remedios caseros Salud

Curar ampollas y rozaduras en los pies de manera rápida

pie ampolla rosadura

Que mal sienta llegar a casa después de una dura jornada con los pies hinchados y las típicas rozaduras que produce el calzado demasiado apretado, ya que lo que se supone que tendría que ser un tiempo de relax y comodidad se convierte en una pequeña tortura. Si te sientes identificado puede serte de utilidad conocer las formas más efecitvas de curar ampollas y rozaduras en los pies, donde podrás encontrar una serie de remedios caseros y 100% naturales para acabar con las ampollas de una manera rápida.

Curando nuestras ampollas con sal marina y lavanda

La sal de mar tiene una serie de propiedades calmantes que son muy adecuadas para rebajar la hinchazón de los pies, además de ayudarnos a curar cualquier pequeña herida, rozadura o infección. En cuanto a la lavanda, además de aportar un aroma agradable y fresco también es muy efectiva a la hora de aliviar la tensión de los músculos.

Para la elaboración de este remedio se necesita un cubo o palangana para introducir los pies que debemos cubrir de agua tibia. Añadimos dos cucharadas de sal de mar y 5 gotas de aceite de lavanda, que puedes adquirir sin problemas en cualquier herbolario o tienda naturalista. Tenemos que dejar que los ingredientes se mezclen con el agua y después sumergimos los pies en ella durante una media hora. Pasado este tiempo, nos secamos bien y nos ponemos unos calcetines, así conseguiremos mantener el tratamiento en nuestra piel durante más rato.

No dejes de leer:
¿Qué darías por no envejecer?

Manzanilla y romero para las rozaduras de los pies

El romero es uno de los mejores antiinflamatorios naturales que existen, además de un excelente tonificante que nos ayuda a mejorar la circulación de la sangre. Aplicado en nuestros pies nos proporcionará un alivio inmediato a la par que reducimos la hinchazón. También es un potente desinfectante, por lo que las heridas cicatrizarán antes. La manzanilla es otro gran tonificante y relajante natural, que va a ayudarnos a curar las ampollas y las rozaduras en conjunto con las propiedades del romero.

La elaboración es muy sencilla, al igual que en el caso anterior necesitamos un cubo lleno con agua no demasiado caliente, en suficiente cantidad para cubrir ambos pies. Hay que introducir un par de bolsitas de infusión de manzanilla o bien tres cucharadas de manzanilla seca y tres ramas de romero. Removemos bien para que estos ingredientes depositen sus principios activos en el agua. Luego, mantenemos los pies en remojo durante 20 minutos o media hora y posteriormente nos secamos.

Aloe vera para acabar rápidamente con las ampollas

El aloe vera o sábila es una de las plantas curativas con más reputación que existen. Sus propiedades van en consonancia a su fama, destacando su poder cicatrizante e hidratador. Para llevar a la práctica este remedio no tienes más que cortar una hoja de aloe vera, abrirla por la mitad y sacarle la pulpa o gel transparente, que es donde se concentran sus beneficios. Nos aplicamos esta pasta donde tengamos la rozadura o la ampolla y dejamos que actúe. En unas horas empezarás a notar como el dolor se reduce.

No dejes de leer:
Los beneficios de practicar Tai Chi

Redacción: Equipo de Vida Lúcida