Psicología Superación personal

Cómo dejar una buena impresión en sólo 5 minutos de conversación

A menudo, llevamos a cabo una conversación con el único propósito de simplemente mantenerla en marcha en lugar de tratar de hacer que sea especialmente interesante y que deje, sobre todo, una buena impresión el uno sobre el otro con el intercambio que cada uno haga con su interlocutor, evitando que se convierta en una conversación plana y aburrida como usualmente y si querer, resulta sobre todo con personas con las que apenas estás conociendo.

causar buena impresión en una conversación

Hagamos de nuestras conversaciones con alguien que apenas acabamos de conocer o que ya conocemos, algo útil y enriquecedor. Una conversación es de los mejores momentos que, como humanos, podemos aprovechar para crecer emocionalmente y aprender de los demás.

Cómo dejar una buena impresión en sólo 5 minutos de conversación

Estos son algunos consejos para ti sobre cómo evitar que una charla se torne aburrida y sin sentido y en su lugar impresionar a tu compañero de conversación.

Aparecen a continuación una serie de preguntas donde aparece la forma en que preguntas algo con lo que habitualmente empezarías una conversación y cómo resultaría mejor preguntarlas para una conversación prometedoramente enriquecedora:

buena impresión en la conversación

  • ¿Cómo estás? –> ¿Qué hay de nuevo contigo?
  • ¿Cómo estuvo tu día? –> ¿Cómo te encuentras el día de hoy?
  • ¿De dónde eres? –> ¿Qué te gusta más del lugar donde creciste?
  • ¿En qué trabajas? ¿Dónde trabajas? –> ¿Qué te gusta más de tu trabajo?
  • ¿Cómo te llamas? –> ¿Qué significa tu nombre?
  • ¿Cómo estuvo tu día feriado? –> ¿Qué te gustó de tu día feriado?
  • ¿Cómo estás? ¿Qué hay de nuevo? –> ¿Qué cosas buenas te sucedieron en la semana?
  • ¿Cuánto tiempo has vivido aquí? –> ¿Qué significa este lugar para ti? ¿Platícame qué cosas buenas han sucedido aquí?
No dejes de leer:
10 maneras de vivir alegre teniendo lo suficiente

Una pregunta bien formulada puede hacer que una persona te cuente una historia. No hay forma de que puedan responder de la manera estándar.

Romper el espejo

Cuando una conversación va mal, a menudo se desarrolla una situación muy predecible que a veces se conoce como “el espejo”. Con el fin de parecer cortés, a menudo preguntamos a nuestro compañero de conversación preguntas estándar, repetimos las palabras que usan en su respuesta, o simplemente asentamos en todo lo que dicen. Como resultado, perdemos cualquier disfrute que podamos obtener de la conversación.

Los siguientes son ejemplos proyectando el espejo y la alternativa que podría ayudarte a transformar esa conversación en algo realmente enriquecedor.

  • Juan: ¡Qué lindo día!
    Luis: ¡Sí, realmente es un día lindo!
  • Juan: ¡Que lindo día!
    Luis: ¡Claro, es fin de semana!

Cuando “rompemos el espejo”, algo especial aparece en la conversación, y de inmediato deja de ser aburrido.

Juega con la respuesta esperada

causando buena impresión

Otra gran manera de salir de una conversación aburrida y dar una buena impresión con el interlocutor, es evitando dar la respuesta esperada:

Juan: ¿Cómo estuvo tu vuelo?
Luis: Bien.
Juan: ¿Cómo estuvo tu vuelo?
Luis: ¡Excelente! La comida estuvo deliciosa.

Juan: Hace calor hoy.
Luis: Sí, hace calor.
Juan: Hace calor hoy.
Luis: Comúnmente hace calor en este hemisferio.

No dejes de leer:
3 razones por las que las relaciones modernas se terminan rápido

Juan: ¿Cómo estás?
Luis: Muy bien.
Juan: ¿Cómo estás?
Luis: Estaba casi por contarte todo a detalle.

Una respuesta no estándar a una pregunta no alejará a la gente de ti. De hecho, los atraerá porque parecerás diferentes a los demás. Empuja la conversación hacia delante, plantea preguntas inusuales y ofrece respuestas inusuales. De esta manera, todo el mundo a tu alrededor estará fascinado de conversar contigo.

Comparte esto: