Alimentación natural Cáncer Salud

Previniendo el cáncer naturalmente con la dieta adecuada

Estimaciones recientes nos dicen que el 41 por ciento de la población, tan sólo en Estados Unidos, serán diagnosticados con cáncer durante su vida, y el 21 por ciento de la población va a perder su vida por esta devastadora enfermedad. Un nuevo informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que en 2035, la increíble cantidad de 24 millones de personas serán diagnosticadas con cáncer en todo el mundo. Estas cifras reflejan la necesidad de una revisión completa de nuestra aproximación al cáncer.

Previniendo el Cáncer naturalmente

A pesar de haberlo pasado por alto durante décadas, los volúmenes de pruebas científicas demuestran que la dieta y la nutrición juegan un papel principal en el desarrollo del cáncer. Sólo en los últimos años, médicos convencionales y grupos de salud han comenzado a reconocer la importancia de nuestro estilo de vida a la hora de prevenir y revertir el cáncer.

Incluso un informe de la OMS recomienda una dieta rica en frutas, verduras y granos integrales, como una manera de gran alcance para ayudar a evitar esta enfermedad.

Previniendo el cáncer con súper alimentos es de los principales pasos que hay que hacer para preparar nuestro cuerpo para lograr alcalinidad, la cual es indispensable para forjar un ambiente libre de posibilidades de contraer esta enfermedad.

Previniendo el cáncer naturalmente con la dieta adecuada

La gran mayoría de los estadounidenses consumen un exceso de alimentos generadores de ácido. Investigaciones han demostrado que aumenta el crecimiento tumoral en un ambiente ácido. La sangre se mantiene en el cuerpo a un nivel ligeramente alcalino de entre 7,2 y 7,4.

El consumo de alimentos alcalinos mantiene el pH de la sangre en su rango ideal, que es importante para la prevención y tratamiento del cáncer. Lo ideal sería que la dieta debe consistir en alimentos de formación alcalina al 80 por ciento, como muchas frutas y verduras crudas, así como en frutos secos, semillas, granos y legumbres.

Lo que sigue es una lista de alimentos de formación alcalina recomendadas para prevenir el cáncer.

Frutas

Bayas, manzanas, albaricoques, aguacates, plátanos, pasas, dátiles, higos, pomelo, uvas, kiwis, limones, limas, mangos, melones, nectarinas, aceitunas, naranjas, papayas, duraznos, peras, caquis, piña, membrillo, pasas, frambuesas, fresas, mandarinas y sandía. (Los alimentos más alcalinos son los limones y melones.)

Verduras

Alcachofas, espárragos, coles, remolacha/betabel, pimientos, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, coliflor, apio, col, maíz, pepino, berenjena, escarola, jengibre, rábano, col rizada, algas, algas marinas, hojas de mostaza, okra, cebollas, perejil, papas, rábanos, espinacas, calabaza, tomate, berro, y el ñame.

Cereales integrales

Amaranto, cebada, avena, quinua y arroz integral.

Bayas / Frijoles/ Legumbres

Almendras, castañas, garbanzos , judías verdes, habas, guisantes.

Semillas

Alfalfa, chía, coco, rábano y sésamo.

Verduras crucíferas

Las verduras en la familia de las crucíferas incluyen la col rizada/kale, col, brócoli, coliflor, rúcula, berros, nabos, planta de mostaza, col de Bruselas, y el bok choy. Las verduras crucíferas contienen compuestos desintoxicantes llamados indoles e isotiocianatos, que se ha probado que ayudan a prevenir y revertir el cáncer. Investigaciones recientes ha identificado el sulforafano, un compuesto encontrado en el brócoli, el repollo y otras verduras crucíferas como un agente anticancerígeno potente.

No dejes de leer:
La capacidad anti-cancerígena del plátano maduro

Alimentos verdes

El pasto de trigo, hierba de cebada, alfalfa, algas azul- verde, rúcula, espinaca, chlorella y espirulina y otros alimentos verdes, son ricos en clorofila purificadora de la sangre y otros fitonutrientes importantes para desintoxicar el sistema y el rejuvenecimiento de los órganos. Pruebas de laboratorio han demostrado que la clorofila inhibe la actividad de agentes carcinógenos a nivel molecular.

Estudios han demostrado la capacidad de los alimentos ricos en clorofila para reducir el crecimiento del tumor. Los polvos verdes están llenos de fitonutrientes que se ha demostrado son muy beneficiosos en la prevención y curación del cáncer.

Alimentos rojos

Investigaciones confirman que los alimentos rojos como las fresas, los tomates, frambuesas, cerezas agrias, arándanos y las bayas de Goji son ricas en nutrientes como el licopeno y caroteno que apoyan el sistema inmune y en la lucha contra el cáncer.

Muchos de los alimentos rojos también tienen alto contenido de antioxidantes, haciéndolos una parte integral de cualquier dieta contra el cáncer. El poder antioxidante de las frambuesas, fresas, granada, y docenas de otras frutas ricas en nutrientes hace de estos alimentos, superalimentos.

Fibra

Aunque no es una comida en sí, la fibra es un componente importante de las frutas, verduras y granos enteros. La dieta típica estadounidense incluye alrededor de 14 g de fibra al día, lo que está a la altura de lo que es necesario para la prevención del cáncer.

Estudios han indicado que 30 g de fibra dietética diaria disminuye el riesgo de cáncer colorrectal. Investigaciones también han sugerido que el consumo alto de fibra puede reducir el riesgo de los cánceres de mama, colorrectal, uterino y de próstata.

Previniendo el Cáncer naturalmente1

Aceite de oliva

Se ha demostrado que el aceite de oliva posee propiedades contra el cáncer. Estudios han demostrado que los ácidos grasos monoinsaturados contenidos en el aceite de oliva tienen un efecto protector contra el crecimiento del cáncer. Investigaciones también ha demostrado que los fitoquímicos abundantes en el aceite de oliva inhiben el crecimiento del cáncer in vitro.

Pero recuerda, más no siempre es mejor. El aceite de oliva aún tiene 120 calorías por cucharada, así que no irse al exceso. Para el máximo beneficio, el aceite de oliva se debe utilizar con moderación. Elegir una variedad de buena calidad virgen extra, prensado en frío.

Zumos

Jugos de frutas y verduras recién exprimidos proporcionan valiosas enzimas y nutrientes antioxidantes que son de fácil digestión. Se han observado compuestos en el jugo de la col que tiene efectos favorables sobre el cáncer de estómago y colorrectal.

No dejes de leer:
Propiedades medicinales del anís

Rico en beta- caroteno y vitamina A, el jugo de zanahoria es beneficioso, pero debe ser diluido, ya que también tiene un alto contenido de azúcar, y potencialmente puede elevar los niveles de azúcar en la sangre. La adición de una cucharadita de vitamina C a los zumos crea un tónico preventivo aún más potente.

Té verde

Alto en contenido de antioxidantes conocidos como catequinas polifenólicos, el té verde se ha demostrado que ayuda a prevenir el cáncer de piel, de pulmón, esófago, estómago, páncreas y de vejiga en animales.

Estudios han demostrado que el extracto de té verde podría detener la propagación de la leucemia linfocítica crónica. Investigaciones recientes indican también que el té verde contiene compuestos que ralentizan considerablemente el crecimiento de las células cancerosas.

Hongos

Varias variedades de setas tienen poderosas propiedades curativas. El hongo maitake podría matar células cancerosas mediante la mejora de la actividad de las células T auxiliares. Investigaciones ha demostrado que el hongo Maitake ejerce un efecto favorable sobre varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de mama, de colon, y próstata .

Tanto el shiitake y setas reishi también se ha observado que tienen fuertes propiedades antitumorales en animales. Investigaciones han revelado que el hongo cordyceps inhibe la división y proliferación de las células de cáncer. Y, sorprendentemente, se ha demostrado que la seta de botón blanca común, suprime la actividad de la aromatasa y la biosíntesis de estrógenos, lo que lo convierten en un excelente agente quimiopreventivo del cáncer de mama.

Algas marinas

La medicina china ha reconocido desde hace tiempo el valor de las algas para el tratamiento de cáncer, ya que suaviza los tumores endurecidos. Más recientemente, investigaciones han arrojado luz sobre la poderosa mezcla de micronutrientes, incluyendo la vitamina C y la vitamina E, así como minerales, yodo, fibra y polisacáridos de algas, que lo convierten en una poderosa herramienta nutricional en lucha contra el cáncer. Considerada como una de las poblaciones más saludables del mundo, los japoneses consumen más algas que cualquier otra nación.

Especias

Las especias ofrecen numerosos beneficios que fomentan la salud, y se han encontrado ciertas especias para ayudar en la prevención y tratamiento del cáncer. Investigaciones han asociado a la ingesta de pimienta negra y a la semilla del comino negro, con una menor incidencia de cáncer de colon.

El romero es conocido por ayudar a prevenir el daño en el ADN por agentes carcinógenos y suprimir la proliferación de células de cáncer. La capsaicina, un ingrediente que se encuentra en los chiles, podría ayudar a matar a las células cancerosas de la próstata. Evidencias sugieren que el perejil combate el cáncer de pulmón y de mama.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida