Consejos Salud

Cómo tratar el síndrome del ojo seco

Cuando el parpadeo surge las lágrimas son desplazadas por la circunferencia completa del ojo. Este proceso ayuda a eliminar suciedad, agentes extraños y mantener lubricado ambos oculares. Pero cuando no es así, surgen varios problemas fisiológico, uno de ellos es el síndrome del ojo seco que básicamente es la total desaparición de lágrimas que lubrican.

síndrome del ojo seco

Su aparición tiene varios orígenes, desde algo tan simple como deshidratación, o bien, siendo indicador de enfermedades como la diabetes, presión alta, insuficiencia renal. Su aparición también se atribuye a fumadores compulsivos, el ojo es un órgano sensible y por tanto, el humo del cigarro afecta el conducto lagrimal. Para combatir este problema presentamos soluciones efectivas con las que sabrás cómo trata el síndrome del ojo seco.

¿Qué causa el síndrome del ojo seco?

Como se ha mencionado, el ojo es órgano sensible que puede reflejar problemas internos o bien, alteraciones provocadas por agentes externos. La temperatura, el cambio hormonal y la edad también cusan el síndrome del ojo seco. Puede aparecer tanto en personas jóvenes como en mayores de edad. Algunas de las causas principales se mencionan a continuación:

  • Resequedad en los ojos por alergias, estas ocasionan obstrucción en el conducto lagrimal.
  • La artritis reumatoide y el lupus son enfermedades que atacan el sistema inmunológico y una de las consecuencias de este problema se refleja en la secreción lagrimal.
  • Otra de las causas son los medicamentos contra el resfriado.
  • Por demasiado exposición al sol.
  • Otros factores como el aire acondicionado provocan el síndrome del ojo seco, este caso es común en transportistas de larga distancia.
  • El síndrome de Sjögren, el cual se caracteriza por ocasionar resequedad en la boca y los ojos. Esta es una enfermedad autoinmune puede agravarse si no es tratada a tiempo, ocasionando daño en algunos órganos vitales como los riñones y el hígado.

sintomas del síndrome del ojo seco

Síntomas de los ojos secos

Los síntomas más conocidos que presenta el padecimiento del síndrome del ojo seco incluyen: en primer lugar la sensación de ojos secos, el cual puede presentar en muchas ocasiones enrojecimiento y picazón, provocando dolor leve o agudo en algunos casos más avanzados. Contrariamente a lo que se piensa, cuando existe irritación producida por el ojo seco, se puede producir un lagrimeo excesivo, que se suele sentir como si tuviéramos alguna arenilla debajo del párpado, también suele ir acompañado de visión borrosa.

No dejes de leer:
Propiedades y beneficios de la manzanilla

Cuando el síndrome del ojo seco se encuentra en fase avanzada puede provocar inflamación en la cornea y también infección en el ojo. En estos casos siempre es recomendable que un oftalmólogo y especialista en la visión pueda determinar qué es lo mejor para tu caso.

Síntomas más comunes

  • Picazón en los ojos. Quienes presentan irritación en los ojos secos pueden presentar síntomas parecidos a las alergias, aunque en este caso carece del típico goteo nasal. Los ojos secos con picazón suelen ser muy molestos y causar desatención en quien lo padece. Se suele sentir constantemente como si tuviéramos una “basurita” en el ojo..
  • Ojos secos y rojos, Los ojos secos y enrojecidos terminan causando fatiga en quien lo padece, dando incluso un mal aspecto al rostro. Existen gotas para los ojos secos que ayudan a tratar el enrojecimiento ya que ayudan a contraer los vasos sanguíneos aunque suelen dejar de causar efecto a lo largo del tiempo. Ante la presencia de estos síntomas de manera constante es recomendable que un especialista los examine.
  • Sensación de ardor en la vista. Cuando se agrava el síndrome del ojo seco, puede producirse un daño en la superficie del ojo. Los tejidos oculares se pueden dañar debido a la falta de humedad provocando fuertes dolores en el ojo. Se convierte en círculo vicioso ya que la falta de lágrimas seguirá produciendo irritación, es muy importante consultar con un oftalmólogo y evitar la fricción sobre los párpados, ya que generará aún más sensación de ardor.
  • Dolor en los ojos. La irritación producida por el síndrome del ojo seco ocasiona que se deba parpadear de manera casi constante a fin de conseguir la humectación necesaria, pero tras no lograrlo esta acción repetida de mover los párpados puede causar dolor en los músculos que rodean al ojo al producirse el cansancio. También puede comenzar a dolor el ojo al aumentar la presión ocular por el roce.

Remedios caseros para tratar el síndrome del ojo seco

Los siguientes son algunos de los remedios caseros para efectivos para tratar el ojo seco, aportando lubricación natural y un efecto desinflamatorio para los ojos.

Pepino para lubricación

El pepino contiene la mayoría de sus nutrientes en el jugo que desprende. Este es un aliciente para los ojos y además los lubrica. Basta con colocarse las rodajas de pepino encima de los ojos semi abiertos durante cinco minutos. Se puede repetir el proceso tres veces en la mañana y antes de dormir.

No dejes de leer:
Qué sucede en tu cuerpo si dejas de comer harinas

Manzanilla

manzanilla ojos secos

En varias ocasiones hemos mencionado los beneficios de la manzanilla, y es que su efectividad también aplica para resolver problemas oculares, no importando si se trata de resequedad o inflamación. Para obtener sus beneficios para tratar la resequedad ocular se recomienda hacer lo siguiente:

En un caso se agregan 200 ml de agua y dos cucharadas de manzanillas (20 g/c). Se deja hervir y después de un tiempo se deja reposar hasta que esté tibia, ahora se utiliza una torunda de algodón y se aplica a cada ojo. Inicialmente se deben relajar los párpados y empaparlos con la infusión de manzanilla. Dejarlos así por unos tres minutos y luego retirar.

Suplementos vitamínicos

El síndrome del ojo seco viene precedido de una alteración en el sistema inmune, las defensas caen debido a una mala alimentación que aporta pocos nutrientes al cuerpo. Los antígenos se encuentran disminuidos y cualquier agente extraño puede provocar diversas reacciones en el cuerpo. Alimentarse bien puede evitar estas complicaciones.

Es aquí donde aplica la importancia de los alimentos ricos en Omega 3, el aceite de linaza contiene ácidos grasos que ayudan al correcto funcionamiento de las glándulas de Meibonio y que evitan la evaporación rápida de la lágrima. Los ácidos grasos ayudan a la regeneración macular y por tanto las cataratas no aparecen de inmediato.

Bolsitas de té negro

El té negro contiene una alta cantidad de antioxidantes que ayudan a combatir el síndrome del ojo seco. Para pode efectuar el tratamiento solo hace falta realizar una pequeña infusión. Hay que aplicar en los ojos cuando las bolsitas hayan bajado su temperatura. Se cierran los ojos y se aplica una bolsita por cada uno. Dejar así por 20 minutos.

Complicaciones ¿Qué debo hacer?

El síndrome del ojo seco provoca ardor y dolor, en sus etapas tempranas se puede combatir con estos remedios caseros, pero cuando la resequedad provoca grietas en la córnea (capa clara), el dolor aumenta intensamente y hay altas probabilidades de dañar la vista. En casos como estos es inminente una visita al especialista que en casos extremos realiza un proceso quirúrgico menor.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida

Imágenes: Shutterstock