Consejos Salud Tratamientos

Mantener las rodillas sin dolor

mantener las rodillas sin dolor

Tras años de llevarnos a todas partes, las rodillas a veces pueden empezar a quejarse con crujidos, dolor y rigidez. Para mantener las rodillas sin dolor puedes seguir una serie de consejos muy prácticos que podrás comenzar a poner en práctica desde tu propio hogar.

Causas del dolor de rodillas

Entre las causas más habituales están la osteoartritis, sobre todo en una edad avanzada, el sobrepeso y lesiones como los desgarros de ligamentos y la tendinitis. Por supuesto, la medida ideal es prevenir los trastornos de las articulaciones, y la mejor manera de hacerlo es el control de peso.

Una pérdida de sólo 7 kilos puede disminuir a la mitad el dolor de rodillas en personas artríticas con sobrepeso. “He comprobado que el ritmo de deterioro en personas con problemas de rodillas se reduce drásticamente al perder peso”, afirma John Reveille, profesor de medicina del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas.

Cómo mantener las rodillas sin dolor

Éstas son otras estrategias que pueden ayudar para evitar el dolor de rodillas y poder conseguir que tus piernas no sufran el desgaste por caminar de mala manera, levantarte en malas posturas, y que puedas tener una mejor calidad de vida.

Revisa tus pies

Algunos problemas de las rodillas se originan por una biomecánica deficiente. “Las personas que empujan los pies hacia fuera al caminar o correr, desarrollan un dolor en la rodilla que no necesariamente implica un daño”, dice el doctor Reveille.

Acude a una buena tienda de zapatos deportivos y pídele al empleado que evalúe tu manera de caminar y revise el patrón de desgaste en tus zapatos. Una terapia ortopédica o física puede ayudar, y el malestar debe desaparecer.

Crea músculo para fortalecer las rodillas

Mantenerte activo puede construir músculo protector de las rodillas. “Una articulación con músculo alrededor, tiene mayor probabilidad de absorber la tensión”, dice el doctor Reveille. Pero evita ejercicios como las sentadillas y el trote.

No dejes de leer:
Masticar bien la comida puede ayudarte a bajar de peso.

Aplica hielo o calor a tus rodillas

“El hielo es un analgésico natural”, dice Wayne M. Goldstein, profesor de ortopedia de la Escuela de Medicina de la Universidad de Illinois, en Chicago. “Ayuda a reducir la inflamación”.

Usa el hielo para dolores agudos y ocasionales, y el calor para dolores crónicos. Existen alternativas naturales a los antiinflamatorios como el ibuprofeno, que pueden ser de ayuda para este problema si los incorporas a tu dieta más seguido. VER 6 Alternativas naturales al Ibuprofeno

Ejercicios sencillos para fortalecer los músculos que rodean las rodillas

Conseguir unos cuádriceps fuertes y unos isquiotibiales que sepan responder es esencial a la hora de mantener unas rodillas en perfecto estado y libres de dolor.

Para conseguirlo lo que necesitamos es trabajar los músculos que rodean las rodillas, y la mejor manera de conseguirlo es a través de un ejercicio sencillo para el que simplemente utilizaremos nuestro cuerpo y unas mancuernas que sujetaremos con cada mano para ofrecer una resistencia a la hora de ejecutar el ejercicio.

Cómo realizar el ejercicio para fortalecer las rodillas

entrenamiento ejercicio para mantener las rodillas sin dolor

Para comenzar con este ejercicio nos colocaremos de pie mirando al frente con una mancuerna en cada mano. Lo que haremos será llevar una de las piernas hacia atrás lo máximo que podamos, de modo que la otra quede por delante doblada por la rodilla.

Es importante que la rodilla no sobrepase al doblarse la punta del pie, ya que de este modo lo que sucederá es que toda la tensión del ejercicio la llevará la articulación, siendo esto precisamente lo que queremos evitar con este ejercicio.

No dejes de leer:
Los beneficios de la lactancia materna

Posición del ejercicio

Partiendo de esta postura lo que haremos será mantener la espalda recta y los brazos cada uno a un lado sin moverse mientras estamos realizando el ejercicio.

La manera de hacerlo es sencilla, simplemente debemos doblar la rodilla de la pierna que tenemos más atrás sin llegar al suelo, de modo que subamos y bajemos nuestro cuerpo mediante la acción de las piernas. Esto lo que implicará será un trabajo muscular elevado que nos ayudará a fortalecer las piernas.

Este movimiento lo debemos realizar de diez a doce veces con ambas piernas, ya que cuando acabemos una serie la realizaremos con la otra pierna para mantener un equilibrio perfecto que nos ayudará a conseguir los objetivos que nos proponemos.

Es muy importante controlar la colocación de las piernas a lo largo de todo el ejercicio y de mantener el equilibrio para no tambalearnos de un lado a otro con la carga. Para ello lo más aconsejable es comenzar con nuestro propio peso para después poco a poco añadir carga.

Beneficios del ejercicio para aliviar el dolor de lasa rodillas

Este ejercicio nos ayudará a conseguir unas rodillas más resistentes y fuertes mediante el trabajo de los músculos que las rodean. De este modo podremos afrontar las rutinas y los ejercicios en los que se ven implicadas mucho mejor.

Pero eso sí, no debemos descuidar la alimentación ni el equipamiento que utilizaremos a la hora de hacer ejercicio, pues el calzado es fundamental para evitar el impacto que se produce al pisar en el suelo y que afecta a las rodillas.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida