Diabetes Salud

7 pasos a seguir para prevenir la diabetes

Las personas que desarrollan diabetes tipo 2 suelen tener pre-diabetes, condición en la cual las personas tienen altos niveles de glucosa en la sangre pero no tanto como para que sean diagnosticados con diabetes. Hay maneras de prevenir la diabetes, sigue leyendo si eres propenso a contraerla.

prevenir la diabetes

7 pasos a seguir para prevenir la diabetes

La acción para evitar llegar a tener diabetes consiste en los hábitos que tu tienes. Debes empezar a deshacerte como inicio hacia una mejor salud, de todos los malos hábitos que puedan arriesgar tu salud.

Ser prediabético no significa que vayas a contraer la diabetes, significa que aún tienes tiempo de enderezar el camino cambiando algunos hábitos; eso puede mejorar los niveles de glucosa en la sangre y parar por completo las posibilidades de ir derecho a la diabetes tipo 2.

No olvides que si ya fuiste diagnosticado con pre-diabetes, estás todavía en un tiempo oportuno para revertirlo más fácilmente. Los siguientes, son 7 cosas que debes considerar hacer inmediato a ese diagnóstico para parar la posibilidad de llegar a un estado más avanzado de esta condición.

1. Realiza actividad física

Estar activo realizando actividades físicas es uno de los más grandes cambios que puedes hacer como prevención de la diabetes tipo 2. Si ya tienes mucho de no hacer ejercicio, puedes empezar haciendo ejercicio suave, luego gradualmente ir aumentando la intensidad. Quizás, si usas elevador, optar mejor por las escaleras, y si no es un tramo muy lejos, opta por ir a comprar a la tienda caminando, en vez de subirte al coche.

Incorporar el ejercicio físico beneficiará en el intento de equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y además, te ayudará a reducir grasa corporal si acaso estás sobrado en eso.

2. Bajar de peso para prevenir la diabetes

Estar obeso es una de las razones de la diabetes tipo 2, sin embargo, no es necesario perder muchísimos kilos para hacer una diferencia con la diabetes. Si estás pasado de peso, con tan sólo reduciendo un 7% de tu peso total, eso ayudará a que tu riesgo de contraer diabetes se reduzca a un 58%.

No dejes de leer:
Cómo detectar la trombosis rápidamente

Bajar de peso mejora tu salud, y al mejorar tu salud, los niveles de azúcar en la sangre también lo hacen. Toma en cuenta que no debes excederte en la pérdida de peso, siempre regula eso con un especialista.

3. Mejorar los hábitos de sueño

Dormir las horas adecuadas siempre hace que la insulina sea utilizada más eficientemente. Las personas que no consiguen un sueño óptimo, suelen tener problemas para bajar de peso, por lo tanto, la insulina no estará utilizándose eficientemente.

Debes adoptar hábitos de sueño que te beneficien, por ejemplo, irse a dormir y levantarse a la misma hora diariamente; no uses aparatos electrónicos una vez que estás acostado y tratar de hacer alguna actividad para relajarte antes de apagar las luces. Tampoco consumas cafeína. Puedes encontrar más información en nuestro artículo: Cómo tratar el insomnio de manera natural.

4. Busca un grupo de apoyo

Hacer todo este conjunto de cosas para mejorar tu salud y prevenir la diabetes, por ejemplo, perder peso, llevar una dieta saludable y empezar a hacer ejercicio, lo podrás hacer mejor en conjunto con personas que estén haciendo lo mismo que tú. Eso ayuda a evitar el punto de quiebre mental y físico puesto que entre todos se ayudan a seguir con el objetivo.

5. Mejora tu dieta

Empieza agregando a tu dieta más alimentos con fibra dietética, y elige los granos integrales o enteros en vez de lo refinados y procesados, como por ejemplo, trigo integral en vez de harinas blancas y refinadas, arroz integral, en vez de arroz blanco, es decir, evita los famosos “venenos blancos” que comemos habitualmente y que son alimentos refinados y blanqueados y escoge siempre lo orgánico. Ve por verduras de hoja verde, como el brócoli, la espinaca, lechugas, come mucha zanahoria, judías verdes y coles, y evita las que contienen almidón. Evita los lácteos, o al menos los que tengan mucha grasa y no sean procedentes de animales de libre pastoreo, es decir, elige los orgánicos bajos en grasa, pero si te es posible, es mejor eliminar por completo los lácteos de la dieta. Si quieres más información puedes leer nuestro artículo: 3 ensaladas que ayudan a controlar la diabetes.

No dejes de leer:
Las maravillosas propiedades medicinales de la papaya

Con respecto a las frutas, el consumo de las mismas siempre ha sido una preocupación tanto para los pre-diabéticos como para los diabéticos, por su alto contenido de azúcar, sin embargo la Asociación Americana de Diabetes, dice que fruta es recomendada cuando se usa el índice glucémico como guía para elegir alimentos. Ver más información en nuestros artículos: Porqué debes saber qué es el índice glucémico y Las 10 mejores frutas para la diabetes.

6. Visita a tu médico regularmente

Siempre es recomendable que sigas de cerca las recomendaciones de tu médico si ya has sido diagnosticado con diabetes. Verlo cada 3 y 6 meses es de gran importancia debido a que, si tu situación ha mejorado, siempre reafirmar con tu médico que vas por buen camino, ayuda enormemente y le dará más valor a tu trabajo conseguido, pero si tu situación aún está en proceso de mejorar, el apoyo de tu médico para que vuelvas a retomar y o apoyarte con alguna otra recomendación que quizás has pasado por alto, te ayudará a seguir con tu objetivo.

7. Comprométete

Compromiso para cambiar su estilo de vida es la clave más importante para el éxito del proceso. Tienes la oportunidad de entender el hecho de que no vas a hacer los cambios a la perfección todos los días, pero usted se compromete a hacer lo mejor que pueda la mayor parte del tiempo.

No hay nada como la voluntad para comprometerte en este camino hacia la salud. De eso dependerá el éxito de tu proceso. No significa que debas hacer todo perfectamente, pero pasos que se hagan con intención, aunque sea pequeños, son buenos. Los desafíos vendrán y también las crisis en este proceso, pero eso te hará conocerte aún más e ir haciendo los cambios pertinentes. Recuerda que eres tu propio experimento. Hazlo con respeto hacia tu vida.

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock