remedios naturales

Cómo usar aceite de lavanda para bajar la ansiedad

La sociedad moderna ha hecho que la vida sea más estresante que nunca, así que todos nos sentimos un poco exhaustos a veces. Nos preocupamos constantemente por nuestro futuro, el trabajo, la salud, la familia, etc. Por lo tanto, la gente a menudo se siente ansiosa y no puede llevar una vida cotidiana normal.  Sigue el siguiente tip que te enseñara cómo usar aceite de lavanda para bajar la ansiedad.

Síntomas de la ansiedad

En el caso de la ansiedad severa, las personas se preocupan por demasiadas cosas sin una razón racional, lo que impide severamente sus habilidades y actividades normales en la vida.

En todo el mundo, pero especialmente en los Estados Unidos, el trastorno de ansiedad es la enfermedad mental más común. Sólo en los Estados Unidos, alrededor de 6,8 millones de adultos sufren de trastorno de ansiedad generalizada.

Además, las mujeres son más propensas a este trastorno que los hombres. La ansiedad aparece con mayor frecuencia en la adolescencia y sus síntomas tienden a intensificarse con el tiempo.

A veces, la depresión y la ansiedad pueden ser causadas por un desequilibrio neuroquímico en el cuerpo, como la falta de serotonina o dopamina.

Estos son los síntomas más comunes de la ansiedad en las mujeres:

• Percepción poco realista de los problemas
• Tensión muscular, y dolores en el cuerpo
• Tensión
• Preocuparse por tareas sencillas y cotidianas
• Fatiga
• Dolor de estómago y náuseas
• Incapacidad para relajarse
• Dificultad para concentrarse
• Urgencias frecuentes para ir al baño
• Irritabilidad y cambios de humor
• Dificultad para tragar
• Transpiración
• Síntomas de depresión
• Inquietud y estar “al borde” o fácilmente asustada
• Mareos o falta de aire
• Dolores de cabeza frecuentes
• Dificultad para quedarse dormido

No dejes de leer:
Excelente receta para fulminar un resfriado

En la mayoría de los casos, bajar la ansiedad se trata con benzodiazepinas como Xanax, Valium y Ativan. Sin embargo, estos medicamentos causan adicciones, por lo que cuando los pacientes se vuelven dependientes de estos productos químicos, desarrollan más saciedad psicológica y física, así como síntomas de abstinencia, si dejan de usarlos.

En algunos casos, el tratamiento de la ansiedad crónica o los ataques de pánico implica antidepresivos, que a menudo no logran resultados, pero causan efectos adversos graves.

Por otra parte, numerosos investigadores han sugerido que la lavanda es una hierba extremadamente eficaz para bajar la ansiedad.

Un estudio mostró que el aceite de lavanda es tan eficaz como algunos medicamentos farmacéuticos. Además, esta hierba, en forma natural o en extracto, no tiene potencial de dependencia o abuso y no tiene efectos sedantes.

Muchos otros estudios han confirmado los efectos beneficiosos del aceite de lavanda en el caso de la ansiedad, incluyendo:

• Trata síntomas de depresión
• Alivia la inquietud, el nerviosismo y el insomnio
• Ayuda en el caso de agitación relacionada con la demencia
• Es extremadamente útil en el caso de condiciones dolorosas e inflamatorias, así como migrañas y dolor en las articulaciones

Cómo usar aceite de lavanda para bajar la ansiedad

El Manual de Aceites Esenciales: Ciencia, Tecnología y Aplicaciones, Segunda Edición, afirma que ha habido una serie de ensayos clínicos que implican la inhalación de aceite esencial de lavanda que indican una reducción en el estrés y la ansiedad.

No dejes de leer:
La mejor manera de blanquear los dientes naturalmente

Un estudio utilizando aceite esencial de lavanda oral a través de cápsulas, encontró que la variación de la frecuencia cardíaca aumentó significativamente en comparación con el placebo mientras se observaba una película que provocaba ansiedad. Esto sugirió que la lavanda tenía efectos ansiolíticos.

Otras investigaciones demuestran la habilidad de la lavanda para reducir la ansiedad en pacientes sometidos a cirugía de derivación coronaria y en personas que visitan al dentista.

Puedes preparar el té de lavanda, sólo agrega 1 – 2 cucharadas de flores enteras secas a una taza de agua hirviendo, y déjalas remojando durante 10-15 minutos, Luego, cuélalo o utiliza un infusor de té antes de consumirlo.

También puedes conseguir las flores en forma de extracto. Deberás agregar 6 gotas de extracto de aceite de lavanda o 1/4 a 1/2 taza de flores de lavanda secas a tu agua de baño.

Este extracto también puede ser tomado por vía oral por adultos, o en cápsulas, aunque estás últimas son difícil encontrarlas  en las tiendas de alimentos de salud.

Asegúrate de consultar a tu médico antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento, a fin de determinar la dosis adecuada. Las cápsulas no deben ser tomadas por niños.

Precauciones

Si se combina con medicamentos farmacéuticos como ciertos antidepresivos, benzodiazepinas (Xanax, Ativan, Valium), o narcóticos como la codeína, el uso oral de lavanda, así como en el caso de la aromaterapia puede conducir a somnolencia.