Cocina Recetas

Haz tu propia leche de arroz o substituto de leche de vaca

Haz tu propia leche de arroz o substituto de leche de vaca

Elaborando nuestra propia leche de arroz

La leche de vaca no parece ser una buena opción para algunas personas con problemas de enfermedades causadas por intolerancias o alergias a los productos lácteos, o personas específicamente que luchan contra el cáncer. La leche de vaca es altamente mucogenica – lo que significa que hace que el cuerpo produzca una gran cantidad de moco que es donde al cáncer le gusta anidar, y las hormonas de crecimiento bovino rutinariamente dadas a las vacas no son en absoluto buenas para nuestro organismo.

Algunas industrias lácteas ofrecen leche fresca de vacas alimentadas con pasto a las que no se les da ningún tipo de hormonas – que es una mejor opción – pero al menos que la leche sea etiquetada como “cruda”, ésta ha sido pasteurizada y homgenizada, con procesos que destruyen sus nutrientes.

La leche de animales que son alimentados con pasto y a los que no se les dan ningún tipo de hormonas son mucho mejores opciones, pero todavía contienen una gran cantidad de proteínas de origen animal que no siempre son el mejor amigo del paciente con cáncer. Necesitamos proteínas animales para la vitamina B-12 y algunos otros nutrientes, pero realmente necesitamos estas proteínas en cantidades mucho menores por día que lo que un ciudadano promedio de un país industrializado consume normalmente.

No dejes de leer:
Cómo hacer unas papas a la francesa caseras

La leche de soja se recomienda a menudo en lugar de los productos lácteos, pero presenta algunos problemas para los que luchan contra los cánceres dependientes de hormonas: los fuertes fitoestrógenos de la soja pueden en realidad alimentar el cáncer de mama, y hay evidencia de otros fitoquímicos que alimentan el cáncer de próstata.

Leche de arroz integral llena bastante bien el vacío dejado por la ausencia de la leche de vaca y soja. Es muy rica en vitaminas del complejo B y otros nutrientes, y es maravillosa para cocinar y hornear, e incluso funciona bien tanto en cereales calientes y fríos. Debe ser una alternativa segura para los que luchan contra el cáncer, a excepción de los que desafortunadamente podrían ser alérgicos al arroz.

Haz tu propia leche de arroz o substituto de leche de vaca

Ingredientes

  • 1 taza de arroz integral cocido
  • 4 tazas de agua purificada/de filtro
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 cucharada de endulzante natural (o al gusto, opcional) puede ser, azúcar mascabado, estevia, etc.
  • Saborizante adicional (opcional, extracto de vainilla, de almendras, etc)
  • Ver: 10 endulzantes alternativos saludables al azúcar blanca refinada.

Método

  1. Coloca todos los ingredientes en la licuadora.
  2. Mezcla durante cuatro minutos hasta que quede muy bien molido
  3. Disfruta

Consejos:

  • Usa más o menos arroz, dependiendo de lo delgada o gruesa que quieras que sea tu leche de arroz. La leche de arroz estándar es más delgada que la leche de vaca común.
  • Añadir otros sabores y aromas como el chocolate también. Hace una gran alternativa a la leche de  chocolate.
  • Prepara arroz adicional con tiempo, sepáralo en porciones convenientemente (como una taza en cada bolsa) en pequeñas bolsas de plástico, asegurando con un clip y congelándolo. Sólo descongelar el arroz siempre que necesites hacer leche de arroz. Deja descongelar un poco y licua en una licuadora potente.
No dejes de leer:
Limpiar el cuerpo de toxinas con jugo de manzana y jengibre

Redacción: Vida Lúcida