Salud

Los antidepresivos podrían causar daño al corazón, el cerebro y los huesos

Los números pueden sorprenderte, pero una de cada seis personas, tan sólo en E.U., toma algún tipo de droga psiquiátrica, y la mayoría son antidepresivos. Los antidepresivos sólo se prescriben para la depresión. Pero también están siendo utilizados para tratar la ansiedad, el insomnio y el SPM, entre otras dolencias. Mientras que los antidepresivos pueden ayudar -inicialmente- a las personas que sufren estos problemas de salud, también pueden causar otros síntomas a la superficie.

Mujer tomando antidrepresivos

Los antidepresivos dañan el cerebro y corazón

Los supuestos beneficios de los antidepresivos, han estado en la mira desde hace bastante tiempo en el mundo de la salud, y la facilidad de recetarlos como dulces a pacientes que necesitan una solución rápida y fácil, plantea esta pregunta, ¿Es realmente útil la medicación para la depresión?

A lo sumo, los resultados tangibles que sienten los pacientes son comparables a lo causado  tras el consumo de pastillas de azúcar. Es decir, el medicamento en sí no hace prácticamente nada para mejorar el estado de ánimo del paciente directamente. Pero en el peor de los casos, los antidepresivos causan disminución de la estabilidad mental. 

Estos medicamentos, pueden llegar a hacer aún más vulnerables a las enfermedades mentales más graves. En los estudios más recientes, se ha puesto en evidencia de que los antidepresivos causan problemas en las arterias principales. Las investigaciones apunta en concreto, a un aumento del espesor del revestimiento de la arteria carótida en hasta un 5% en hombres, aumentando así el riesgo de enfermedad cardíaca, sustancialmente poniendo más presión sobre el corazón.

Esto ocurre cuando se toman los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS, la principal forma de antidepresivos), así como los antidepresivos que afectan a otros productos químicos en el cerebro. La evidencia no es completamente concreta, pero apunta hacia el cambio de la serotonina en el cuerpo causado por los medicamentos.

antidepresivos dañan cerebro

Otro estudio realizado en mujeres que han pasado por la menopausia dio a conocer que las mujeres que toman una variación de los antidepresivos, tenían hasta un 45% más de probabilidades de sufrir daño cerebral, causando más probabilidades de un accidente cerebrovascular. Este mismo estudio también encontró que las tasas de mortalidad de las mujeres aumentó, mientras aumentaba también, un 32% más de los fármacos en el mercado.

Otros efectos secundarios documentados son mucho más prominentes, pero ciertamente no menos perjudiciales para la salud. Esto incluye: pensamientos suicidas / homicidas, así como un mayor riesgo de diabetes, una mayor posibilidad de muerte fetal, disminución de respaldo al sistema inmunitario y densidad ósea reducida – resultando en un mayor riesgo de fracturas, sobre todo en la columna vertebral.

También hay algunos riesgos a largo plazo con el uso de estos medicamentos: convertir la depresión unipolar en depresión bipolar, y una disminución general cognitiva en la mayoría de los pacientes. La pérdida total de su capacidad mental, deberían ser suficientes para levantar una bandera de advertencia.

Disminución de nutrientes inducida por antidepresivos

Otra mirada en las investigaciones han demostrado que, los antidepresivos, tienen la capacidad de agotar el cuerpo de nutrientes críticos de varias maneras diferentes. Pueden promover una mayor excreción de nutrientes, causando una mala digestión, absorción y almacenamiento de nutrientes. Eventualmente, este proceso puede resultar en deficiencias nutricionales, que pueden causar síntomas adicionales y aumentar los efectos secundarios de la medicación.

No dejes de leer:
10 deficiencias de nutrientes que pueden causar depresión

Hay un problema importante cuando se trata de la depleción o disminución de nutrientes inducida por fármacos y antidepresivos: las deficiencias de nutrientes pueden ser una de las principales causas de la enfermedad mental. Si a alguien que está luchando con depresión, ansiedad u otra enfermedad mental, debido en parte, al agotamiento de nutrientes, se le prescribe un antidepresivo, la medicación tiene el potencial de agotar aún más los nutrientes de su cuerpo, empeorando los síntomas.

El agotamiento de los nutrientes requiere tiempo, lo que significa que un paciente, puede incluso, desarrollar nuevos síntomas o efectos secundarios, meses o incluso años, después de iniciar un medicamento. Esto hace que la conexión entre el medicamento original y los nuevos síntomas, sea difícil de diagnosticar.

Los nuevos síntomas pueden conducir a una nueva prescripción que agota aún más los nutrientes del cuerpo y una vez más, empeora los síntomas. Esto puede crear una espiral descendente consistente en múltiples medicamentos para muchos síntomas mal entendidos o difíciles de explicar.

antidepresivos disminuye la coenzima q 10

Nutrientes clave agotados por los antidepresivos

1. Coenzima Q10 (CoQ10)

La coenzima Q10 desempeña un papel clave en la producción de energía. Es una molécula que se encuentra en cada célula del cuerpo. También es un antioxidante que ayuda a proteger el cuerpo y el cerebro de los daños causados ​​por los radicales libres. Estudios demuestran que varios diversos medicamentos psiquiátricos, incluyendo antidepresivos y antipsicóticos, agotan CoQ10. Los niveles bajos pueden causar niebla cerebral, fatiga mental, lapsos de memoria, depresión e irritabilidad. Otros síntomas incluyen aumento de la presión arterial, calambres musculares, azúcar en la sangre y dificultad para respirar.

Los alimentos ricos en CoQ10 incluyen cacahuetes, semillas de sésamo, aceite de soja, naranjas, fresas y brócoli.

2. Magnesio

El magnesio está implicado en más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo, incluyendo el neurotransmisor, la enzima y la actividad hormonal. Bajos niveles de magnesio puede tener un enorme impacto negativo en el estado de ánimo y la función cerebral. Los niveles adecuados de magnesio en el cuerpo reducen la ansiedad, la depresión y la irritabilidad.

Investigaciones han demostrado que muchos antidepresivos y estimulantes, agotan el magnesio del cuerpo, aumentando las posibilidades de desarrollar una deficiencia. Una deficiencia de magnesio puede causar aumento de la presión arterial, insomnio, migrañas, náuseas, ritmos cardíacos anormales e incluso convulsiones.

Los alimentos ricos en magnesio incluyen almendras, espinaca, cacahuetes, frijoles negros, edamame, aguacates y plátanos.

3. Vitaminas B

La B2, B6, B12 y folato están entre las vitaminas B, que pueden ser agotadas por medicación psiquiátrica. La vutamina B2, desempeña un papel clave en el metabolismo energético. Los niveles bajos pueden conducir a la energía baja, el aumento de peso y los problemas de la tiroides. Niveles más bajos de B2 se han encontrado en personas con depresión, lo que hace que una receta para la medicación psiquiátrica sea aún más peligrosa.