Ejercicios Físicos Salud Yoga

5 poses de yoga para reducir la grasa del vientre

Existe una relación entre las posturas del yoga y la reducción del peso, por ello es indispensable conocer las principales poses de yoga que pueden ayudarte a adelgazar, y cuales son las indicadas según sea tu nivel.

Mujer realizando una postura de yoga para mantener la figura

 

La grasa del vientre puede ser muy difícil de remover y es una de las zonas más complicadas para eliminar esa grasa.La acumulación de grasa en esta zona, además de ser un problema estético, significa un riesgo para la salud. La grasa en la región abdominal está realmente vinculada la diabetes tipo 2, resistencia a la insulina, enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer. Es uno de los lugares más peligrosos para mantener la grasa almacenada por lo que es una de las zonas más importantes de donde debemos reducir la grasa.

Poses de yoga para reducir la grasa del vientre

Si bien hay muchos ejercicios que pueden eliminar la grasa del vientre, el yoga es realmente muy eficaz y puede practicarlo cualquier persona sana. Sin embargo, debes saber que el yoga solo no puede ser milagroso, ya que el 70% del éxito se basa también en la correcta nutrición.

1. Postura de la cobra (Bhujang asana)

Mujer realizando la pose de la cobra, una postura de yoga clásica

Esta pose es la que ayuda a reducir la grasa del vientre y puede fortalecer los músculos abdominales. También fortalece el cuerpo superior y la espalda baja haciendo la columna más fuerte y flexible.

Para hacer esta pose:

  • Recuéstate sobre tu estómago con las piernas estiradas hacia fuera y las palmas debajo de cada hombro.
  • Los dedos de los pies deben estar tocando al suelo.
  • Inhala lentamente y levanta el pecho, doblando hacia atrás lo más lejos posible.
  • Dependiendo de tu capacidad, puedes mantener esta postura durante 15 a 30 segundos.
  • Exhala lentamente y luego devuelve tu cuerpo a la posición original.
  • Repite esta pose 5 veces con descansos de 15 segundos entre cada vez.
  • Si tiene padeces de úlcera, hernia, lesión en la espalda o estás embarazada, no es aconsejable realizar esta pose.

2. Postura de arco (Dhanurasana)

Esta postura fortalece la base de los abdominales y ayuda a reducir la grasa del vientre. Para alcanzar plenamente el potencial, debe roca y hacia atrás mientras mantiene esta postura para masajear el área abdominal. Esto también pone el sistema digestivo a trabajar y combate estreñimiento así como dar todo el cuerpo, especialmente la parte trasera, un bonito tramo grande.

Realizando la postura de yoga conocida como "arco"

Cómo realizarlo

  • Comenzar poniendo en el estómago con las piernas estiradas y los brazos a cada lado del cuerpo.
  • A continuación, doblar las rodillas y llevar los brazos hacia atrás hasta los tobillos o pies.
  • Inhala y levanta la cabeza y empieza a doblarla hacia atrás mientras intentas levantar las piernas tan altas como sea posible.
  • Trata de mantener esta postura durante 15 a 30 segundos, mientras respiras normalmente.
  • Cuando comienzas a exhalar, vuelve a la posición original con las piernas estiradas y los brazos al lado.
  • Repite esta pose por lo menos 5 veces y date tiempo para relajarte durante al menos 15 segundos entre cada vez.
No dejes de leer:
5 grandes beneficios de comer semillas de papaya

3. Postura del bote (Naukasana)

Se trata de una pose de yoga beneficiosa para atacar la grasa en la cintura. Es muy bueno para el estómago y puede ayudar a fortalecer los músculos de las piernas y la espalda.

Cómo se realiza:

Mujer realizando la postura pontón

  • Acuéstate boca arriba con las piernas juntas y extendidas y los brazos a su lado, mirando hacia abajo.
  • Inhala y empieza a levantar las piernas pero debes asegurarte de mantener la postura recta (sin flexión de rodilla)
  • Debes estirar el pie y los dedos de los pies e intentar subir las piernas tan altas como puedas
  • Mientras estás en esta posición, debes tener los brazos rectos y levantarlos intentando tocar tus dedos creando un ángulo de 45 grados con tu cuerpo
  • Respira normalmente mientras mantienes esta postura durante 15 segundos
  • Repite unas cinco veces con 15 segundos de descanso entre cada vez.

4. Junta (Kumbhakasana)

Esta postura de yoga es una de la más fácil pero más efectiva en reducir la grasa del vientre. También tonifica y fortalece los hombros, brazos, espalda, muslos y nalgas.

Para hacer esta pose:

Practicando la postura de yoga conocida como "Kumbhakasana"

  • Empezar con las manos y las rodillas justo debajo de tus hombros y las caderas
  • Mantener una postura erguida con manos y pies como soporte, los pies deben hacer soporte con los dedos apoyados
  • Al inhalar, mira justo por delante de las palmas para que el cuello y la columna están alineados y contraigan los músculos abdominales
  • De la cabeza a tus pies, tu cuerpo debe formar una línea recta. Asegúrate de que los dedos están de las manos estén separados
  • Mantén esta postura durante 15 a 30 segundos pero para mejores resultados, trata de mantener tanto como sea posible
  • Exhala y vuelve a una posición de descanso, apoyando tus rodillas en el suelo
  • Repetir esta postura cinco veces y relajarse durante al menos 15 segundos después de cada una
  • Ten en cuenta que se debe evitar esta postura si tienes presión arterial alta o cualquier lesión de hombro o espalda

5. Postura liberar el viento (Pavanamuktasana)

Hay numerosos beneficios en esta postura de yoga, además de aliviar el dolor de espalda baja, también puede reafirmar y tonificar los abdominales, los muslos y las caderas. También masajea el colon, equilibra los niveles de pH en el estómago, cura el estreñimiento y mejora el metabolismo.

Realizando la postura de yoga llamada "Pavanamuktasana"

Para hacer esta pose:

  • Acuéstate sobre tu espalda con las piernas estiradas y los brazos en el lado
  • Los pies se deben estirar hacia fuera con los talones tocando uno con el otro
  • Al espirar, doblar las rodillas y poco a poco llevarlos hacia el pecho
  • Usa los muslos para ejercer presión sobre la zona abdominal
  • Para mantener adecuadamente las rodillas en su lugar, cierra las manos por sobre las rodillas
  • Respira profundamente y mantén esta postura durante un minuto a 90 segundos
  • Al exhalar, suelta las rodillas y lleva las manos a los lados del cuerpo con las palmas hacia el suelo
  • Puedes realizar esta pose unas 5 veces con al menos 15 segundos de descanso entre cada tiempo
No dejes de leer:
Beneficios de comer fruta y 30 Ideas creativas para ensaladas de frutas.

Con el fin de aumentar el metabolismo del cuerpo, se aconseja completar estas posturas de yoga por la mañana. Además, repetir estas poses diariamente, 3 a 5 veces, tres días a la semana. Todo esto debe formar parte de un cambio en conjunto, tanto en la alimentación como en el estilo de vida. Conoce a continuación más beneficios que aporta el yoga en la reducción del peso y mejorar la salud.

Yoga, el complemento perfecto para tu dieta

posturas de yoga para reducir la grasa corporal

Sabias que con practicar yoga 20 minutos al día y a diario puedes mejorar las actividades de tu cerebro, adquirir hábitos saludables, verte y sentirte mucho mejor. Veamos sin más todos los beneficios que puede traer a tu vida este maravilloso ejercicio milenario. Sin más que acotar, acá están detallados los beneficios de yoga, el complemento perfecto para tu dieta:

  1. Bajarás de peso: de acuerdo a investigaciones científicas sobre el área, las personas que practican yoga liberan un neurotransmisor llamado dopamina, encargado de generarnos placer. De esta forma vas a reducir los periodos de comer por ansiedad o estrés, lo que lógicamente cuidará y estilizará tu figura.
  2. Ganarás concentración: con la práctica constante de yoga podrás concentrarte y enfocarte mucho más en ciertos aspectos, debido a que en las posiciones de yoga la respiración es clave importante, ya que es una respiración diafragmática, es decir, profunda, de esta forma te concentrarás en cada una de las posiciones, lo mismo que harás en tus actividades diarias, elegirás las cosas más ideales para ti porque serás mucho más consciente.
  3. Regularás las emociones: al iniciar o terminar la práctica de yoga es frecuente que se realice algún tipo de meditación, lo que combinado, generará en tu cerebro más capacidades de controlar tus emociones, lo que te hará mucho más consciente de los hábitos que tienes día a día, al tener un mal día no canalizarás todas esas energías en malos hábitos o en ingerir mucha comida dañina para tu cuerpo.
  4. Estarás más alerta: esta práctica genera en el cerebro condiciones que te harán más sensible y alerta al exterior.

Estas han sido las maravillosas razones sobre yoga, el complemento perfecto para tu dieta.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida