Psicología Salud emocional Salud mental

Qué son los ataques de pánico y maneras de afrontarlos

Una de las cosas más aterradoras que puedes experimentar son los ataques de pánico, y es muy difícil de explicar con todo detalle cómo se siente a menos que hayas experimentado uno. El primer ataque de pánico a menudo parece venir de forma totalmente inesperada e incluso puede ocurrir mientras está haciendo algo que haces todos los días, tal como conducir al trabajo, ir de compras, pasear al perro, viendo la televisión, cocinar, etc. De repente eres golpeado por un aluvión de síntomas temibles e incómodos y está convencido de que algo terrible te va a pasar a ti en el acto.

ataques de pánico

¿Qué son los ataques de pánico?

Un ataque de pánico sólo puede ser descrito como una pesadilla emocional completa. Algunas personas con pánico, sienten como si estuvieran en un ciclo de escalada de catástrofe y fatalidad y que algo malo va a pasar con ellos “en este mismo momento.”

Otros se sienten como si estuvieran teniendo un ataque al corazón mientras se acelera su corazón. Las palpitaciones del corazón los convencen de que están a punto de tener un ataque. Otras personas sienten que van a “perder el control” de sí mismos y van a hacer algo embarazoso delante de otras personas. Otros respiran tan rápidamente, tomando respiraciones cortas y rápidas por falta de aire que se hiperventilan y sienten como si se asfixiaran por falta de oxígeno.

Los síntomas comunes de pánico incluyen

  • Latidos cardíacos acelerados
  • Mareos y aturdimiento
  • Sensación de que ya no pueden respirar
  • Dolores en el pecho o una “pesadez” en el pecho
  • Sofocos o escalofríos
  • Hormigueo en las manos, pies, piernas, brazos
  • Nerviosismo, temblores, espasmos musculares
  • Palmas sudorosas, enrojecimiento de la cara
  • Terror
  • Miedo a perder el control
  • Temor de un accidente vascular cerebral que los lleve a la discapacidad
  • Miedo a morir
  • Temor a volverse loco

Un ataque de pánico suele durar varios minutos y es una de las condiciones más penosas que una persona puede experimentar. En algunos casos, los ataques de pánico duran períodos más largos de tiempo o vuelven a producirse muy rápidamente una y otra vez.

Las consecuencias de un ataque de pánico son muy dolorosas. Los sentimientos de depresión e impotencia usualmente se presentan. El mayor temor es que el ataque de pánico vuelve una y otra vez, haciendo la vida muy difícil de soportar.

El pánico no es necesariamente provocado por una circunstancia reconocible, y puede seguir siendo un misterio para la persona involucrada. Estos ataques se producen “de la nada”. En otras ocasiones, el exceso de estrés u otras condiciones negativas de la vida pueden desencadenar un ataque de pánico.

ataques de pánico síntomas

Lamentablemente, muchas personas no buscan ayuda para los ataques de pánico, la agorafobia y otras dificultades relacionadas con la ansiedad. Esto es especialmente trágico porque el pánico y otros trastornos de ansiedad, son enfermedades tratables que responden relativamente bien a la terapia a corto plazo.

No dejes de leer:
Cómo equilibrar la mente, cuerpo y espíritu

Los Institutos Nacionales de Salud Mental, están llevando a cabo una campaña nacional para educar a la gente en general y a los médicos de atención a la salud pública, de que el pánico y otros trastornos de ansiedad son algunos de los problemas psicológicos tratados con mayor éxito.

La investigación clínica nos proporciona un modelo sólido de métodos cognitivos, emocionales y conductuales que pueden ayudar a superar los trastornos de ansiedad, como el pánico y/o agorafobia.

Hoy en día, los ataques de pánico y la agorafobia pueden ser tratados con éxito con un terapeuta bien informado.

Terapia cognitivo-conductual para tratar los ataques de pánico

La terapia cognitivo-conductual es un tratamiento relativamente nuevo para el pánico y agorafobia que ha demostrado ser exitoso. En lugar de utilizar técnicas anticuadas basadas en el análisis, los terapeutas emplean nuevos métodos de TCC y se centran en el problema actual de pánico y en cómo eliminarlo.

Por lo tanto, a la TCC legítimamente se le ha llamado la terapia “cómo”. Es decir, la atención se centra en “cómo” eliminar los pensamientos y sentimientos que llevan al círculo vicioso de pánico y ansiedad.

Las personas que sufren de pánico y agorafobia, no están “locos” y no tienen que estar en la terapia por períodos prolongados de tiempo. Sesiones dependen de la gravedad y la duración del problema y la disposición del cliente a participar activamente en el tratamiento y el cambio.

Cuando una persona con pánico está motivado a practicar y probar nuevas técnicas, esa persona está cambiando la manera en que su cerebro responde. Cuando se cambia la forma en que el cerebro responde, la ansiedad y el pánico seguirá reduciéndose, las estrategias que utiliza en contra de ella se harán más fuerte, y el pánico dejará de causar problemas.

La superación del trastorno de pánico significa que ya no se tienen ataques de pánico, y ya no se tienen los síntomas iniciales que llevan a tener un ataque de pánico. Los síntomas subyacentes deben haber desaparecido también antes de que decir que alguien ha superado el trastorno de pánico.

Cómo afrontar los ataques de pánico

La mayoría de los ataques de pánico duran en general de cinco minutos a media hora y existen maneras en que puedes manejarlos.

El profesor Paul Salkovskis, Profesor de Psicología Clínica y Ciencia Aplicada de la Universidad de Bath, dice que es importante no dejar que el miedo a los ataques de pánico, tome el control.

No dejes de leer:
Cómo saber aceptar las críticas de manera productiva

“Los ataques de pánico siempre pasan y los síntomas no son una señal de que algo perjudicial sucede”, dice. “Di a ti mismo que los síntomas que estás experimentando son causados por la ansiedad.”

Menciona que no hay que buscar distracciones. “maneja el ataque. Trata de seguir haciendo cosas. Si es posible, no salgas de la situación hasta que la ansiedad haya disminuido.”

“Enfrenta el miedo. Si no huyes de él, te estás dando la oportunidad de descubrir que nada va a pasar.”

A medida que la ansiedad comienza a pasar, empieza a centrarte en tu entorno y sigue haciendo lo que estabas haciendo antes.

“Si estás teniendo un ataque de pánico corto y repentino, puede ser útil tener a alguien contigo, tranquilizándote de que nada va a pasar y los síntomas son nada de qué preocuparse”, dice el profesor Salkovskis.

respiración adecuada en los ataques de pánico

Ejercicio de respiración para ataques de pánico

Si estás respirando rápidamente durante un ataque de pánico, haciendo un ejercicio de respiración puede ayudar a aliviar tus otros síntomas.

Prueba esto:

  • Inhala lenta, profunda y suavemente como sea posible, a través de tu nariz.
  • Exhala lentamente, profunda y suavemente por la boca.
  • A algunas personas les resulta útil contar constantemente de uno a cinco en cada inhalación y cada exhalación.
  • Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración.

Debes comenzar a sentirte mejor en unos pocos minutos. Puedes sentirte cansado después.

Formas de prevenir los ataques de pánico

“Hay que tratar de llegar a lo particular, el estrés que podría estar bajo que podría empeorar sus síntomas”, dice el profesor Salkovskis. “Es importante no restringir sus movimientos y actividades diarias.”

1. Haciendo ejercicios de respiración todos los días te ayudará a prevenir los ataques de pánico y aliviarlos cuando están sucediendo.

2. El ejercicio regular, especialmente el ejercicio aeróbico, ayudará a gestionar los niveles de estrés, liberar la tensión, mejorar tu estado de ánimo y aumentar la confianza.

3. Come comidas regulares para estabilizar tus niveles de azúcar en la sangre y elimina aquellas que te causen intolerancias y alergias, ya que en muchos casos estos síntomas producen ansiedad.

4. Evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco – estos pueden empeorar los ataques de pánico.

5. Grupos de apoyo de pánico ofrecen consejos útiles acerca de cómo se puede gestionar con eficacia tus ataques. Saber que otras personas están experimentando los mismos sentimientos puede ser tranquilizador.

6. La terapia cognitivo conductual (TCC) puede identificar y cambiar los patrones de pensamiento negativo que están alimentando tus ataques de pánico.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock