Belleza Salud

Usar sujetador no es buena idea según la ciencia

El sujetador -o brasier como en algunos lugares se le conoce, es un símbolo de división; algunos lo consideran una invención absurda, otros como una herramienta para la emancipación. Científicamente hablando, la investigación más notoria en sujetadores y senos salió hace un par de años atrás.

sostén sujetador

El investigador de la ciencia del deporte Jean-Denis Rouillon, profesor sede en la Universidad de Franche-Comte en el este de la ciudad de Besançon, dirigió un equipo que llevó a cabo un estudio de 15 años sobre el efecto de los sujetadores en 330 mujeres de 18 a 35 años de edad.

El estudio se realizó en el Centro Hospitalario Universitario (Hospital Universitario) en Besançon, y el equipo utilizó una regla de cálculo y un calibrador para registrar los cambios en los senos de las mujeres año tras año.

Los hallazgos sugieren que el uso de sostén a una edad temprana no hizo nada para ayudar a sostener el pecho, reducir el dolor de espalda o prevenir la busto caído. “Médicamente, fisiológicamente, anatómicamente – los pechos no ganan ningún beneficio por ser negada la gravedad. Por el contrario, se caen más con un sujetador” dijo el Profesor Rouillon en una entrevista.

Los investigadores creen que las mujeres jóvenes ganarían más tejido tono y tejido de apoyo para los senos si no se utilizara sujetador. En el estudio, las mujeres que dejaron de usar sostenes – por elección, no como un requisito del estudio – tuvieron 7 milímetros (0,3 pulgadas) de elevación en sus pezones cuando se compararon con las mujeres que usaron el sujetador regularmente. Los sujetadores o brasiers, según ellos, podrían obstaculizar la circulación sanguínea y reducir el tono de la mama a través del tiempo.

No dejes de leer:
Lo que le sucede a tu cuerpo si comes sólo 3 dátiles al día

“Para las mujeres más jóvenes, no llevar sujetador dará lugar a un aumento de producción de colágeno y elasticidad, lo que mejora el levantamiento en un pecho en desarrollo”, dijo el Dr. Stafford Broumand. Por supuesto, muchas mujeres usan sostenes por otras razones que simplemente reducir el hundimiento de sus pechos.

El equipo recomienda precaución en la elaboración de conclusiones generales de esta investigación, ya que las mujeres del estudio no son representativas de la población en su conjunto. El Profesor Rouillon cree que se necesita más investigación para comprender los potenciales impactos – positivos o negativos – que los sostenes pueden tener, y admite que estos son resultados muy preliminares.

Redacción de Vida Lúcida
Referencias: www.iflscience.com
Imagen de shutterstock