Enfermedades Jugos Medicina natural Salud

Licuados para vencer cándida, gripa e inflamación

Cuando estás a la carrera y sintiéndote mal, tienes que mantener las cosas rápidas y fáciles, por lo que tomar analgésicos para sentirse mejor es lo habitual. Pero mantenerlo real y natural es el camino a seguir a fin de asegurar una recuperación duradera. Escoge una de estas tres recetas de licuados en función de tus objetivos de salud para ayudar a combatir la cándida, la gripe y la inflamación, o simplemente mantener una salud básica.

Licuados para vencer cándida, gripa e inflamación

En nuestro camino a sanar nuestros padecimientos, es común recurrir a la medicina tradicional como remedio “rápido” para mitigar dolores, inflamación, o cualquier otro malestar que puede ser “parchado” en el momento para dejarnos hacer nuestras actividades diarias.

Así pues, recurrimos a los analgésicos, a los antiácidos, corticoides y otra serie de sustancias que, a la larga afectan nuestros órganos.

Siempre y cuando sea una enfermedad de paso o que puede ser tratada en casa, te sugerimos optar por remedios naturales que pueden ayudarte en estos padecimientos sin ningún efecto secundario.

A continuación te ofrecemos tres licuados que están diseñados para cada uno de los padecimientos enumerados, y que resultan eficaces si los tomas con anticipación y continuidad.

1. Licuado para el resfriado y gripe con jengibre

Receta: Jugo con una 1 pulgada de jengibre fresco, jugo de 1 naranja recién exprimida, jugo de 1 pomelo recién exprimido.

No dejes de leer:
10 razones para beber agua de coco que probablemente no sabías

Beneficios: El jengibre fresco tiene propiedades anti- virales y la vitamina C que prevalece en ambos zumos de naranja y pomelo, puede reducir la frecuencia de la gripe común. En conjunto, la trifecta crea un elixir anti resfriados y gripe – que va a servirte durante todo el año. Tómalo cada mañana con el estómago vacío.

2. Licuado para la inflamación con cúrcuma

Receta: ½ taza de agua de té de manzanilla, ¼ cucharadita de cúrcuma (mezclado hasta su disolución), ¼ de cucharadita de miel de abejas pura (mezclado hasta su disolución) , jugo de ½ limón.

Beneficios: Se ha demostrado que la cúrcuma mantiene más poder anti-inflamatorio que el jengibre, que es famoso en este papel. Debido a que el gusto de la cúrcuma no es muy atractivo, la miel actúa como un edulcorante y un agente anti -inflamatorio – por no hablar de sus cualidades anti- bacterianas. El limón es ampliamente conocido como un astringente para el cuerpo y lleva sus propias ventajas antiinflamatorias.

3. Licuado cándida con ajo fresco

Receta: 1 cucharadita de jugo de ajo fresco (o 1 aplastado / o picado), 1 gota de aceite de orégano, jugo de ½ limón, agua suficiente para llenar el resto de un vaso. Cómo hacer Aceite de Orégano es este artículo – haz click AQUÍ

No dejes de leer:
10 Alimentos saludables que te ayudan a bajar grasa abdominal

Beneficios: Este va caer con fuerza, pero tu cuerpo lo quiere, confía en mí. El aceite de orégano es fuerte, pero, es muy desintoxicante y combate la cándida.

La cándida es una condición que resulta del crecimiento excesivo de levadura (bacterias) en tu sistema (particularmente frecuente entre las mujeres), y puede causar acné, distensión abdominal y letargo, entre otros síntomas. El limón es altamente alcalino después de que entra en tu cuerpo y ayuda a restaurar el equilibrio ácido.

La cándida prospera en un ambiente ácido, por lo que el limón ayuda a crear un lugar atractivo para que no pueda vivir y crecer. Y por último, pero no menos importante, es el ajo. También tiene propiedades anti- cándida aunque hará este brebaje un poco menos tolerante, pero que no debes dejar.

No dejes de agregar estos licuados a tu dieta para una salud óptima y ayudarte a prevenir estas y otras enfermedades. Sin embargo, si tus molestias persisten, no dejes de hacerte evaluar por un profesional para descartar un padecimiento más serio.

Investigación y redacción Vida Lúcida