Enfermedades remedios naturales Salud

Propiedades antibacterianas del ajo

Propiedades antibacterianas del ajo

El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas. Las excelentes cualidades diuréticas son también ampliamente conocidas. Por todo esto, el ajo se ha utilizado desde la antiguedad para tratar diversas afecciones. Las propiedades beneficiosas del ajo son tales que incluso se ha llegado a hablar de propiedades anticancerígenas en muchos estudios recientes.
También son conocidas las propiedades antibacterianas del ajo ya que ayuda a combatir un gran número de bacterias, virus y hongos. Un té de ajo en las mañanas es excelente para hacer trabajar sus propiedades en el organismo como agente antibacteriano que es también debido a la alicina. La alicina, además de incrementar las defensas del organismo, también es útil para preservar la inocuidad de otros alimentos o de comidas específicas.

Propiedades antibacterianas del ajo –  cómo usarlo para infecciones

Frotado en la piel, las propiedades antibacterianas del ajo se transfieren directamente al torrente sanguíneo. El ajo crudo es un antibiótico natural que no lleva la mala flora que un antibiótico ordinario puede alojar en los intestinos.

  • Aplicar en los pies y poner calcetines (usar viejos).
  • Frota el pecho para resfriados, neumonía o frotar en las fosas nasales para las infecciones sinusales.
  • Poner en un isopo de algodón para las infecciones del oído.
  • Aplicar directamente sobre las aftas en la boca.
  • Frotar en el pie de atleta o el área genital por la tiña inguinal.
  • Insertar en el área afectada por hongos u otras infecciones relacionadas.
  • Aplicar sobre erupciones en cualquier lugar.
  • Este aceite de ajo mata la Candida, parásitos, malas bacterias y virus mediante la aplicación directa.
No dejes de leer:
10 razones para beber agua de coco que probablemente no sabías

Aprovechando las propiedades antibacterianas del ajo en un ungüento

Además, trata infecciones sistémicas por absorción a través de la piel en el suministro de sangre y viaja por todo el cuerpo. Este remedio natural realmente funciona, sólo tienes que aceptar las condiciones de su olor. Trata de usar ropa exclusivamente para este tratamiento y no la combines con otra al lavarla. Después de dos semanas, hacer un nuevo lote de este ungüento.

Propiedades antibacterianas del ajo

Necesitas:

  • 3 cucharadas aceite de coco virgen
  • 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 3 cucharadas de ajo fresco, picado

Procedimiento:

Si el aceite de coco no es líquido, se tiene que calentar (a baño maría) hasta que se derrita. A continuación, agregarás tres cucharadas de aceite de oliva y mezclar juntos. Luego agregua tres cucharadas de ajo picado fresco. Puedes moler el ajo en la licuadora con un poco de la mezcla de los aceites, añadir el resto del aceite y mezcla a alta velocidad durante dos minutos. Otra sugerencia es usar un molinillo de café. Vierte la mezcla por un tamiz para eliminar trozos de ajo que la licuadora puede haber pasado por alto. Vierte la mezcla en un frasco de boca ancha y etiquetarlo “Ungüento de ajo” Meter en el refrigerador.

Recién hecho, la mezcla es de un color lechoso. Luego se convierte en una pasta suave y espesa después de una hora. Después de estar en el refrigerador durante varias horas, se pone un poco denso, como un bálsamo fácil de untar.

No dejes de leer:
Abdominales hipopresivos para una barriga plana

No te preocupes si tu preparado se derrite. Los aceites no están densos cuando se calientan. Puedes usarlo como aceite o puedes ponerlo de nuevo en el refrigerador y enfriar de nuevo.

Investigación y redacción: Vida Lúcida