Este edulcorante comercial se ha relacionado con problemas de memoria y posible demencia temprana

En el mundo de los edulcorantes comerciales, uno en particular ha llamado la atención debido a su posible relación con problemas de memoria y demencia temprana.

Aunque estos productos son ampliamente utilizados como alternativas al azúcar, se ha generado preocupación en torno a los efectos secundarios potenciales de uno de los edulcorantes más comunes.

La relación entre Aspartame y problemas de memoria

El aspartame, un edulcorante artificial utilizado en una variedad de productos bajos en calorías, ha sido objeto de investigaciones y debates sobre sus posibles efectos adversos para la salud.

Un estudio publicado en la revista «Environmental Health Perspectives» sugiere que el consumo prolongado de aspartame puede estar vinculado a problemas de memoria y a un mayor riesgo de demencia temprana1.

Evidencia científica

La investigación se basa en un análisis de datos recopilados durante un extenso estudio llamado «Nurses’ Health Study II», que involucró a más de 1,400 mujeres de mediana edad y mayores.

Aquellas participantes que consumieron dos o más bebidas dietéticas al día mostraron un riesgo significativamente mayor de desarrollar problemas de memoria relacionados con la edad en comparación con aquellas que no consumieron estos productos1.

Posible mecanismo biológico

Los investigadores sugieren que el aspartame puede afectar negativamente las funciones cognitivas a través de un mecanismo biológico aún no completamente comprendido.

Se especula que la interacción del aspartame con neurotransmisores en el cerebro podría desempeñar un papel en la alteración de la memoria y la función cerebral1.

Advertencias de organismos reguladores

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y otros organismos reguladores han establecido que el aspartame es seguro en cantidades moderadas, estos hallazgos han suscitado preocupaciones adicionales.

La conclusión general de la comunidad científica es que se necesitan más investigaciones para comprender completamente la relación entre el aspartame y los problemas de memoria.

Consideraciones importantes

Es esencial que los consumidores estén al tanto de estos estudios y consideren limitar su consumo de productos que contienen aspartame, especialmente si tienen inquietudes sobre la salud cognitiva.

Optar por alternativas naturales de edulcorantes, como la stevia o la monk fruit, puede ser una elección prudente para aquellos que desean reducir su ingesta de azúcar sin exponerse a los posibles riesgos asociados con el aspartame.

En resumen, aunque la relación entre el aspartame y los problemas de memoria requiere más investigación, estos hallazgos destacan la importancia de la moderación y la conciencia en la elección de edulcorantes.

Mantenerse informado sobre los posibles riesgos para la salud asociados con ciertos productos puede ayudar a tomar decisiones más fundamentadas en la búsqueda de un estilo de vida saludable.

Bibliografía:
  1. Matthew P. Pase, Jayandra J. Himali, Alexa S. Beiser, et al., «Sugar- and Artificially Sweetened Beverages and the Risks of Incident Stroke and Dementia: A Prospective Cohort Study,» Stroke, 2017, 48(5), 1139–1146. doi: 10.1161/STROKEAHA.116.016027.