Cocina Recetas

Pan de banana súper saludable

Este exquisito pan de banana tradicional para cualquier ocasión, no es cualquier pan de banana, es uno hecho especialmente no sólo para degustar lo sabroso de su sabor, sino además saludable para ofrecer a nuestro cuerpo ingredientes de calidad.

pan de banana

Sin gluten, sin lácteos y sin azúcar refinada, podrás comer este pan de banana sin remordimientos. Es especial para personas que están llevando dietas antiinflamatorias, para celiacos, vegetarianas, veganas, o simplemente quieren comer más saludable.

Hoy en día es indispensable buscar por recetas que nos ofrezcan alternativas de los típicos ingredientes procesados, por unos sanos y confiables, debido a que cada vez son más las personas que sufren malas consecuencias en salud por consumir ingredientes tóxicos de la industria alimentaria.

Además, sabemos que no sólo los aditivos químicos de los alimentos procesados son los causantes de algunos padecimientos, también ciertos componentes de los alimentos, como algunas proteínas y/o enzimas, también despliegan síntomas serios.

Entre esos alimentos se encuentran muchos ingredientes para hacer panes y postres, que no son tolerados por algunas personas, especialmente las que sufren enfermedades autoinmunes, como la enfermedad celiaca, la artritis, el lupus y hasta la fibromialgia, que está dentro de un rango de características parecidas a la enfermedad autoinmune.

Es así que te ofrecemos esta alternativa saludable que no querrás acabártela. Reúne todos los ingredientes y disfruta:

No dejes de leer:
Cómo aprovechar el limón al máximo.

Pan de banana súper saludable

Ingredientes húmedos

  • 3 “huevos de lino” (3 cucharadas de semillas de lino molidas, 9 cucharadas de agua)
  • 4-5 plátanos (aproximadamente 2 tazas de puré de plátano y 1 para las decoraciones)
  •  3 cucharadas de Jarabe de arce (puede ser miel de abejas o stevia líquida)
  • Extracto de vainilla 2 cucharaditas

banana

Ingredientes Secos

  •  1/2 taza de harina de coco o almendras (o combinada)
  • 1 cucharadita de sal marina
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • Opcional puñado de almendras picadas

Método

  1. Hacer los huevos de lino mezclando las semillas de lino molidas con agua en un tazón pequeño, cubrir y dejar en la nevera durante 15 minutos.
  2. Precalienta el horno a 180 grados.
  3. Engrasa un molde para pan.
  4. Mientras esperas a que los huevos de lino formen su consistencia, en un tazón mediano triturar los plátanos agregar el jarabe de arce y el extracto de vainilla.
  5. Dejar de lado.
  6. En un pequeño recipiente agrega los ingredientes secos y reservar.
  7. Picar un puñado de almendras y reservar.
  8. Cuando los huevos de lino hayan formado su consistencia, agregarlos a la mezcla húmeda.
  9. Despacio ve uniéndo la mezcla seca en la mezcla húmeda con cuidado de no trabajar en exceso ella.
  10. Si usas almendras, agregarlas suavemente en la mezcla. Vierte la mezcla en el molde para pan preparado.
  11. Cortar el plátano sobrante y colocar en la parte superior.
  12. Cocer en el horno durante 45 minutos.
  13. Retirar del horno y dejar enfriar durante 15 minutos en el molde, luego retirar.
  14. Cortar y disfrutar. La mantequilla de nuez funciona bien con el pan.
No dejes de leer:
Fácil receta de cómo hacer un Licor de Manzana

pan de banana con almendras

Almacenamiento

Puede dejarlo afuera en un recipiente sellado durante 3-4 días, en la nevera durante una semana y en el congelador durante aproximadamente un mes. Si lo vas a mantener en el congelador, se recomienda rebanar y congelar porciones individuales para que puedas tomar una porción cuando quieras.

Sugerencias para servir

Esta receta es para un pan de plátano húmedo. Si te gusta tostarlo se recomienda hacerlo en la parrilla o en una sartén seca sobre la estufa a fuego medio para evitar que se rompa en la tostadora.

Opción sin almendras

Las almendras dan al pan una textura añadida. Las nueces y pecanas también funcionan bien. Puedes reemplazarlas por semillas de girasol también.

Redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock