resulta aguda debido a una inflamación del tracto genital, también puede deberse a una uretritis, una prostatitis, un estrechamiento de la uretra y una orquiepididimitis.

Dolor frecuente en la espalda

dolor de espalda signos cáncer de próstata

Cuando el paciente es detectado con cáncer de próstata puede padecer de dolor o rigidez frecuente en la espalda, caderas o en la parte superior de los muslos. Este problema puede ser también un síntoma por diversas causas como traumatismo, escoliosis o lesiones, infecciones de la próstata, degeneración de las vértebras, obesidad, espasmos musculares y desgarros musculares. Sin embargo también puede estar presente en quienes padecen este tipo de cáncer.

No dejes de leer:
El ejercicio aeróbico cura la colitis y enfermedad de crohn

Crecimiento o dolor mamario

Este es un síntoma poco frecuente, sin embargo, las células germinales pueden provocar aumento de las mamas o dolor en las mismas. Esto se debe a que el cáncer de próstata tiene la facilidad de segregar altas cantidades de una hormona conocida como HGG (Gonadotropina Coriónica Humana) que beneficia al desarrollo de las mamas.

Otros síntomas

Existen otros síntomas generales que pueden aparecer en la fase más avanzada del cáncer de próstata, entre ellas se encuentra la falta de apetito, pérdida de peso, anemia, dolor óseo localizado, insuficiencia renal o hinchazón en los miembros inferiores que pueden desarrollarse en los recintos avanzados de la enfermedad. Si se sufre de alguno de los indicios mencionados es importante acudir al urólogo para realizar las pruebas necesarias y para que pueda realizar un diagnóstico cuanto antes para combatir este problema.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida