Dietas

¿Cómo perder peso con las dietas hipocalóricas?

Una dieta baja en calorías es una dieta que restringe el consumo de calorías entre 900 y 1300 calorías por día. Cuando nos referimos a las dietas hipocalóricas, existen muchos tipos de régimen diferentes, cada uno con un cierto límite de calorías diarias a respetar. Las personas que intentan esta dieta son aquellas que tienen mucho sobrepeso y sufren de obesidad.

dietas hipocalóricas para perder peso

La teoría de la dieta hipocalórica es simple. Las calorías que se consumen proveen al cuerpo de combustible. Al consumir menos calorías, a nuestro cuerpo se le permite quemar la grasa almacenada y disponer de calorías para mantener las funciones corporales.

Los regímenes alimenticios que ayudan realmente a controlar el peso corporal de las personas son, normalmente, aquellos que no someten al paciente a verdaderas penurias alimenticias ni llevándolos a saltarse las comidas. Es decir, que las dietas que indican cómo perder peso rápido no implican necesariamente austeridad alimenticia.

Entonces, y siguiendo los consejos especializados en nutrición, se puede decir que el objetivo real y científico de una dieta que ayude a la persona a bajar de peso rápido, está en enfocarse en las calorías de los alimentos y no tanto, contrariamente a lo que pueda pensar la mayoría, en suprimir alimentos de manera drástica. Por ello es importante destacar que cuando esto pasa los efectos colaterales no se hacen esperar.

No dejes de leer:
5 maneras de mejorar el funcionamiento del hígado

Características de las dietas hipocalóricas

La característica principal de una dieta hipocalórica es controlar la ingesta de calorías diarias. Así que, básicamente, para que una persona baje de peso rápidamente y de manera saludable debe, primero que todo, ir a un especialista.

Posteriormente este prescribirá un dietario centrándose en la reducción de calorías y de los alimentos altos en calorías. Recomendando, además, un nivel o cantidad de consumo diario de calorías específicas; que se obtiene a través de menús concretos para el paciente adaptado a los niveles calóricos fijados. Teniendo como resultado final el cambio en el índice de masa corporal que se planteó en un principio.

Contraindicaciones al tomar este tipo de dieta

Hay que recordar que como todo régimen médico a que se someta un paciente, pueden haber contraindicaciones. Y en el caso de las dietas hipocalóricas no son la excepción. A continuación te mostramos para que tipo de personas está contraindicada esta dieta:

  • Infarto al miocardio; más aun si ha sido de reciente data
  • Antecedentes con accidentes cerebrovasculares
  • Enfermedades metales degenerativas graves
  • Historial médico de anorexia, bulimia y alcoholismo
  • Enfermedad neoplástica
  • Diabetes tipo 2 (dos) con tendencia a la cetosis
  • Estar en gestación o lactancia

Ejemplo de menú hipocalórico

Infusion para incorporar en la dieta hipocalórica

  • Desayuno: frutas e infusiones sin añadirles azúcar.
  • Almuerzo: yogurt natural desnatado. Ensaladas de verduras, acompañado de pescado o carne orgánica.
  • Merienda: yogurt natural desnatado.
  • Cena: consumir 1/2 taza de quinoa cocida, 1 taza de espárragos cocidos, 2 cucharaditas de aceite de oliva y 85 gramos de pechuga de pollo asado para un total de 368 calorías aproximadamente. Un tentempié por la noche consta de unos 30 gramos de almendras que aportan 169 calorías.
No dejes de leer:
5 Señales de que tienes alergia a los alimentos

Una vez entendido, por un lado, qué son las dietas hipocalóricas y, por el otro, cómo es un menú bajo en calorías, ya la persona sabrá cómo perder peso rápido y, quizás lo más importante, sin comprometer su salud. Pero lo más aconsejable es llevar esta, y cualquier otra dieta, con la supervisión y consejo de un nutricionista, los resultados serán más rápidos y se evitarán complicaciones.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida