Belleza

Manchas de la edad y cómo prevenirlas

Al paso de los años todo ser humano comienza a padecer de problemas que vienen con la edad avanzada. Entre los más frecuentes se puede mencionar las manchas de la edad, también conocidas como “lentigos solares”. Se clasifica como un signo que indica que el organismo comienza a envejecer, generalmente se vuelven visibles a partir de los veinte años y son habituales a partir de los cuarenta.

manchas de la edad

Este tipo de manchas se caracterizan por ser más grandes que las pecas, son más planas y tienen un color oscuro. Suelen aparecen en zonas como los brazos, dorso de las manos, en la frente, en la parte superior del pecho y en la mayoría de casos en la cara. Este problema estético no suele ser maligno para la piel, sin embargo, es necesario conocer cuál es el efecto de las manchas de la edad y cómo prevenirlas en caso de que cambien de aspecto, color, que duelan o prosigan.

Causas de las manchas en la piel

Entre las principales causas de la aparición de las manchas en el cuerpo se encuentra la exposición solar. La piel necesita de la luz solar para poder fabricar vitamina D, pero su exceso puede ser dañino. La sobre exposición provoca que los rayos solares dañen las capas superficiales de la piel e inicien un proceso degenerativo.

Las sustancias fotosensibilizadas también son factores que se relacionan a las manchas por la edad. Existen sustancias que en contacto con la luz originan una reacción alérgica y apresuran este proceso en la piel. En algunos casos las personas tienen una mayor inclinación genética a desarrollar lentigos solares. Existen exámenes específicos que podrían revelar dicha predisposición y es recomendable saber si estamos predispuestos a ellas.

Prevención de las manchas de la edad

manchas en las manos producto de la edad

Hay una serie de consejos que puedes aprovechar en tu favor para prevenir o evitar la aparición de este tipo de manchas sobre la piel, es necesario comprender que no siempre será efectivo, y depende también del tipo de piel que puedas tener, pero en lineas generales hay una serie de hábitos que puedes adoptar si deseas evitar la formación rápida y generalizada de las manchas de la edad.

Evitar exposición prolongada en el sol

Una de las principales funciones de la piel es el resguardo de los rayos ultravioleta a través de la formación de melanina y engrosamiento de la capa córnea en los ojos. Sin embargo, exponerse a los rayos solares sin protección daña la piel y los ojos. Cuando el sol es intenso y penetra al cuerpo, la luz solar queda registrada sobre la piel, los intensos rayos UV generan quemaduras leves que en casos expuestos, dejan manchas semi oscuras.

No dejes de leer:
Las formas efectivas de adelgazar las piernas

Usar protector solar antes de salir

Para evitar manchas de la edad y que estas se vean en cualquier parte del cuerpo, se recomienda usar un protector solar con un mínimo de SPF 30. Los bloqueadores pueden brindar varios beneficios a la piel y también son de gran ayuda para evitar la exposición a los rayos ultravioletas.

Aplicar cremas blanqueadoras

Los lentigios solares también pueden prevenirse aplicando cremas blanqueadoras y lociones caseras para proteger la piel. Cuando las manchas son notorias se pueden llevar a cabo una serie de tratamientos naturales que evitan el daño que puedan causar los productos químico.

Remedios Caseros para las manchas de la edad

Existen tratamientos naturales efectivos para las manchas en las manos y en la piel en general que pueden ser aplicados en casa. El limón, por ejemplo, se convierte en un aliado para la dermis gracias a su aporte en vitamina. Ayuda a blanquear las manchas, prevenir el acné y darle un brillo especial, por esta razón se recomienda frotar un limón recién cortado en la zona donde aparecen lentigios, unas dos veces al día.

Garbanzos

Remedio casero que se descubrió en Israel. Su preparación sencilla y la fácil adquisición de producto la hacen ideal para este problema de piel. Solo se debe utilizar una lata de garbanzos o si se prefiere se puede cocinar en casa. Para el remedio ambas opciones son igual de efectivas.

Cómo prepararlo:

De inicio se agrega 1/3 de taza de garbanzos en un recipiente, seguidamente se machaca y se le agrega un poco de agua, finalmente se mezcla bien hasta crear una pasta uniforme. Con el producto listo se empieza con la aplicación. De inicio se frota sobre las manchas y se debe dejar hasta que se seque y caiga por sí mismo. Este tratamiento se debe realizar al menos una vez por día, de preferencia en las noches. Los resultados  no son inmediatos pero en un par de meses las manchas habrán desaparecido.

No dejes de leer:
Truco de la cuchara para preservar la juventud y belleza

Dientes de León

Este tratamiento natural para eliminar manchas de la edad es muy efectivo. Lo primero que se debe hacer es abrir un tallo de diente de león por la parte media, ahora queda expuesto un líquido en forma de lechilla. Este líquido debe ser frotado sobre las manchas entre dos o tres veces por día.

Jugo de limón

limón para quitar las manchas de la piel

La Vitamina C que contiene el limón tiene efectos blanqueadores en la piel. Es esta la razón por la que cientos de productos sintéticos la contienen. Pero su efecto potencial se demuestra en su estado natural. Su aplicación es sencilla, se debe colocar unas gotas por encima de las áreas de la piel donde estén las manchas en al menos dos veces al día.

Después de aplicar las gotas se deben dejar secar, esperar unos 15 minutos y luego se deben lavar las áreas con agua tibia. El tratamiento para quitar las manchas de la edad a base de limón se debe seguir de 6 o 7 semanas para que los efectos reales se puedan notar.

Tips para combatir las manchas

Como se ha mencionado, los efectos por los rayos solares en la piel se pueden combatir con diversos métodos. Se puede usar productos de venta libre o productos con receta médica, procesos naturales o inducidos e incluso tratamientos cutáneos profesionales pero siempre será más adecuado inclinarse por el uso de los productos naturales.

Piel sana con buenos hábitos

Una piel sana es el reflejo del cuidado de la misma y de la salud del organismo a nivel superficial e interno. La exposición solar siempre estará presente, y sí, según estudios los rayos UV seguirán penetrando la capa de ozono y por ende, llegarán con más fuerza a nuestro cuerpo. Bajo ese contexto, los hábitos de cuidado sobre nuestra piel deben ser constantes y bajo una línea segura, es decir, no estar probando productos porque “me contaron que son efectivos”. Si puedes acudir a un especialista en el área sería la mejor opción, ya que de esta manera podría tratar el problema específico qeu se encuentra en tu piel.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida