Obesidad Salud

Bajar y subir de peso afecta la calidad de los huesos

Bajar y subir tu peso frecuentemente puede afectar la calidad de los huesos, pudiendo llegar a tener mayor probabilidades de desarrollar huesos quebradizos o un grado mayor de osteoporosis, lo que puede facilitar la fractura de huesos en general.

Bajar y subir de peso afecta la calidad de tus huesos

Según cifras del Instituto Mexicano de los Seguros Sociales, las lesiones esqueléticas ocupan el segundo lugar de atención médica quirúrgica en México; incluyendo las fracturas osteoporóticas y osteopénicas. Algunas investigaciones publicadas en  el British Medical Journal, hace mención detallada de que aquellas personas que bajan y suben de peso repetidamente, son más propensas a fracturas.

Cómo el peso afecta a la calidad de los huesos

Según los investigadores, las personas que han ganado entre un 10% y 18% de peso son propensas a fracturas y a padecer osteoporosis o huesos quebradizos, u osteopenia, que es la condición inicial de la osteoporosis; tanto como una persona que ha bajado de peso de forma intencional.

Resulta concluyente entonces que las variaciones (repentinas o no) de peso, pueden afectar la calidad de tus huesos, sobre todo en edades mayores de 40 años, e incluso si fueras más joven. Una condición que predispone a las fracturas es la osteopenia, que es una fase inicial de la osteoporosis, en donde los huesos se comienzan a volver quebradizos o menos densos.

El sobrepeso

problemas en los huesos por subir y bajar de peso

Hace unos años se pensaba que las personas con un peso elevado o sobrepeso, tenían mas protección y tejido graso alrededor de sus huesos, y por eso se creía que esta condición favorecía la protección de los huesos y articulaciones. Hoy en día, muy por el contrario, las investigaciones revelan que las condiciones de sobrepeso más bien favorecen la ocurrencia de fracturas en alto porcentaje; tomando en cuenta que si la persona no fuera tan pesada, posiblemente no se habría fracturado.

Esto quiere decir que el mayor peso corporal implica mayor presión sobre huesos y articulaciones, desmejorando su calidad y haciéndolos más propensos a romperse.

No dejes de leer:
15 remedios caseros para infecciones virales

Pérdida de peso

La pérdida del peso, ya sea de forma voluntaria o no, si no se logra mediante una dieta balanceada y saludable, puede generar muchas carencias; especialmente la de calcio en los huesos. La supresión de algunos nutrientes de la dieta, que muchas veces ocurre sin saberlo, disminuye la calidad de nuestros huesos, haciéndolos frágiles y quebradizos ya que esos nutrientes debían fortalecer el sistema esquelético.

Esta condición también nos hace propensos a fracturas por falta del calcio que nutre y endurece los huesos. Por eso se recomienda que a la hora de hacer una dieta, la misma sea balanceada y sin carencias de ningún tipo. No está de más que incluyas alimentos ricos en calcio, y que contengan este elemento que fortalece los huesos. Puedes ver aquí como obtener calcio más allá de la leche.

Hipotiroidismo

Es una condición en que la glándula tiroides presenta baja captación de yodo; puede ser de tipo primario o secundario de acuerdo al lugar donde se origina. El hipotiroidismo reduce la calidad de los huesos, haciéndolos los propensos a fracturas o quebraduras. Es por eso que los médicos, al diagnosticar el hipotiroidismo, indican calcio como complemento alimentario, o bien dietas ricas tanto el calcio como en yodo. El aumento de yodo busca lograr mejor asimilación y el calcio como complemento en la dieta.

Factores asociados a la calidad de los huesos

problemas en los huesos por el aumento de peso

Según investigaciones de la Universidad de Harvard, hay otros factores que influyen en la calidad de los huesos, además de bajar y subir de peso. Tales factores son los malos hábitos alimentarios, el sedentarismo, la edad, el tabaquismo, y una dieta deficiente y/o poco sana. Cuidar nuestro cuerpo con una dieta sana y saludable muchas veces es suficiente para mantener una buena calidad en nuestros huesos, y que los mismos sean menos quebradizos y propensos a fracturas.

Alimentos para mejorar la calidad de los Huesos

Hay alimentos ricos en calcio y vitamina D, además de aceites de pescado de la gama Omega 3, sin necesidad de consumir fármacos o medicamentos comerciales. La vitamina D y otros componentes a base de aceites de pescado aportan nutrientes que ayudan a personas de todas las edades a prevenir fracturas, y a mejorar la osteoporosis y osteopenia, que son muy comunes sobre todo en las mujeres; estos alimentos o suplementos fortifican los huesos quebradizos y te ofrecen una alternativa que puedes incluir en tu dieta diaria, sin necesidad de tomar soportes alimentarios del mercado. Te ofrecemos una lista de alimentos que puedes incluir en tu dieta:

No dejes de leer:
El bicarbonato de sodio como uso medicinal

3 grandes grupos de alimentos que mejoran la calidad de los huesos

Estos alimentos pueden ayudarte a evitar tanto la subida de peso o disminusión del mismo, como así también evitar el efecto sobre los huesos que esto puede causar.

Incluir vitaminas A y D

La vitamina D tiene acción en el organismo, fijando en los huesos otros nutrientes básicos para fortalecerlos. Normalmente los huevos aportan esta vitamina. La vitamina A no solo fortifica los huesos en etapas de crecimiento, sino que también es recomendable en las personas de mayor edad para fortalecer los huesos y evitar fracturas. También puedes obtenerla en el yogur casero y los pescados.

Pescados

Las sardinas y el salmón, además de otros pescados, son principales fuentes de omega 3, vitaminas y calcio, componente además de útil para las funciones cardiovasculares, es útil para endurecer y fortalecer los huesos. Especialmente reduce el riesgo de que padezcas artritis y al mismo tiempo haces mas duros tus huesos. Las sardinas y el salmón contienen al menos 382 mg de calcio por cada 100 gr.

Vegetales

Los vegetales verdes tienen un gran contenido de vitaminas, entre ellas vitamina K, además de proteínas y sobre todo calcio. El brócoli, coles y coliflores son alimentos que puedes incluir en tu dieta, porque tienen propiedades fortalecedoras de los huesos.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: Shutterstock