remedios caseros remedios naturales

3 fáciles remedios caseros para la gastritis

gastritis

Los remedios caseros para aliviar la gastritis y problemas relacionados al reflujo ácido son de utilidad para tratar naturalmente estos problemas y también para prevenirlos.

Ingerir un exceso de alcohol, fumar o abusar de comidas picantes son algunas de las causas que pueden contribuir a producirnos gastritis. Pero también el estrés y la ansiedad de la vida que llevamos actualmente, nos conduce a padecer esta dolencia.

Los síntomas más comunes que podemos sufrir como consecuencia de la gastritis son los incómodos eructos y gases, ardor de estómago o la sensación de estar lleno.

3 efectivos remedios caseros para la gastritis

Cuidar nuestra alimentación evitando algunos alimentos como los dulces, los chocolates, el café o los quesos y tener en cuenta los remedios caseros para la gastritis que te enumeramos, ayudará en gran medida a superar los síntomas que padeces.

Agua de limón

Zumo de agua con limón. Exprime un limón y disuelve un poco de este zumo en un vaso de agua tibia. Se debe beber tras las comidas, ya que el estómago al advertir la acidez del limón dejará de producir jugos gástricos. Esto contribuirá a reducir el dolor producido por la gastritis.

Jugo de patata

El jugo de la patata contribuye aliviar nuestros problemas digestivos debido a su aporte de alcalinidad y también ayuda a tratar la gastritis.
Es muy fácil elaborarlo. Puedes triturar una patata grande o dos medianas crudas y peladas. Añade medio vaso de agua y deja reposar por diez minutos. Después sólo tendrás que colar y beber este líquido en ayunas por las mañanas. Escoge aquellas patatas frescas, que ni presenten puntos negros ni contengan algún brote.

No dejes de leer:
Remedios caseros para bajar la creatinina alta

Leche de arroz

Vaso de leche de arroz con aceite de oliva virgen. Debido a su capacidad antimicrobiana, una cucharada de aceite de oliva virgen en una taza de leche de arroz tibia ayudará contra la irritación del estómago producida por la gastritis. La leche de arroz no pesa en el estómago y es fácil de pasar para personas inapetentes. Resulta eficaz para problemas digestivos, como la gastritis, acidez, gastroenteritis.  Es necesario beberlo en ayunas cada mañana.

Remedios caseros para la gastritis en los niños

En el caso de los niños, para evitar la transmisión de la gastritis debemos extremar la higiene a través del lavado de manos y la limpieza de los alimentos que se vayan a ingerir.

Se deben retirar los azúcares ya que éstos favorecen la aparición de la gastritis. En cambio se tomarán manzanas, arroz blanco, y pechuga de pollo, así como zumo de zanahoria.

Zanahorias contra la gastritis

Las zanahorias son remedios caseros que poseen propiedades antiinflamatorias que ayudan a tratar la gastritis así que podemos elaborar a los más pequeños uno de los remedios caseros para la gastritis más sanos: un zumo de zanahoria.

Necesitas:

  • Zanahorias frescas (Cuatro)
  • Un limón.
  • Licuadora.

Retira bien la piel de las zanahorias, córtalas, lávalas e introdúcelas en la licuadora. Añade un poco de agua y el zumo exprimido de un limón.
Una vez que esté licuado es conveniente pasar el líquido por un colador para eliminar las trazas que pudieran quedar y hacerlo así más apetecible para los niños.

No dejes de leer:
Remedios caseros para prevenir la faringitis

Redacción: Equipo de Vida Lúcida