Bajar de peso

Técnica de respiración profunda japonesa para perder grasa del vientre

Miki Ryosuke, un actor japonés, descubrió recientemente un método natural que le ayudó a perder peso. Después de experimentar dolor de espalda, el médico de Miki le recomendó realizar un cierto ejercicio cada día para ayudar a aliviar su dolor. Después de realizar el ejercicio durante unas semanas, Miki perdió 13 kilos y 12 centímetros de su cintura. Miki se refiere a la técnica como la dieta de la respiración larga. Tomas posición, tomas un respiro de tres segundos, luego exhala fuertemente durante siete segundos. Esta es la técnica de respiración profunda japonesa para perder grasa del vientre y peso en general.

técnica de respiración profunda para perder grasa del vientre

La técnica de la respiración profunda realmente funciona

Aunque no es un sustituto del ejercicio, es un gran primer paso para las mujeres recién comenzando un plan de ejercicios, y la respiración profunda mejora los beneficios de cualquier forma de ejercicio. Los ejercicios de respiración profunda proporcionan al cuerpo oxígeno. El oxígeno absorbe los nutrientes y puede ayudar a eliminar el cuerpo de las toxinas, lo que puede conducir a la pérdida de peso.

Investigaciones realizada en la Universidad de Hampton, encontraron que la combinación de yoga y ejercicios de respiración profunda ayudó a adolescentes con sobrepeso a perder peso. Sesenta adolescentes de secundaria se dividieron en dos grupos. El primer grupo recibió 40 minutos de yoga y realizó ejercicios de respiración profunda cuatro veces a la semana durante 12 semanas. El segundo grupo se mantuvo con su rutina normal.

No dejes de leer:
5 Minerales que pueden ayudar a perder peso

Investigadores encontraron que el grupo que hizo yoga y respiración profunda, perdió un peso corporal medio de casi 3 kilos sin restricciones diarias de ingesta calórica.

Cómo realizar la técnica de respiración profunda

  1. Párate con una pierna adelante y la otra atrás.
  2. Estira los músculos mientras transfieres tu peso a el pie de atrás.
  3. Inhala lentamente durante 3 segundos mientras vas levantando los brazos por encima de tu cabeza.
  4. Exhala con fuerza, pero con cuidado durante 7 segundos, mientras bajas tus manos juntándolas hacia enfrente y tensionando todos los músculos de tu cuerpo. Recuerda, todo este proceso es de 7 segundos.

Realizar este ejercicio todos los días durante 2-10 minutos. Permitirá que tu cuerpo use más oxígeno para ayudarte a quemar grasa, y también fortalecerá tus músculos y aumentará tu metabolismo.

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest