Psicología Reflexiones

Si eres un alma vieja seguro te identificarás con esta características

Probablemente has escuchado la frase “alma vieja” antes, pero tal vez no le has dado a su significado mucha atención. Si tú o alguien que amas es un poco aislado y reflexivo, podría señalar un alma vieja. Las almas viejas tienen problemas para encajar a veces, pero a menudo tienen una sabiduría incomparable para compartir.

alma vieja mujer en acuarela

 

Ser un “alma vieja” no siempre es fácil. Las almas viejas, a menudo son etiquetadas como aburridas o extrañas, y pasan por la vida con la constante sensación de que nadie realmente las entiende. Si conoces un alma vieja, toma un minuto para mirar el mundo a través de su perspectiva. Podrías terminar entendiendo un poco mejor.

Qué es un alma vieja

Hay algunas personas que no encajan muy bien en el molde de los que les rodean. Quizás te has sentido aislado o solo, o simplemente que no estabas enteramente en el mismo lugar de pertenencia que tus compañeros. Tal vez es tu pareja la que te parece que sea así, o incluso a tu hijo. La verdad es que, la edad, no tiene nada que ver con si alguien es un alma vieja o no. Si tu alma ha sido encarnada muchas veces, has tenido más experiencias. La mayoría de las almas viejas sienten una cierta desconexión de la tierra, y la mayoría son inherentemente conscientes de que son diferentes.

Características de un alma vieja

Estas son algunas características de las consideradas almas viejas. ¿Te identificas con alguna de ellas?

Les encanta aprender

Un alma vieja, se acerca a aprender desde el entendimiento de que no tiene que conducirlo a ninguna parte, por ejemplo, un título o certificado. Claro, esas cosas son geniales y ofrecen un sentido de logro, pero para ella es el acto de aprender algo nuevo y maravilloso lo que lo motiva, no los títulos.

Lucen solitarios

Las almas viejas son a menudo desinteresadas en lo que otras personas en su grupo de edad encuentran emocionante. Como resultado, las viejas almas no están satisfechas haciendo amigos con personas con las que no pueden relacionarse, y tienden a encontrarse por sí solas la mayor parte del tiempo.

La tendencia de las almas viejas a pensar mucho, sobre todo, también los lleva a una existencia más solitaria. Esta reflexión también es muy positiva. Pueden aprender de sus acciones y las acciones de los que les rodean, lo que les da una visión de innumerables situaciones, que es una de las razones por las que se sienten tan viejos en el corazón. Han aprendido muchas lecciones simplemente a través de sus propios pensamientos.

No dejes de leer:
5 síntomas para detectar el trastorno bipolar

No ven ninguna necesidad de estar estresados innecesariamente

Prefieren vivir sin drama. Aprecian la tranquilidad, e invitan a la paz. Saben que ser productivo no tiene nada que ver con estar ocupado o estresado, pero qué ver con lo bien que se utiliza el tiempo. Están atentos a lo que pasa en sus horas haciendo, y se aseguran de estar haciendo algo que valga la pena, y no sólo manteniéndose ocupado sólo por estar ocupado.

No pierden el tiempo preguntando por qué

Después de haber pensado las cosas, siguen adelante, con confianza en el conocimiento de que han hecho todo lo que tenían que hacer, para ponerse en marcha. No pierden tiempo en tratar de justificarse a sí mismos o a cualquier otra persona. Tienen poco tiempo y paciencia para lo absurdo, y preferirían utilizar su tiempo para hacer cosas. Al final, entienden que todo lo que hagan, confían en que todas las cosas salen como se supone, y no quieren cuestionar ese maravilloso proceso.

Tienen una idea diferente de diversión

Un alma vieja no necesita un día en un parque temático para divertirse. Encuentran placer en los pequeños momentos. Se sienten atraídos por la naturaleza. Una salida de fin de semana manejando, beber un batido mientras mira la puesta de sol o columpiarse en el parque – estas son las cosas que los hacen felices. No les gusta salir por salir, prefieren hacerlo porque realmente les mueve por motivos que pueden enriquecerlos.

Disfrutan de estar solos

Las almas viejas vienen en cada tipo de personalidad, desde extrovertido hasta profundamente introvertido y tímido. Suelen ser, pero no siempre, buena compañía para los demás, pero una cosa que todos tienen en común, es que son buena compañía para sí mismos.

He aquí por qué las almas viejas se sienten cómodas en la soledad: Además de la perspectiva y la empatía, las almas viejas tienden a tener una imaginación bastante decente. Si siempre has sido bueno en entretenerte a ti mismo, ya sea siendo un ratón de biblioteca o un artista o un coleccionista entusiasta, ya sabes de lo que estamos hablando.

alma vieja mujer ilustración

Atraen a extraños

Hay algo en las almas viejas que hace que un extraño quiera acercarse a ellos y hablar. Estar accesible para prestar tu oído a lo que otros tienen qué decir, puede resultar agotador. Para las almas viejas es difícil retirarse de la conversación porque sienten un cierto sentido de deber de escuchar.

Valoran a la compañía de los más viejos

Quieres beber en su sabiduría y colgarte en cada una de sus palabras, mientras te cuentan historias de su juventud. Te ríes de sus historias de viejas tendencias, y lloras las historias de guerra, recuerdas con ellos los amores largos perdidos, y en realidad escuchas sus perlas de sabiduría. En un momento en que parecemos tener menos y menos tiempo para los más maduros entre nosotros, el alma vieja no tiene más que tiempo para darle a ellos. Eso es porque aprecias lo que tienen que compartir, y seamos honestos, en secreto deseas un momento en que la vida parecía tan simple.

No dejes de leer:
Si quieres tener sueños lúcidos practica estas 3 cosas

Tienen “orejas viejas”

Aman y aprecian los clásicos, y les gusta la música de esas melodías nostálgicas. Su colección de música, parece una tienda de música retro. Probablemente sólo el 10% de su colección se compone de música nueva, el resto son de décadas pasadas. Conocen sólo a un puñado de artistas de hoy, y eso es sólo porque no han escuchado un disco que todavía rivalice con su álbum de “oldies” favorito.

No están seguros de si alguna vez encontrarán su hogar

La búsqueda de un lugar para pertenecer, es algo con lo que cada alma vieja puede relacionarse. Tienen una sensación constante de que no pertenecen, incluso cuando están con amigos y familiares. Pasan por la vida buscando un alma gemela o un espíritu afín y un lugar que se sienta como en casa.

Siempre están atento a sus espíritus afines

Las almas viejas son raras, lo que significa que no se encuentran uno al otro todos los días de la semana. Como resultado, cuando se encuentran, hay una chispa de conexión real. Si alguna vez has conocido a alguien y te has sentido como si los hubieras conocido durante años, o como si te hubieras reconocido de una manera que te hiciera sentir y ser comprendido, ya sabes de lo que estamos hablando. Posiblemente lo mejor de ser un alma vieja, es que cuando encuentras a tu gente, las amistades que formas, tienden a durar.

Se centran más en lo que conecta a las personas que en lo que las divide

Una razón por la que las viejas almas son tan buenas en ver múltiples puntos de vista, es que entienden que la gente tiene mucho más en común de lo que se dan cuenta. Mientras que la mayoría ve las diferencias entre individuos y grupos, las almas viejas ven los puntos de conexión. Si esto te describe, probablemente estás acostumbrado a ser el pacificador con tu familia, amigos y colegas. Una vez más, eso no es porque carezcas de opiniones, sino que ves lo que es realmente importante: las cosas que nos unen.