Salud

8 razones para dejar de usar gel antibacterial

El gel antibacterial o desinfectante, es una manera rápida y fácil de limpiar tus manos si no tienes acceso inmediato al agua y jabón. Pero ya sea que lo usas habitualmente o sólo cuando es necesario, es posible que te sorprenda saber que, el desinfectante de manos no es realmente saludable para tu piel.

gel antibacterial

8 razones para dejar de usar gel antibacterial

1. Comprueba el contenido de alcohol

La botella dice que mata todos los gérmenes en tus manos. Pero hay una trampa aquí. Para que actúe correctamente, la concentración del alcohol en la botella tiene que estar por encima de 60%.

Desde la venta desenfrenada de este “milagro”, ha habido una serie de productos que son más baratos y prometen dar los mismos efectos. Ten cuidado, mira los ingredientes y comprueba el porcentaje de alcohol. 59% no es lo suficientemente bueno. Más barato no siempre es mejor.

2. El gel antibacterial, no tan bueno para los niños

Todos sabemos que los niños tienen la tendencia de tocar cosas impuras y ponen sus manos en la boca. Y las mamás “helicópteros” han encontrado la solución de la nueva era a sus aflicciones: el gel antibacterial.

Pero, si has leído la letra pequeña detrás de la botella, verás una advertencia que te indica que lo mantengas alejado de los niños. Esto se debe a que tu hijo podría ser dañado seriamente si él/ella lo ingiere. Ha habido una serie de incidentes reportados de intoxicación por alcohol en niños debido a los desinfectantes de manos.

Mientras que en el caso de los adultos, una persona tendría que ingerir grandes cantidades de algo para que algo malo suceda, en los niños una pequeña cantidad es suficiente.

Añadido al riesgo, es el hecho de que los niños tienden a poner cosas en la boca – y el dulce olor afrutado sólo hace que ellos quieran consumirlo aún más. Por lo tanto, mantén a tus hijos lejos de esto y si haces uso de desinfectantes para las manos, asegúrate de que lo haga frente de ti.

3. Puede disminuir la inmunidad de tu hijo:

En un estudio publicado en el Science Daily, llevado a cabo por el Northwestern Research Center, encontraron que la inmunidad de un niño se ve seriamente afectada por el uso de desinfectantes para las manos.

Encontraron que más niños estaban enfermándose debido a enfermedades inocuas y prevenibles y después del uso a largo plazo del agente. El estudio específicamente buscó producto inflamatorio llamado proteína C reactiva (PCR) en muestras de orina de los niños.

Llegaron a la conclusión de que los entornos ultra limpios durante las primeras etapas de la vida de un niño, disminuye su inmunidad a un nivel tal, que el mecanismo de defensa de su cuerpo está en un modo que lucha constante, lo que conduce a la inmunidad debilitada.

Esto provoca efectos graves cuando se hacen mayores, así, estos adultos tienen un sistema inmunológico débil y una respuesta inflamatoria muy sensible que los hace vulnerables a diversas enfermedades en la edad adulta.

4. El Triclosan en algunos desinfectantes pueden causar estragos en la salud

Algunos desinfectantes de manos no tienen contenido de alcohol y sí triclosán en su lugar. El triclosán es un agente antibacterial y antihongos y se utiliza comúnmente en una variedad de jabones y agentes de limpieza.

Pero, ¿sabías que es un ingrediente activo en los pesticidas? Otra cosa a tener en cuenta es el hecho de que el compuesto ha sido ampliamente promocionado como un agente que provoca la formación de súper insectos o bacterias resistentes a los antibióticos.

El triclosán, como un componente, es capaz de ser absorbido rápidamente en la piel y entrar en la corriente sanguíneo, una vez allí, se sabe que causa diversos efectos secundarios como el cáncer, alergias, efectos de desequilibrio hormonal y neurológicos y debilidad muscular. Más importante aún, se sabe que causa infertilidad.

No dejes de leer:
Cómo realizar un gel antibacterial casero.

5. Lo que afecta a los microbios pueden afectarnos demasiado

Uno de los compuestos utilizados a menudo en los desinfectantes de manos es cloruro de benzalconio. Su función principal es disolver la cubierta externa de las células bacterianas, a su vez matarlos. Pero este compuesto es casi tan malo para nuestras células como lo es para los microbios.

El compuesto se ha encontrado que aumenta la irritación en el revestimiento de la mucosa y pueden agravar las reacciones alérgicas. Según algunos estudios también es altamente tóxico para los peces y aves.

6. Ese olor dulce puede ser altamente tóxico

Ese olor a desinfectante que te gusta mucho se debe a la inclusión de un compuesto llamado ftalatos. Estos compuestos se filtran fácilmente en alimentos y en tu cuerpo. Así que el uso de un gel antibacterial en lugar de jabón antes de la comida podría no ser tan buena idea.

Por otra parte, en un estudio realizado por el CDC (Center for Disease Control) se encontró que los niños hoy en día, han mostrado 20 veces más contenido de metabolitos de ftalato en sus cuerpos que en cualquier momento en el pasado.

Un estudio muy popular llamado el estudio Cisne, mostró que las mujeres que estuvieron expuestas a los ftalatos excesivos dieron a luz a niños que sufren de una abertura anal mal posicionada y plantean un riesgo muy alto de ellos a la infertilidad o que tienen la fecundidad más baja de lo normal.

7. No limpian todos los residuos

Después de usar un desinfectante de manos puedes sentir que tus manos están limpias, pero no se quita todo el residuo. Cosas como las grasas y los depósitos de azúcar no se vlipian sin el uso de jabón.

Así que, utilizando el gel antibacterial como método para limpiar tus manos después de comer palomitas con queso, no hará un buen trabajo. De hecho estos residuos tienden a recoger más suciedad, por lo que las manos estarán más sucias que antes.

8. Puede dañar la piel

Aunque la mayoría de los desinfectantes de manos dicen tener efectos hidratantes, demasiado uso continuo del agente puede dañar la piel. En algunos casos puede incluso causar que tus manos lleguen a estar más ásperas de lo normal.

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock