Psicología Relaciones de pareja

¿La infidelidad se puede prevenir?

la infidelidad se puede prevenir

Atravesar por la infidelidad en una relación de pareja suele ser un trance bastante dañino y doloroso, muchas veces insuperable; la realidad es que no se trata de prevenirlo ya que no es una enfermedad o un mal que afecte de manera directa, sino que tiene más que ver con la integridad y la voluntad de ambos miembros de la pareja. Lo que hace surgir una inevitable interrogante: ¿Es posible prevenir la infidelidad?. La respuesta es sí, sí se puede prevenir la infidelidad.

Hoy en día la infidelidad ha tomado varios matices, la sociedad moderna ha incursionado en nuevas formas de ser infiel. Las redes sociales, las nuevas tecnologías e internet han abierto un abanico grande de posibilidades de infidelidad que ni siquiera es necesario dejar la casa para ser infiel; sumadas a las que ya conocíamos de antaño.

Esto sumado a la manipulación mental creada por medios de comunicación que promueven la infidelidad como si se tratara de un acto airoso y justificado, hace que las personas puedan sentir que ser infiel es algo necesario o incluso algo difícil de evitar, cuando en realidad no es algo difícil ni tiene que ver con superarse a sí mismo, sino más bien, saber exactamente lo que queremos y saber respetar al otro.

No dejes de leer:
La piedra - Reflexión.

¿La infidelidad se puede prevenir?

Diversos expertos coinciden que la fidelidad sigue siendo una cosa de voluntad, es decir es fiel el que quiere serlo. Sin embargo hay maneras de prevenir o alejarse de la infidelidad. A continuación abordaremos algunas cosas que debemos tener en cuenta para dialogarlas en pareja.

Preguntarse qué diría mi pareja si me ve
Todos tenemos la libertad de coquetear y ser libres en nuestros actos, pero nosotros también sabemos cuando no extralimitamos y cruzamos esa barrera de la insinuación. En estos casos podemos plantearnos una pregunta: ¿Qué diría mi pareja si me ve?, si la respuesta es que se sentiría defraudado o preocupado, seguramente estás yendo por mal camino y tu fidelidad peligra.

Coqueto o coqueta no es igual a coquetear
Muchas veces las infidelidades llegan por provocaciones que hacemos sin ser conscientes de que estamos atrayendo a alguien directamente. Tener un comportamiento coqueto se podría decir que es hasta normal y parte de la personalidad de cada uno; pero qué pasa si ese coqueteo va dirigido a alguien. Si caemos en cuenta que ese comportamiento “coqueto” está dirigido a una sola persona, alerta roja, la infidelidad está cerca.

Preguntarse qué estoy logrando con esto
Si nuestra actitud empieza a cambiar y apunta a una posible infidelidad es momento de preguntarte qué estás ganando con este comportamiento, qué ganas por cruzar la línea. Es por qué te sientes más poderoso o más sensual, quizás porque estás aburrido o le falta algo a tu relación. En la respuesta probablemente está la solución a esta actitud y antes de actuar reflexiona muy bien sobre loq ue tú estás haciendo por la relación, si no puedes seguir con tu pareja, es preferible dejarla y vivir lo que necesites vivir sin dañar al otro.

No dejes de leer:
Cuando yo era niño quise serlo por siempre

Hablar en pareja de los límites
Para algunos una actitud o comportamiento no es tomado con un acto de infidelidad, quizás algunos no vean nada de malo que su pareja chatee o hable con su ex, y para otros sea una gran traición. Es por eso que es importante establecer límites desde el principio, así no habrá malentendidos ni sentido de culpa en el futuro.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida