Consejos Salud

Cómo regenerar el hígado de manera natural y sanarlo

El hígado es un órgano que, a diferencia de otros, posee la grandiosa capacidad de regenerarse por si solo cuando la afección no es tan grave, sin embargo en la mayoría de los casos, las enfermedades hepáticas afectan a todo el órgano y desmejoran en gran medida su funcionamiento, en algunos casos incluso se puede ver dañado por completo si no cesa la causa de la agresión. Aun así, existen formas de regenerar el hígado de manera natural, para ayudarle cuando no puede realizar esta tarea el mismo.

Conoce las hierbas, dietas y buenos hábitos que ayudan a regenerar el hígado

La capacidad regenerativa hepática no dura por siempre, junto con la vejez llega a un punto en donde la cantidad de sus células empiezan a disminuir en cantidad, por tanto el órgano se va volviendo cada vez más incapaz de cumplir de forma adecuada con sus múltiples funciones. En el caso de que la agresión por factores externos que recibe, ceda es posible que se pueda regenerar sin ayuda al cabo de un tiempo en pacientes no muy mayores.

¿Cuándo es necesaria una regeneración hepática?

Tal es su poder regenerativo, que en el caso de niños como pacientes destinados a un trasplante de hígado se suele implantar únicamente la mitad, para que el mismo crezca y se desarrolle a la par del resto de los órganos del infante, funcionando sin ningún tipo de problemas.

Algunas afecciones comunes en el hígado

Algunas de las siguientes condiciones pueden procurar una regeneración hepática por los daños sufridos en el hígado.

  • Hígado graso: Muchas son las complicaciones de salud y malos hábitos que desencadenen en un hígado graso, en tal caso, los síntomas más notorios son la pérdida de peso sin motivos y el desgano.
  • Hígado agrandado: Esta condición puede ocasionar que el hígado cambie su tamaño, y se pueden presentar graves síntomas.
  • Hígado intoxicado: Una de las afecciones más comunes que sucede en el hígado, producto de la mala alimentación y el uso inadecuado de las bebidas alcohólicas.

Cómo regenerar el hígado de manera natural

imagen ilustrativa del hígado regenerándose

No solo es el segundo órgano más grande que se tiene en el cuerpo, también es uno de los más importantes. Se encarga de filtrar todas las toxinas nocivas que entran en el organismo, evitando que lleguen al torrente sanguíneo. La mejor forma de ayudar a la regeneración natural del hígado así como también a sanarlo luego de padecer una enfermedad, o para prevenir que este deje de funcionar, y pueda mantener un buen funcionamiento es purificándolo y esto se logra de la siguiente manera:

No dejes de leer:
7 razones para desintoxicar el hígado

Beber muchos líquidos

  • Beber abundantes cantidades de agua es una de las mejores formas de desintoxicar todo el organismo, mantiene la hidratación necesaria para que todo funcione adecuadamente, ayudando a la regeneración celular, además facilita el trabajo de filtración de las toxinas.
  • El té verde es muy rico en catequina, que es un antioxidante vegetal que se encarga de favorecer en gran medida el funcionamiento hepático, además de ayudar a reducir la cantidad de grasa acumulada en este órgano.
  • Reducir la cantidad de alcohol que se ingiere, pues este es uno de los principales culpables de que se acumulen con mayor frecuencia e intensidad las toxinas.
  • Muchas frutas, especialmente las de color rojo tienen ácidos orgánicos que ayudan a disminuir el nivel de azúcar que se acumula en la sangre, por tanto se elimina la grasa más fácilmente y se mantiene mucho más limpio el organismo. Así es que aumenta el consumo de frutos rojos para conseguir regenerar el hígado rápidamente.

Ingerir alimentos saludables

  • La mayoría de las comidas procesadas tienen un gran número de conservantes y de grasas nocivas que elevan el colesterol, esto puede congestionar y saturar al hígado de muchos residuos grasos por eso se deben evitar: las comidas rápidas (especialmente las que tengan mucha fritura), las carnes rojas que tengan demasiada grasa, todo alimento que tenga colorantes o edulcorantes.
  • Todas las verduras son saludables, pero algunas en específico contienen ciertos nutrientes que tienen la virtud de estimular la producción celular hepática, por tanto protegen al órgano de las toxinas que este procesa y expulsa del cuerpo. Suma a tus ingredientes habituales la cúrcuma, remolachas, pomelo rosado, aguacates y manzanas.
  • El ajo es muy rico en algunos componentes con sulfuro, el cual aumenta y fortalece el funcionamiento de las enzimas, también contiene selenio y alucina, que son dos nutrientes que protegen a este importante órgano.
  • Los frutos secos son ricos en arginina, un aminoácido, en ácidos grasos como el omega 3 y en glutamina, todas estas sustancias eliminan el amoniaco del organismo, que es uno de los principales causantes de que el hígado se enferme gravemente, así es que también actúa como un protector hepático.
No dejes de leer:
Remedios caseros para desintoxicar el hígado

Utilizar remedios herbales para regenerar el hígado

Las hierbas se pueden ingerir de diversas formas, especialmente en infusiones, algunos tratamientos herbales pueden resultar perfectos para que el hígado consiga regenerarse naturalmente, ya que protegen las células del mismo, además de mejorar su funcionamiento.

También se pueden conseguir en comprimidos o cápsulas, que se pueden incluir como un suplemento extra en la dieta diaria. No solo son muy saludables, sino que además evita el aumento de sustancias raras en el organismo.

una taza de té con hierbas que ayudan a regenerar el hígado

El cardo Mariano

Esta hierba es una de las principales para conseguirse recuperar de un daño hepático. Su principal ingrediente activo es la silimarina, un complejo de diferentes compuestos, vitaminas y flavonoides que juntos ayudan en la reconstrucción del hígado y su protección. La silimarina es un potente antioxidante que logra el aumento de los niveles de glutatión en el hígado en un 35%, el cual es responsable de purificar el hígado de una amplia gama de toxinas. Con el aumento de los niveles de glutatión, el hígado tiene un mayor poder para limpiar la sangre de los compuestos tóxicos. Por estas razones el consumo de cardo Mariano actúa como un protector y regenerador del hígado.

Diente de león

Puedes agregar las hojas del diente de león directamente a tus ensaladas, con ello conseguirás amplios beneficios para la salud hepática. Tambien se puede encontrar en cápsulas o como hierba para infusiones en la mayoría de las tiendas naturistas. Esta hierba se ha utilizado con éxito en el tratamiento de muchas enfermedades hepáticas, como la hepatitis, inflamación del hígado, piedras en el hígado, insuficiencia hepática, ictericia, etc.

Hojas de menta

La menta interviene en el estímulo de la producción de bilis, y la reparación de los conductos biliares, lo cual es una gran ayuda en la descomposición de las grasas (aliviando la presión sobre el hígado). También ayuda a reducir el colesterol malo, por lo que la tarea del hígado de filtrar las toxinas A muchísimo más fácil.

Raíz de bardana

Esta hierba actúa como un purificador de la sangre y es ampliamente usada en la medicina ayurveda. Lo que hace esta hierba es restaurar las células dañadas mientras aumenta el flujo de la bilis para aumentar su funcionamiento.

Comparte esto: