remedios naturales Salud

Remedio natural para la infección de oído

Remedio natural para la infección de oído

Las infecciones del oído son desagradables. Pueden dejar a una persona completamente fuera de actividad por día y para los niños, que son especialmente propensos a ellos, una infección de oído puede durar semanas. El término médico para una infección de oído es la otitis y hay tres áreas diferentes en las que la infección puede prosperar:

Otitis externa

Esto se refiere en general a como oído de nadador y afecta el oído externo y el canal. Con este tipo de dolor, el oído es cada vez más sensible al tacto y puede aparecer rojo o inflamado. La causa es generalmente una acumulación bacteriana o una infección fúngica en la piel del tubo en el oído.

Otitis media o infección del oído medio

Este tipo de dolor se produce como resultado de la perforación del tímpano o la acumulación de líquido detrás del tímpano. Esto es más común en niños, pero puede ocurrir a cualquier edad. El dolor es más de una sensación punzante más profunda y, a menudo puede causar fiebre y dolores de cabeza.

Otitis interna

Esta infección del oído interno puede causar pérdida de la audición y problemas de equilibrio ya que el oído interno incluye órganos sensoriales para el equilibrio. Cuando el oído interno está inflamado puede dar lugar a vértigo y fiebre alta y dolores de cabeza.
Entonces, ¿qué se puede hacer para aliviar el dolor y ayudar a sanar la oreja cuando luchas con una infección?

No dejes de leer:
Los 10 mejores nutrientes para la salud de tu piel.

A menos que los síntomas hayan progresado rápidamente, vale la pena probar métodos de remedios naturales antes de apresurarse a tomar antibióticos.

No es sólo es la infección de la que quieres deshacerte, sino también el dolor que puede ser la parte más molesta. Aquí está uno de los mejores trucos para consolar a una infección de oído que también puede ayudar a eliminar las toxinas de la oreja:

Remedio natural para la infección de oído

Método de la sal y calcetín

Básicamente eso es todo lo que se necesita – un calcetín viejo y simple de color blanco (limpio, por supuesto) lleno de sal marina molida gruesa.

No sólo son antisépticos los minerales en la sal de mar, también tienen maravillosas propiedades curativas, la sal puede retener el calor tan bien que ayuda a calmar la inflamación de los oídos y reducir el dolor de inmediato.

Esto es lo que necesitas:

1 gran calcetín atlético limpio (en caso de tener alguna fuga oído, siendo blanco el calcetín podrás ver de inmediato)
2 tazas de sal marina gruesa

Llena el calcetín con tu sal y haz un nudo apretado para que puedas tener un paquete del tamaño de tu mano. Basta con colocar el calcetín con sal en una cacerola limpia y secar a fuego lento y gira constantemente durante unos 5 minutos para lograr un nivel de moderado a caliente de calor.

No dejes de leer:
Endurece el abdomen en pocos minutos con este método japonés

Coloca el calcetín sobre la oreja y la parte de debajo de la oreja y la mandíbula. Siente el dolor desplomarse. Realmente es así de simple. Puedes mantener tu calcetín sal en la nevera y reutilizarlo siempre que lo necesites.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida